Facebook CNT Pto.Real

jueves, 17 de noviembre de 2016

ROMAN DELGADO - ANARQUISTA GALLEGO


Román Delgado  -  anarquista gallego

 El 16 de noviembre de 1952 muere en México el militante anarquista Roman Delgado Monteagudo. Había nacido el 2 de febrero de 1894 en Ferrol (La Coruña, Galicia). En 1910 tuvo una participación destacada en la creciente conflictividad sindical que se produjo en Ferrol; primero en abril, cuando intervino en un mitin con motivo de la huelga de los peones y mollejas del dique y, después, durante el otoño, participando en diversos actos durante la huelga de los forjadores, todavía, en noviembre de 1910, formó parte del comité de huelga de los ferroviarios de Ferrol, siendo perseguido por las autoridades para "incitar a los obreros a la rebeldía". Ese año fue detenido, con un hermano suyo, para colocar los talleres esquelas con el nombre de algunos mandos intermedios de la «Sociedad Española de Construcción Naval», práctica ésta habitual en la época para denucniar los abusos que los maestros realizaban los operarios.

A finales de 1911 participó, con el compañero libertario Saturnino Hermida, en la fundación del Centro Obrero de Cultura y Beneficencia (COCB) de Ferrol. En 1912 organizó las suscripciones de solidaridad con los prisioneros políticos y también las de ayuda para unos libertarios mexicanos encerrados en los Estados Unidos: los hermanos Flores Magón y Librado Rivera, entre otros. En 1913 realizó movilizaciones contra la represión en Argentina. Huyendo de la persecución de las autoridades españolas fue a Cuba, pero fue expulsado de ese país - junto con Juan Tenorio y Vicente Lípiz - en 1915 por haber incitado a los obreros del azúcar de Camaguey y de Guantánamo a la huelga y tuvo que devolver de nuevo en España. Más tarde se instaló en San Antonio (Texas, EEUU), donde entrará a formar parte de un grupo magonista a principios de 1916.

Comisionado en abril de 1916 para viajar a Tampico (México), junto con Ricardo Treviño, con el fin de fortalecer la organización de los trabajadores del petróleo, terminó instalando en ella, colaborando en la central sindical revolucionaria "La Casa del Obrero Mundial» (COM) y encontrando un trabajo de soldador en el departamento de parafina de la refinería la compañía petrolera "El Águila", además de delegado de la COM en la empresa. A consecuencia de estas actividades fue detenido junto con altas 10 trabajadores y llevados a la cárcel de Queretano, donde permaneció encerrado 49 días, hasta que fue liberado en junio de 1916. Además de impartir conferencias en la sede de la COM, participó activamente en las charlas populares que cada domingo se organizaban en la plaza de La Libertad. Para evitar la deportación, en agosto de 1916 huyó y se estableció en Nueva York, donde creará el «Grupo Germinal», con Jorge D. Borrani, J. Iglesias, Juan Rodríguez, Ventura Mijón, Herminio González y otros, de ideología magonista, y que editará el periódico Germinal.

 También fue fundador del grupo anarquista y magonista "Los Hermanos Rojos", que publicaba el periódico Germinal (segunda etapa) y del que llegará a ser editor. Además de esta publicación escribirá en Tribuna Roja, Germinal, Vida Libre, Sagitario y Avante. Fue una figura clave en las huelgas generales de 1917 en su sector petrolero y fue denunciado por el cónsul norteamericano Claude E. Dawson, que lo consideraba uno de los agitadores más peligrosos del movimiento huelguístico, ante las autoridades de Tampico. En 1921 regresó a México, instalándose en Ticomán con su compañera Atanasio Rojas, con quien tuvo dos hijas (Armonía y Vida). A Ticomán montó una granja y se adhirió a la Confederación General del Trabajo (CGT). A principios de 1925 hizo contacto con José Miño, anarquista gallego emigrado a México, y que hizo de anfitrión del grupo de Buenaventura Durruti y de Francisco Ascaso en su gira revolucionaria para América Latina.

 Miño fue el encargado de recoger Durruti y Ascaso en Veracruz, cuando éstos huyeron de Cuba secuestrando un pesquero y perseguidos por las autoridades; José Miño llevó a México y la granja de Román Delgado en Ticomán, donde tras la asalto a una fábrica, los revolucionarios abandonaron México, dejando antes una buena cantidad de dinero para la fundación de una escuela racionalista y para la publicación del periódico de la CGT. En marzo de 1933 fue nuevamente deportado, en aplicación del artículo 33 de la Constitución - junto con José Fontanillas Rión y Juan García, argentino, que fue expulsado en Honduras -, embarcado en Veracruz en un barco alemán hacia España, por haber asistir a una conferencia de Rafael Quintero en los locales de la Federación Local de Grupos Anarquistas de México, pero gracias a las gestiones de sus cuñados, pudo volver a México ese mismo año.

 Finalmente México le dará la nacionalidad, país donde permanecerá hasta su muerte.

No hay comentarios: