Facebook CNT Pto.Real

martes, 7 de mayo de 2013

SI ESTO ES MENTIRA POR LA FUENTE DE INFORMACON - QUE SE DESMIENTA


SI ESTO ES MENTIRA POR LA FUENTE DE INFORMACION -  QUE LO DESMIENTAN

LOS SINDICATOS GESTIONABAN LAS AYUDAS DE LOS  ERE POR TELEFONO

El asesoramiento que realizaban los sindicatos para apagar conflictos laborales a costa del dinero público de los ERE pocas veces seguía los cauces oficiales. Dos buenos ejemplos de este rudimentario «modus operandi» con el que la Consejería de Empleo despachaba ayudas, previa indicación de los sindicatos, es el de las empresas Papacor y Carpintería Pérez Fuentes, ambas en apuros y ubicadas en Jerez, que recibieron 12.021 y 25.000 euros, respectivamente, durante 2009. Al frente de la Consejería se hallaba el también jerezano Antonio Fernández (2004/10), imputado por la juez Mercedes Alaya.

Su director general de Trabajo, Juan Márquez, autorizó el pago de prejubilaciones en ambas empresas pocos meses después de que dirigente de Comisiones Obreras en Jerez, José Manuel Trillo, ayudas a Fernández, primero, por vía telefónica y, después, a través de un fax enviado desde la sede del sindicato. El descontrol y la arbitrariedad continuaron tras la marcha del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, señalado por el Gobierno andaluz como único artífice de todos los desmanes.

 Bastó con descolgar el teléfono para que la maquinaria de la Administración se pusiera en marcha con celeridad, prácticamente dinero en mano. Para evitar los mecanismos de fiscalización, la Junta había ideado un atajo, el convenio del 17 de julio de 2001, que le permitió resolver de forma ágil los conflictos laborales que amenazaban la paz social de la comunidad.

El caso de Papacor resulta ilustrativo del papel clave desempeñado por los sindicatos como «conseguidores» de ayudas. Gracias a las gestiones del sindicato, Papacor logró el 3 de agosto de 2009 una ayuda excepcional de 12.021 euros para prejubilar a nueve empleados (la mitad discapacitados). La empresa se dedicaba al envasado de patatas naturales y no podía atender su cartera de pedidos por falta de liquidez.

De todos estos problemas da cuenta José Manuel Trillo, quien dirigió CC.OO. en Jerez durante más de 35 años, a su paisano Antonio Fernández. Así se desprende de un fax enviado por Trillo el 30 de diciembre de 2008 al consejero. La carta comienza así: «Estimado Consejero: Como ya habláramos telefónicamente, necesitaría lo antes posible que remitieras certificación de las subvenciones de las empresas Cafetería La Vega y Centro Especial de Empleo Papacor».

En el caso de Carpintería Pérez Fuentes, Trillo también actúa de mediador. Pero es el responsable de la empresa, Alfonso Pérez Galisteo, quien el 27 de julio se pone en contacto por carta con el consejero para que acuda en su rescate económico. «Me dirijo a Usted, después de haberlo hecho el Secretario General de CC.OO., Don José M. Trillo Marín, quien le había comunicado la falta de liquidez que tengo para hacer frente a los pagos de la nómina de los meses de junio y posiblemente julio». «Por este motivo —continúa— necesitaría de una ayuda estimada en unos 20.000 euros que sería destinada íntegramente al abono de estas mensualidades a mis empleados y la Seguridad Social de estos mismos meses». Juan Márquez firmó sendas órdenes concediéndoles las ayudas en agosto de 2009: 12.021 euros para Papacor y 25.000 para Carpintería Pérez, que se transfirieron a sus respectivas cuentas pocas semanas después.

No hay comentarios: