Facebook CNT Pto.Real

sábado, 1 de agosto de 2020

AERNNOVA REDUCIRA 650 EMPLEOS EN LAS PLANTAS DEL ESTADO


Aernnova reducirá 650 empleos en las plantas del Estado y 300 en las de fuera

LA EMPRESA AERONÁUTICA SE ENFRENTA A UNA CAÍDA DE LA PRODUCCIÓN DEL 40% EN LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS LA CARGA DE TRABAJO SE REDUCIRÁ AL MENOS EL 30%

XABIER AJA / BILBAO 27.07.2020 | 12:40

Planta de Aernnova en Berantevilla Efe

Las olas de la tormenta generada por la pandemia de coronavirus están llegando a las empresas vascas una tras otra y con efectos terribles en el empleo. La compañía fabricante de estructuras aeronáuticas Aernnova es la última, por ahora, en plantear un importante ajuste laboral que podría afectar al 20% de su plantilla total, en concreto a 950 trabajadores, de ellos unos 650 en las plantas que la empresa alavesa tiene en el Estado español.

La tremenda crisis por la que atraviesa casi toda la industria ligada al transporte y la movilidad, uno de los segmentos más afectados por las restricciones de los viajes en todo el mundo para evitar la propagación del covid-19, se plasma claramente en el sector aeronáutico.

Como ya citaban este fin de semana en DEIA fuentes del sector aeronáutico vasco "estamos en medio de la tormenta perfecta". Las compañías aéreas, principales demandantes de aviones comerciales, avisan de una caída del tráfico aéreo del 55% este año y las última noticias, –como la restricción del Reino Unido a los vuelos con España por el temor a los rebrotes del coronavirus–, no invitan al optimismo.

En la misma línea, los dos grandes grupos fabricantes de aeronaves comerciales en el mundo, la europea Airbus y la norteamericana Boeing, ya avisan de un recorte de la producción de entre el 40% y el 50% durante al menos dos años.

Además, en este contexto de demanda débil, la presión a la baja sobre los precios va a ser importante y las compañías vascas, proveedores de primer nivel de los dos grandes fabricantes de aviones citados, no solo se enfrentan a una caída notable de los pedidos sino, probablemente, a un estrechamiento de los márgenes en lo que se venda y a una reducción significativa de los ingresos durante una temporada. Dura realidad que los sindicatos con presencia en las grandes compañías vascas del sector como la citada Aernnova e ITP Aero no pueden obviar.

HACIENDO DEBERES

Aernnova es una compañía que al igual que ITP Aero estaba haciendo los deberes: Internacionalizarse, aumentar de dimensión, invertir en I+D+i y diversificarse. La empresa alavesa es uno de los proveedores de primer nivel internacional en el diseño y producción de aeroestructuras –alas, estabilizadores, fuselajes...– para los fabricantes de aviones.

La diversificación de programas es clave para reducir los riesgos de decisiones como la que adoptó la empresa Airbus hace un año de cancelar la producción del mayor avión de pasajeros del mundo, el A-380, para el que Aernnova suministraba la estructura metálica del fuselaje trasero desde su fábrica alavesa de Berantevilla, con una plantilla de 450 personas.

Y esa diversificación y necesidad de ganar tamaño en un mundo con dos grandes clientes, –porque Bombardier se había acercado a Airbus y Embraer, un cliente tradicional de la compañía vasca, a Boeing–, habían llevado a Aernnova a adquirir una compañía en el Reino Unido en 2019.

Aernnova, una empresa cuyos últimos datos oficiales muestran unas ventas anuales de 683 millones de euros y un beneficio de 47 millones, cerró a finales del pasado año la compra de la firma Hamble, la división de aeroestructuras británica de General Electric. Esa nueva filial para entrar en el mercado británico, uno de los más importantes del sector en el mundo, emplea a 700 trabajadores y aportaba una facturación de unos 180 millones de euros con lo que la compañía vasca estaría cerca de los 900 millones de facturación sin la irrupción del covid-19.

El desplome del número de vuelos ha reducido al mínimo la carga de trabajo y de pedidos de compañías como la vasca. De hecho, en la planta de Aernnova en Berantevilla, la principal fábrica que tiene el grupo vasco en el País Vasco para construir estructuras aeronáuticas, alrededor de 260 trabajadores de una plantilla de 450 se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta final de año.

MENOS CARGA DE TRABAJO

Ahora, la realidad es que el fabricante de estructuras aeronáuticas prevé que la pandemia de coronavirus reduzca hasta un 40% su carga de trabajo este año porque los fabricantes de aeronaves han recortado drásticamente sus pedidos. En línea con esta situación, Aernnova ajustará un 20% su plantilla, ahora integrada por 4.500 empleados repartidos en catorce fábricas, centros de investigación y oficinas en siete países.

AERNNOVA

Facturación. El grupo vasco factura unos 683 millones de euros, –sin contar la británica Hamble, comprada en el último trimestre de 2019 y que aportaba unos 180 millones–, con unos beneficios de 47 millones de euros, resultados de 2018.

Sector. Las aerolíneas calculan una caída del 55% en el tráfico aéreo mundial en 2020 y los fabricantes de aviones, como Airbus, han anunciado una reducción de la producción de entre el 40 y el 50% en los dos próximos ejercicios

PLANTILLA

20% es el porcentaje del personal de Aernnova que se podrá ver afectada por el ajuste laboral tras la caída de los pedidos de aviones. La plantilla del grupo vasco supera las 4.500 personas.

Fuente: https://www.deia.eus/economia/2020/07/27/aernnova-recortara-20--plantilla/1054859.html?fbclid=IwAR0N8MMoT7TYFTs6T4125XUZfH2a0D7wK5i5C7SUXfytTGg7dhCEXbUNYqE

No hay comentarios: