Facebook CNT Pto.Real

domingo, 10 de abril de 2016

DEMOCRACIA S.A. PAPELES DE PANAMA


Democracia S.A. Papeles de Panamá

Ahora otro caso sobre este sistema y esta democracia podrida, desde sus cimientos. Ya de que nos sorprendemos…

La corrupción es el alma del capitalismo. La mecánica de intercambios económicos, comisiones, márgenes de beneficios, subvenciones, competitividad y otras formas de mercantilismo interesado en las transacciones propias entre empresas y agentes que sirven al capital es una práctica cotidiana en la que se sustenta este sistema del que tan solo se benefician los mejor dotados para la rapiña, el expolio, la explotación, el saqueo y el gansterismo, por citar algunas “cualidades”.

Las organizaciones políticas son el medio natural por el que se organizan, en esta sofisticada era capitalista, toda clase de depravados, corruptos, criminales, y sicarios, y que vienen a sustituir la clásica organización mafiosa. Una vez acceden al poder y las esferas institucionales del estado, con el voto de cómplices e incautos y menesterosos,  con su”mayoría parlamentaria “promulgan las leyes a sus intereses y conveniencia.  Esto es así, y lo padecemos cada día. Cualquier ciudadano del mundo.

Cualquier operación en la que intervenga el dinero pone a prueba a sus protagonistas. Y vemos las fatales consecuencias. Nada edificantes ni ejemplarizantes. No hay nada que aprender de los “valores” que pretenden imponernos en esta especie de democracia. Prevalece el dinero y la codicia por encima de cualquier derecho humano y la misma vida de sus víctimas. Esta “democracia” capitalista es un dulce envenenado para el pueblo y los ciudadanos.

Y no es que ahora la corrupción y la criminalidad de los detentadores del poder, cualesquiera sean, este en auge. Tan solo es más visible, siempre ha sido así. El Estado cada vez necesita más recursos productivos de los ciudadanos para mantener el alto costo económico del ejército de parásitos sociales que necesita para sostenerse. Es por ello que lo defienden desde banqueros hasta los políticos que ansían vivir de los esfuerzos del pueblo a costa de “representarlos”. Y consiguen en una legislatura hacerse ricos. Aparte de lo que han cobrado por votos, escaños, representaciones en entidades financieras a las que han contribuido al desfalco, y además obtienen subvenciones millonarias. Cuando está demostrado que tan solo los servicios públicos son realmente necesarios.

El sistema nos está pudriendo, porque no tiene nada constructivo que enseñarnos. ¿El sistema educativo? Ya se ven los valores que mueven a la sociedad… Es alarmante que muchos quieran ser como ellos.

No puede ser que una camarilla de ignorantes e indocumentados intenten suplir el necesario y verdadero conocimiento de científicos, intelectuales y profesionales capacitados. Podemos cubrir nuestras necesidades más elementales sin esta abominable maquinaria en la que tan solo somos piezas de repuesto. Nunca civilización alguna ha tenido tan altas cotas de bienes y recursos, y nunca el ser humano ha sido tan humillado y desechado.

La miserias y penalidades que estamos padeciendo son gratuitas. Podemos prescindir y aplicar nuevos métodos, nuevas formas de conducirnos en nuestras relaciones sociales en un nuevo modelo de organización en todas la aéreas de nuestra vida. Pero ha de ser al margen de este sistema y las organizaciones que lo representan y fortalece.

Mi reflexión en estos turbios problemas interminables. No se acabara la corrupción ni tanta ignominia, por mucho que estos depravados acaben ante un juez, que a veces proceden por su propia ideología. A la mala hierba hay que arrancarla de raíz. Hasta desterrarlos lejos de este país y de las vidas de las personas decentes y honestas que luchan por sobrevivir.

Ver la investigación periodística  Todo sobre Los papeles de Panamá

 

José Caballero I.

No hay comentarios: