Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 26 de agosto de 2015

TRAGSA Y MINISTERIO APUNTAN - SEPI DISPARA


Tragsa y Ministerio apuntan, SEPI dispara

Tras las declaraciones del presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, en las que transmitió que no ve “muy de recibo” que las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) pidan un aumento salarial en torno al 20 o el 30%, durante su comparecencia de presentación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016.

Los trabajadores de la BRIF nos vemos en la obligación de contestarle que, ante la carencia real de valorar nuestro trabajo, usted se ha descubierto la máscara haciendo notar que su único objetivo e interés se basa en sus porcentajes económicos. Sin embargo de nuestro trabajo, salud y vida, no entiende ni quiere entender. Así mismo, usted junto con su equipo de trabajo, tampoco entienden la realidad de nuestro día a día, de nuestro tan necesario servicio prestado a la sociedad.

Si bien es triste que solo le preocupen los porcentajes, le animamos a que hable de números reales. Entonces lo entenderá todo, porque tratara unas cifras tan ridículas, que le harán sentir vergüenza ajena. Sobre todo cuando según sus declaraciones ha anunciado que “en 2016, el Grupo SEPI logrará un beneficio neto de 171 millones de euros”.

Aquello que los miembros de la BRIF solicitamos no es una subida de la masa salarial exclusivamente, sino que con esta negociación en la que se nos ha empojado a convocar una huelga indefinida a causa de las constantes negativas a nuestras reivindicaciones, buscamos alcanzar el reconocimiento de un oficio o profesión. Con todo lo que ello conlleva. Si hasta ahora no ha sido valorado como tal, en todo caso, ese no será problema de los trabajadores ni  de los porcentajes. Aquí hablamos de futuro y dignidad y eso es, lo que no están dispuestos a darnos, y lo que nosotros no nos vamos a dejar arrebatar.

Cabe citar, que el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, recibe un sueldo superior a 200.000 € brutos anuales con un curriculum académico incompatible a dicho cobro. Sin embargo se digna a nombrar nuestro incremento salarial. ¿Acaso no es razonable que por exponer nos asumiendo riesgos y nuestra salud ante una emergencia estemos cobrando 16.600 € brutos al año? Siendo que no se trabaja todo el año y teniendo en cuenta que de dicha cantidad, si aplicamos las deducciones fiscales se traduce en unos 900 € netos mensuales.

Llegados a este punto donde el mayor y principal problema, es que las elites no quieren ni desean hablar nuestro idioma, y lo peor, que no quieren hacer por entenderlo. No nos queda otra que repetirlo más alto, pero no más claro. No somos mercancía ni un número. Somos profesionales que asumimos muchos riesgos para velar por las vidas, los bienes y los bosques. Nosotros cuidamos vidas, ellos descuidan y menos precian la nuestra.

¡Aquí no hay miedo, aquí hay dignidad!


No hay comentarios: