Facebook CNT Pto.Real

lunes, 5 de diciembre de 2016

GREGORIO GALLEGO GARCIA - ESCRITOR Y MILITANTE ANARQUISTA


Gregorio Gallego García   escritor y militante anarquista

 El 19 de julio de 1916 nace en Madrid (España) el escritor y militante anarquista Gregorio Gallego García. Sus padres fueron modestos agricultores socialistas que habían emigrado a Madrid. 1933 se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL). Siempre atraído por temas sociológicos y literarios, ocupó cargos de responsabilidad en el movimiento libertario. Cuando tenía 17 años publicó su primera novela corta. En 1935 fue redactor de Juventud Libre. Miembro del Comité Peninsular de la FIJL de Eustaquio Rodríguez hasta julio de 1936, cuando cesó porque había sido partidario de que los anarquistas votaran coyunturalmente en las elecciones. En julio de 1936 fue nombrado vicesecretario del Ateneo del Puente de Toledo. Cuando estalló la guerra, fue redactor de Castilla Libre y colaboró ​​en diversos periódicos libertarios. Aunque pacifista, se integró en la primera Junta de Defensa de Madrid por la CNT como Consejero de Fortificaciones y de Transportes entre septiembre y octubre de 1936 y luchó en el frente Centro (Madrid, Guadalajara, Alfambra, Teruel) enrolado en la 5 brigada. En enero de 1937 formó parte como responsable de propaganda del Comité Regional de la FIJL del Centro y febrero asistió como delegado al Pleno de Valencia.

En 1938 fue nombrado teniente de la 50 Brigada. El final del conflicto lo sorprendió en el frente de Guadalajara y fue detenido, pasando por diversos campos de concentración, batallones de trabajo en los Pirineos y Gibraltar. Condenado a Algeciras en consejo de guerra a ocho años de prisión por «auxilio a la rebelión», fue cerrado en Madrid, Alcalá, Miranda y Rentería. 1943 fue liberado y se sumó a la lucha clandestina. En marzo de 1944 asistió al Pleno Confederal. En esa época fue miembro del Comité Peninsular de la FIJL y miembro de la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas (ANFD). En diciembre de 1944 fue detenido, cuando era secretario de la CNT del Centro y miembro del Comité Nacional clandestino. Fue condenado a 30 años, de los cuales cumplió 19 en diferentes prisiones (Alcalá, Puerto de Santa María, Ocaña, Dueso). En 1963 fue excarcelado y decepcionado, participó en la maniobra cincpuntista. Posteriormente se dedicó a la literatura, trabajó en editoriales y fundó la Asociación Colegial de Escritores, con Ángel María de Lera, Eduardo de Guzmán y Tomelloso. 1965 obtuvo el «Premio Guipúzcoa» con la novela El hachazo, que fue prohibida por la censura.

 El año siguiente publicó La Maraña y 1972 obtuvo el «Premio Ciudad de Irún» con la novela La otra Vertiente. Este año también publicó el libro de memorias Madrid, corazón que se desangra ... 1973 publicó Los Cain y 1984 aparecieron El verano ardiente («Premio Asturias de Novela») y Asalto a la ciudad; también se publicaron las biografías de Kennedy, Goya, Franklin y Colón. En murió Franco, se interesó por la reconstrucción de la CNT, pero pronto dejó paso a las nuevas generaciones. Su compañera fue Visitación Lobo, hermana del escultor anarquista Baltasar Lobo. Colaboró ​​en diversas publicaciones libertarias, como Castilla Libre, La Hora de Mañana, Juventud Libre, polémica, Revolución, Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad, etc. Gregorio Gallego García murió el 2 de diciembre de 2007 en Madrid (España).

domingo, 4 de diciembre de 2016

ANARCOSINDICALISMO: DEFINICION Y PRACTICA


Anarcosindicalismo: Definición y práctica

Entendemos el anarcosindicalismo como la síntesis de la teoría y práctica del anarquismo actuando sobre y en todo tipo de asociacionismo obrero que confluye en un sindicato. Se trata en rigor de una síntesis del anarquismo y el sindicalismo revolucionario para impulsar el cambio de sociedad actual desde el mundo del trabajo. El anarquismo ha sido la fuente de inspiración del sindicalismo revolucionario nacido en Francia en el siglo pasado, por lo que se le puede decir, según hace actualmente la A.I.T., como sinónimo de anarcosindicalismo.

Es preciso establecer una diferenciación en los contenidos esenciales que caracterizan la acción del sindicalismo revolucionario que propugna y practica el anarcosindicalismo y el que propugnan ciertos grupos y sectores bastante alejados del movimiento libertario, a pesar de que emplean, desvirtuando su contenido, la frase de «sindicalismo revolucionario». No entendemos por sindicalismo revolucionario más que aquel movimiento que, surgido de entre las clases explotadas y oprimidas, aspira a la destrucción del sistema establecido para, por medio de una acción directa y antiautoritaria, desmontar los mecanismos de dominación poniendo todos los medios de producción al servicio de los trabajadores, los cuales tomarán en cualquier circunstancia las decisiones que crean convenientes sin conocer ningún otro tipo de mediación, imposición o poder que no sea el dimanado de los propios trabajadores.

Ahondando en lo anterior, ratificamos los acuerdos adoptados por el Congreso Constitutivo de la Asociación Internacional de Trabajadores celebrado en Berlín en diciembre de 1922 y modificados en el IV Congreso de Madrid de 1931 y en el V Congreso de París de 1935.

1.1. Principios y Finalidades

El anarcosindicalismo es en realidad, desde el punto de vista de los principios, una visión determinada del mundo que se corresponde con la filosofía antiautoritaria y emancipadora del anarquismo y por ello exterioriza su oposición a toda explotación tanto económica como política y a toda alienación religiosa siendo su objetivo fundamental y prioritario el de propagar esas ideas al mundo del trabajo por medio del sindicato. Actúa en el campo sindical, porque donde realmente el individuo siente la explotación es en el campo de lo económico, donde la lucha de clases se da con más claridad y es asumida por la mayoría de los trabajadores. Hay que pensar, y la historia lo viene demostrando, que las revueltas e intentos revolucionarios se quedan en nada, si en los países donde se dan no existe una organización sindical revolucionaria.

Hay que resaltar que esta actitud de oposición a toda explotación no puede calificarse de mera ideología o producto de laboratorio sino que responde a una constante del ser humano a lo largo de la historia, en su lucha sin tregua contra todo tipo de opresión. Esa lucha constituye la reivindicación del derecho a ser y a disponer libremente del propio destino, junto al deseo solidario de que todas las personas, de un modo colectivo, alcancemos ese derecho. No habrá verdadera libertad mientras una sola persona permanezca sometida a otros semejantes. El mérito del pensamiento libertario reside tan solo en el esclarecimiento de este hecho ante la conciencia de la persona.

Frente al mundo de opresión constante y en múltiples sentidos que padecemos, el anarquista opone su rebelión. Su visión parte de una ruptura total con los valores políticos, económicos y culturales establecidos por las clases dominantes a través de la historia. Para el anarcosindicalismo la evolución histórica, si tiene un sentido debe culminar en una ética de la responsabilidad personal e intransferible, opuesta de modo radical a la constante histórica de dominación. Esta ruptura supone el que el anarcosindicalismo contraponga a los valores de la sociedad establecida sus propios valores. Mediante éstos los trabajadores se convierten en agentes soberanos y activos de la transformación social. Para llevar a cabo esta transformación en profundidad, el anarcosindicalismo se materializa en la forma organizativa concreta que denominamos C.N.T. (Confederación Nacional del Trabajo).

1.2. Anticapitalismo

4 DE DICIEMBRE DE 1977 ASESINAN A MANUEL GARCIA CAPARROS


4 de Diciembre asesinan a Manuel Jose Garcia Caparros (Malaga)

Málaga golpeada. Diciembre 1977 . A Málaga, como al resto del País Andaluz, la golpeó con dureza la muerte de José Manuel García Caparrós. José Manuel cayó en el puente de Tetuán a causa de una bala. Luego –el seis de diciembre- el País Andaluz se vestiría de luto y Málaga sería nuevamente golpeada. La autonomía andaluza tiene su primer mártir. Manuel García Caparrós, 19 años y militante del PCE y de Comisiones Obreras. Hoy se sabe ya con exactitud que cayó por la bala que disparó un Policía Armada. Donde la sangre joven se derramó, mientras pronunciaba una ultima palabra “justicia”, los malagueños se dan cita con claveles rojos, verdes, blancos. Hay un letrero: “Crimen Fascista”. Y en el suelo: “Justicia popular”.

El día 4 de Diciembre, cuando millón y medio de andaluces, en las nueve provincias, en sus calles y plazas gritaban por una Andalucía libre y los brazos de los andaluces más jóvenes se alzaban en Cataluña pidiendo autonomía, José Manuel García Caparros daba el ultimo estertor. Un hilo de sangre salió por su boca. La calle de Comandante Benítez ya se conoce popularmente por calle Manuel García. La Andalucía abnegada, cargada de promesas incumplidas, pisoteada por el centralismo y el caciquismo… La Málaga refugio y solaz de quienes hicieron enormes fortunas a la sombra del franquismo, se levantó cuando se supo la muerte de un joven, de dos heridos más por bala y otros muchos contusionados por una acción de la policía que todos calificaron de brutal.

La convocatoria del Día de Andalucía en Málaga venía cargada ya de negros presagios. Días antes, el Presidente de la Diputación, el falangista Francisco Cabeza López, había manifestado que la bandera verde-blanca-verde no ondearía en el edificio provincial. Meses antes, el pleno de la Diputación aprobaba el uso de la bandera. Pero Cabeza López dijo no. Y nadie le obligó, ni le pudo obligar a colocarla. La espoleta ya estaba puesta. Lo otro fue ya una cadena que no terminó en masacre gracias a la serenidad del pueblo malagueño que no cayó en la trampa. Elementos de Fuerza Nueva y del Frente Anticomunista Español que capitanea por estas tierras un alférez provisional, Enrique del Pino, calentaron los ánimos días antes. La bandera verdiblanca, símbolo de una nueva Andalucía fue destrozada por estos ultras en la víspera del Día de Andalucía. La espoleta de unos incidentes Un joven escala la fachada de la Diputación de Málaga para colocar la bandera andaluza el 4–D Cuando la cabeza de la manifestación pasaba por delante de la Diputación Provincial, los parlamentarios, líderes de partidos y centrales sindicales pararon unos segundos.

Mirada de desprecio en algunas caras y de dolor en otras. Pero ya otros manifestantes iban colocando banderas andaluzas en sus ventanas Un joven del PC sujetó, con cadena y candado, una bandera a la verja de la puerta de entrada. Otro más osado y al parecer sin militancia activa en ningún partido, como una araña humana, escaló hasta el balcón principal con el objeto de colocar la bandera andaluza en el mismo mástil donde estaba sólo la enseña nacional. Cuando culminó su arriesgado trabajo, miles de gargantas gritaron “¡Viva Andalucía!”. Poco duró. La Policía hizo su aparición y cargó contra el grupo de manifestantes delante de la Diputación. Fueron los primeros botes de humo, las primeras carreras, las primeras caras de pánico, de terror, de tragedia. Los gritos de “Cabeza, fascista, dimite” fueron sustituidos por “Cabeza al paredón”. Y luego, los gritos contra la policía… las piedras. Y más carreras. Hoy, con los ánimos más templados, nadie en Málaga se explica el por qué de la acción de la Policía. Fantasmas del norte del país parece que sobrevolaban las cabezas de los policías. Y aunque desmentido por el Ministro Martín Villa, la imagen del Comandante Imaz parecía rondar por las calles malagueñas. Es cierto que en algunas ocasiones la Policía se sintió acorralada, pero también lo es la extrema dureza empleada contra personas solitarias, contra conductores de coches y motos. Se lo oímos decir a un miembro de la COPEL en el lugar donde cayera Manuel José García Caparros: “Esto sucede en el Norte y estalla” Disparos, no sólo al aire La Policía española reprime Cuando regresaba el grueso de la Manifestación desde el Puente de las Américas hasta el centro del casco urbano sonaron los primeros disparos de pistola. Por la espina dorsal de miles de malagueños corrió la duda y el temor. Y una pregunta en la cara de todos: “¿Qué pasa?”.

A los disparos de pistola les siguieron los botes de humo y las balas de goma hacia el barrio del Perchel y la Trinidad. Serían las dos y cuarto de la tarde. En la versión oficial se dice que la policía se sintió acorralada y sin dotación antidisturbios en las confluencias de las calles Alameda de Colón, Avda. del Generalísimo y Puente de Tetuán y tuvo que tirar de la pistola. Esta versión ha sido rebatida por testigos presénciales, aunque alguno de ellos reconociera que efectivamente hubo momentos en que la Policía estaba copada, pero disponía de las porras y otros medios. Igualmente sorprende que la policía, nada más comenzar los incidentes, agotara su dotación antidisturbios. Es verdad que la policía disparó al aire pero también hubo muchos disparos sin levantar las armas al cielo. El lugar donde cayó Manuel José García Caparros está acribillado por varias balas. Antonio Ortiz Carrasco nos contaría como una bala le pasó por la cabeza, disparada al parecer, por el mismo causante de la muerte del joven, un sargento grueso. Luego todo fue una batalla campal. Este periodista, a pocos metros de su estomago tuvo una pistola. Dos diputados, Francisco de la Torre (UCD) y Román (PSOE) estaban allí y declararían haber visto pistolas fuera de sus fundas, palos, miedo, pavor, pánico, carreras, mujeres histéricas, desbandada, acoso a la policía, más botes de humo, más balas de goma, piedras, y palos.

Indignación popular Los jóvenes toman Málaga y responden a la Policía española El pueblo, indignado, se echó a la calle el domingo por la noche. El lunes, tras el sepelio del joven en el cementerio de San Miguel, al que asistiría Marcelino Camacho, piquetes de jóvenes tuvieron en jaque a la policía hasta altas horas de la madrugada. El domingo, pese a la primera llamada a la serenidad realizada por los parlamentarios y algunos lideres políticos, fue de una violencia tremenda. La Policía malagueña ya tenía los primeros refuerzos de las Brigadas Especiales Antidisturbios –los famosos “Tres Hebillas” por sus botas- llegadas de otras provincias. La guerrilla urbana, desconocida por estos lares, se puso en movimiento. Las Brigadas Especiales no se andaban con remilgos a la hora de dispersar. El martes, día 6, se declaró de luto en toda la provincia malagueña. Algunos partidos lo llamarían día de lucha. Otros de rencor. La ciudad entera vivía ya bajo el pánico. El lunes por la mañana permitió a los malagueños, a los pocos que trabajaron y abandonaron sus hogares, ver directamente los primeros destrozos en calles y establecimientos. En cualquier bar, en las esquinas de las calles, en los bancos, en todos los lugares se hablaba de lo mismo. Llovieron los comunicados. El ambiente se iba caldeando. Pasaban las horas. Se dice que se busca a Francisco Cabeza López. Pero él había puesto tierra de por medio nada más presentar su dimisión el domingo por la noche. Nada se sabe de las palabras que intercambiarían el Gobernador Civil y el ex-presidente de la Diputación. Llegan más refuerzos policiales. Esta vez de Murcia y Córdoba.

En Málaga ya está el Subdirector General de Seguridad, Sr. Sainz González; el general subinspector de la Policía Armada y dos comandantes para llevar directamente las investigaciones de los hechos que terminaron con la muerte de Manuel. Hay una afirmación del Gobernador civil, Enrique Riverola “Se llegará en la investigación hasta las ultimas consecuencias, sin componendas de ningún tipo, ni ocultar ninguna verdad”. De la misma opinión es el Sr. Sainz González. La autoridad judicial, por su parte, inicia también las investigaciones. Parlamentarios y centrales sindicales visitaron constantemente al Gobierno Civil. En los bajos, en comisaría, se golpeo a manifestantes detenidos. Algunos lideres políticos como Fernando Piernavieja, abogado y cenetista, entró en cólera al verlo. Se puso el hecho en conocimiento del Gobierno Civil. En estos medios sindicales existe la total convicción de que la policía se le escapó de las manos al propio Gobernador. Los parlamentarios denunciarían hechos a Martín Villa que no habían sido ordenados por el Gobernador como el quitar banderas andaluzas, arrancar crespones negros de los coches y de las motos y obligar a los transeúntes a quitarse el lazo negro. Sería largo de referir la acción de las Brigadas Especiales en las calles malagueñas, como las llevadas a cabo por comandos incontrolados en los actos de vandalismo, barbarie y pillaje que se produjeron en la noche del lunes tras el sepelio del joven Manuel.

Baste decir que según los comerciantes las pérdidas por destrozos –aparte de los días sin vender- ascienden a más de 200 millones de pesetas. De cómo estarían los ánimos baste reseñar que un diputado socialista, Carlos Sanjuán recibió dos puñetazos en las mismas puertas del Gobierno Civil y delante de otro diputado, Francisco de la Torre (UCD) y dos inspectores del Cuerpo General de Policía. Pero la masacre, pese a todo, se pudo evitar. Nos lo día una alta personalidad de la Policía: “Si en cualquiera de los dos intentos por asaltar el cuartel de la Policía Armada hay alguien que dispara, los muertos se hubieran contado por decenas”. Málaga vivió horas de pánico y terror. Un hombre joven cayo muerto en sus calles pidiendo justicia. A miles de malagueños se les quebró la voz con el “¡Viva Andalucía!”. Lo que empezó como una jornada de alegre confianza en poder alcanzar una autonomía que le permita salir del subdesarrollo, se convirtió en jornada de dolor y de luto. Descanse en paz Manuel y que la paz llegue a Andalucía.

Fuente: Primera plana

sábado, 3 de diciembre de 2016

EL EQUIPO ANARQUISTA QUE ESCONDIA ARMAS EN LOS BALONES


CE Júpiter, el equipo anarquista que escondía armas en los balones

Todas las buenas historias empiezan en un bar, y la del Club Esportiu Júpiter lo cumple a rajatabla. En 1909, en la antigua cervecería Cebrían de Barcelona, donde ahora está la horchatería El Tío Che, los hermanos Mauchan fundaron un club que desempeñaría un papel militante durante la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo.

Estos hermanos británicos, trabajadores fabriles en el barrio del Poblenou, bautizaron al equipo con ese nombre, planetario y místico, inspirados por el ganador de una competición de globos aerostáticos celebrada en la playa de la Mar Bella. Ya desde un primer momento, el club reflejó el espíritu obrero del barrio, el mayor exponente de la Revolución Industrial en Catalunya y, en consecuencia, de España.

Más fútbol: El día que la policía franquista se llevó a Cruyff del campo

"El Júpiter era el equipo del Poblenou, el pulmón industrial de Catalunya, al que también llamaban el Manchester catalán. El barrio era, además, el cuartel general de los anarquistas", explica a VICE Sports Andreu Mitjans, que ha documentado la historia del club en el Archivo Histórico del Poblenou. Allí se establecieron figuras del anarquismo y el sindicalismo español como Buenaventura Durruti, y el barrio se convirtió en el centro neurálgico de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).

Los jugadores del Júpiter en 1913 en su primer campo, con las fábricas de fondo. Imagen cedida por el Archivo Histórico del Poblenou

El escudo del Júpiter era ya toda una declaración de intenciones; lucía sin embudos la bandera catalana apuntalada por una estrella azul de cinco puntas. Esa proximidad al catalanismo y a la República alimentaría su apasionante y complicada historia, que mezcla fútbol, fábricas, pitadas monumentales y grandes dosis de censura, pero que también esconde armas y una resistencia férrea al golpe de Estado de 1936.

Después de unos años jugando modestamente en el Campo de la Bota, que en realidad no era nada más que un descampado, el equipo se federó y empezó a cosechar buenos resultados en los años veinte. Desafortunadamente, sus años de esplendor coincidieron con los de dictadura, inestabilidad y represión en nuestro país.

En 1923, el general Primo de Rivera impuso su golpe de estado y la balanza no se inclinó precisamente a favor de los intereses de un club abiertamente obrero y anarquista. En esa época, el equipo cambió por primera vez de escudo, debido a que el régimen creía que la estrella y la señera eran ofensivas. No sería la última vez, y hasta Franco ordenó que le cambiaran el nombre, pero eso fue más adelante. Mejor vamos por orden.

El club cambió de apariencia pero su base social —que por entonces rondaba los 2 000 socios, que no es moco de pavo para la época— era la misma y durante ese período, su afición usó los balones para transportar pistolas con la excusa de los desplazamientos del equipo a otros campos de España.

"Las pelotas antiguas no estaban cerradas herméticamente como las de ahora, sino que tenían cordones como unas zapatillas. Los anarquistas las desataban, sacaban la cámara de aire y colocaban dentro la pistola desmontada", confirma a VICE Sports Agustí Guillamón, historiador barcelonés especialista en el movimiento obrero y revolucionario de la época.

En 1925, a pesar de la represión, del "juego de las pistolas" y de la poca simpatía que causaban entre los estamentos militares, el Júpiter logró el título de campeón de España del grupo B, lo que a día de hoy sería la segunda división. La consecución del título coincidió con otro alirón barcelonés, el del FC Barcelona en la Copa de España.

"Era un equipo pionero en Catalunya, de los más importantes, y su historia se mezcla con la del Barça por el incidente que provocó el cierre del campo de les Corts", recuerda Mitjans. Ambos clubes se reunieron en el antiguo coliseo azulgrana para celebrar sus respectivos títulos y jugar un partido de homenaje al Orfeón Catalán.

La Marina Real Británica, que estaba anclada en el puerto de Barcelona esos días, asistió al encuentro e interpretó la Marcha Real, por entonces himno de España, antes del partido. El público reaccionó con una sonora pitada que disgustó a las autoridades, que cerraron el campo y castigaron al Júpiter con seis meses de suspensión. A pesar de quedarse sin fútbol, el club no dejó de combatir por la causa revolucionaria.

El Júpiter se codeó con los mejores equipos españoles durante la primera mitad del siglo XX. Aquí, en un partido contra el FC Barcelona en 1944. Imagen cedida por el Archivo Histórico del Poblenou

"El club daba al movimiento gran parte de sus ganancias, y en breve espacio de tiempo el estadio se transformó en un arsenal", relató Julio Nacarino, expresidente del club, al periodista Andrea Sceresini. "Los obreros, futbolistas y anarquistas llevaban sus batallas uno al lado del otro". Aunque no hay pruebas fehacientes, los investigadores de la época dan veracidad al siguiente capítulo de la tumultuosa historia del club, que sitúa el campo del Júpiter como centro de operaciones de la resistencia anarquista al golpe de Estado del 19 de julio de 1936.

"Cuando el río suena, agua lleva. En estas cosas siempre hay un punto de leyenda y épica, pero es una historia cierta", apunta Mitjans en referencia al relato oral que señala la tribuna del campo del Júpiter como un arsenal clandestino.

"Desde el campo del Júpiter salieron dos camiones para combatir la insurrección fascista", afirma Guillamón. "Salieron de allí por dos motivos: primero, porque era donde vivían los miembros importantes de la Federación Anarquista Ibérica (FAI); y segundo, porque probablemente debajo de la tribuna del Júpiter había un almacén clandestino de armas".

La tribuna de madera del campo de Lope de Vega, uno de los varios de la historia del club, pudo ser un escondite de armas de los anarquistas. Imagen cedida por el Archivo Histórico del Poblenou

Todos sabemos cómo acabó la cosa, y con el inicio del franquismo el club volvió a perder la identidad recuperada durante la Segunda República. "Al régimen, no sé muy bien por qué motivo, no les gustaba demasiado el nombre del club, así que rebautizaron al equipo como Hércules", explica Guillamón.

Curiosamente, el destino volvió a relacionar al Júpiter con los pasajes más oscuros de nuestra historia. En el antiguo campo de las Botas, el descampado donde nació el equipo y donde ahora se levantan los edificios del Fórum de las Culturas, fue el lugar elegido para fusilar a los enemigos de la dictadura en Barcelona.

En 1948, el club recibió un mazazo que todavía perdura. El equipo que mejor reflejaba la lucha de clases y activismo del Poblenou fue trasladado por el régimen al campo de la Verneda, en el distrito de Sant Martí de Barcelona. De hecho, los planes originales de los franquistas eran convertir al equipo en el filial del RCD Espanyol y diluir el nombre histórico del Júpiter y, con él, gran parte de las huellas anarquistas en la ciudad.

Por fortuna, esos planes no cuajaron, y el Júpiter —que vuelve a vestir con orgullo su escudo y colores originales desde los noventa— sigue dando guerra a día de hoy en la tercera división española.

Aunque ya no queden —demasiados— anarquistas y el fútbol se haya convertido en una industria del capitalismo reinante, la historia del Júpiter nos recuerda que hubo un tiempo en el que el fútbol eran muchas más cosas que pilas y pilas de billetes.


 

JOSE COMAS SOLA - ASTRONOMO Y ANARQUISTA


Josep Comas Solà   -  astrónomo y anarquista

 El 2 de diciembre de 1937 muere en Barcelona (Cataluña) el astrónomo, divulgador científico y simpatizante libertario Josep Comas Solà. Había nacido el 19 de diciembre de 1868 en Barcelona (Cataluña). Hijo de un comerciante progresista, de joven se apasionó por la astronomía y cuando sólo tenía 15 años publicó un ensayo en la revista francesa L'Astronomie sobre un meteorito que había caído en Tarragona. En 1889 se licenció en Física y Matemáticas en la Universidad de Barcelona. A partir de 1896, y hasta 1900, trabajó en el Observatorio Catalán de Sant Feliu de Guíxols, estación astronómica privada recién fundada el industrial del corcho Rafael Patxot Jubert, donde descubrió aspectos importantes del planeta Marte. Después realizó un viaje de estudios a Italia y Sicilia, visitando los principales observatorios y los volcanes Vesubio y Etna En 1901 ingresó en la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, ​​donde impulsó la fotografía y el cine aplicados a la astronomía, y durante los años siguientes se entregó a conseguir la creación de un observatorio en el Tibidabo.

 Una vez creado éste en 1904, dirigió el Observatorio Fabra en la montaña barcelonesa, ayudado un tiempo para Albert Carsí, hasta su muerte. En este observatorio realizó numerosos descubrimientos (dos comillas, dos estrellas variables, 11 asteroides, etc.) Y estudió sistemáticamente planetas, satélites, asteroides y otros astros (Júpiter, Saturno, Mercurio, Titán, etc.). En 1910 colaboró ​​en los primeros vuelos de avión en todo el Estado español. En 1911 fundó y presidió, también hasta su muerte, la Sociedad Astronómica de España - posterior añadió América. Además, fue miembro de varias sociedades astronómicas europeas y de la organización internacional Académica de las Naciones. En 1917 participó en el Congreso de Sevilla de la Asociación Española para el Progreso de las Ciencias. En 1920 participó en la fundación de la primera emisora ​​de radio del Estado español (EAJ-1), donde llevó un programa de divulgación científica. Cofundador del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), dispuso de uno de los primeros coches a motor de explosión que circularon por Barcelona. En 1923, con la visita de Albert Einstein en Barcelona y el debate suscitado, se mostró partidario de la teoría de la relatividad, pero con el tiempo cambió de bando. En 1930 fue miembro del Comité Ejecutivo de la Difusión luminotécnica de Barcelona y de su «Exposición de Luz». Durante los años bélicos, dirigió el Servicio de Astronomía de la Generalidad de Cataluña al socializado Observatorio Fabra.

 Afiliado al Sindicato de Profesiones Liberales de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), destacó como divulgador científico en ateneos libertarios, escuelas racionalistas, sindicatos y centros populares y en publicaciones libertarias (Tiempos Nuevos, etc.) Y de todo tipo (La Vanguardia , Última Hora, La Actualidad, Revista de la Sociedad Astronómica de España y América, Urania, Boletín del Observatorio Fabra. Sección Astronómica, etc.). Con Albert Carsí Lacasa, colaboró ​​con el anarquista Escuela Naturaleza, popularmente llamada "La Farigola". En 1936 dirigió la instalación climatológica y meteorológica del Laboratorio Confederal de Experimentaciones ubicado en Masnou. Fue autor de numerosos libros y publicaciones científicas, especialmente sobre astronomía y sismología, entre las que podemos citar determinaciones del diámetro de Venus (1902), Distribución de los astros en el espacio (1902), El eclipse de sol de treinta de agosto de 1905) (1905), Astronomía y ciencia general (1907), El espiritismo ante la ciencia. Estudio crítico sobre la mediumnidad (1907 y 1986), El cometa Halley (1910), Album fotográfico de la zona eclíptica (1915), abstracciones y realidad (1925), Astronomía (1925), El Cielo (1927), Estereocopia astronómica (1929 ), etc. Josep Comas Solà murió el 2 de diciembre de 1937 en Barcelona (España) a causa de una bronconeumonía y su funeral constituyó una gran manifestación de duelo donde intervinieron, además de entidades populares y representaciones gubernamentales, una delegación confederal y numerosos militantes - su entierro fue presidido por Lluís Companys y Federica Montseny.

 Legó su casa-observatorio (Villa Urania), terrenos y sus valiosos aparatos astronómicos en la ciudad de Barcelona. El mismo 1937 la Oficina de Propaganda de la CNT, de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) editaron el libro José Comas Solà. El hombre por Alberto Carsí. El científico miedo Joaquín Febrero, con un pórtico del mallorquín Bernat Pou. En 2004 el Ayuntamiento de Barcelona publicó la biografía Josep Comas i Solà, astrónomo y divulgador, coordinado por Antoni Roca Rosell.

viernes, 2 de diciembre de 2016

IU PACTA CON EL PP

 
El PP permitirá que Francisco Gómez (IU) sea alcalde de Jimena
La cuenta atrás para el cambio de gobierno en Jimena ha comenzado. IU y PP registraron ayer la moción de censura que desalojará al socialista Pascual Collado de la Alcaldía el próximo día 19 para dar el bastón de mando al izquierdista Francisco Gómez. Un movimiento local que tiene en su trasfondo una consecuencia comarcal: el refuerzo del gobierno del PP en la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar al contar los populares con el apoyo de los dos representantes de IU.
Izquierdistas y populares manejaban la opción de un gobierno de IU apoyado por el PP desde antes de iniciarse el mandato. Las bases de IU habían aprobado esa posibilidad; el PP provincial estaba de acuerdo. Sin embargo, la opción no prosperó para la investidura y el socialista Pascual Collado regresó a la Alcaldía con un gobierno en minoría, cinco concejales sobre un total de 13. Un año y medio después, ambos partidos sí han llegado a un acuerdo para que Jimena tenga un alcalde de IU, que ayer formalizaban en una moción firmada ante notario y registrada después en el Ayuntamiento.
¿Por qué ahora? La moción recopila en un largo argumentario los motivos para un cambio de gobierno: estancamiento del municipio tras año y medio de gobierno, los procedimientos judiciales en los que se encuentra inmerso Pascual Collado, irregularidades administrativas en el Ayuntamiento, favoritismo hacia colectivos afines, desacuerdo con los presupuestos o la postura adoptada por el gobierno local ante el problema de la coloración del agua son algunos de los 14 puntos expuestos. "A Jimena le hace falta un cambio urgente de dirección, funcionamiento y crecimiento", alegan los cuatro concejales de IU y los tres del PP para proponer a Francisco Gómez como nuevo regidor.
Tanto IU como PP aseguran que no habrá acuerdo de gobierno en el municipio, como sí ocurre en Castellar, donde el izquierdista Juan Casanova gobierna junto al PP. Hasta ahí, la oficialidad. Pero el cambio de gobierno que dará a IU su segunda Alcaldía en la comarca tendrá una contrapartida que nadie reconoce en voz alta: el refuerzo del gobierno del PP en la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.
La situación en la Mancomunidad es complicada para el PP, que cuenta con 11 representantes. Los populares lograron un pacto con el PA (tres ediles) y La Línea 100x100 (dos) para el gobierno de esta entidad, por el que cuentan con 16 votos a favor de un total de 32; el voto de calidad del presidente deshace el empate. El resto de los votos se los reparten el PSOE (13), IU (dos) y Algeciras Sí Se Puede (uno). El pacto de gobierno en Castellar incluía en su día el apoyo de Casanova y ahora el PP ha acordado con el otro representante de IU en la Mancomunidad, Francisco Gómez, su respaldo en el ente. Si IU cumple o no ese convenio oculto podrá comprobarse pronto: la entidad comarcal tiene que aprobar sus presupuestos el próximo día 12. Un pleno en el que además el PP se encuentra en precario al no contar con el voto del ex alcalde de Tarifa, Juan Andrés Gil, que se vio obligado a renunciar a su acta de concejal tras hacerse firme su inhabilitación.
Mientras llega ese momento, la postura oficial del futuro regidor es que no hay acuerdo para el gobierno. "No habrá nada más que el apoyo puntual a la moción", aseguraba ayer Francisco Gómez. El portavoz popular y ex alcalde, Guillermo Ruiz, puntualizaba que "permitiremos el gobierno pero también habrá una fiscalización", mientras que Pascual Collado atribuía a la "ambición" del portavoz municipal de IU la moción de censura "anti natura" planteada.
 
La dirección provincial de IU no apoya el relevo
El anuncio de la moción de censura en Jimena provocó ayer una cascada de reacciones en los partidos. Por ejemplo, la dirección provincial de IU se desvinculó de la decisión tomada por su grupo municipal, recordando que "la política de alianzas la marcan los órganos y no las asambleas". Por ello anunció que la situación será abordada por los consejos provincial y andaluz de IU. Por su parte, la secretaria provincial del PSOE, Irene García, solicitó al líder regional de IU, Antonio Maíllo, que "frene esa aberración política y rechace el mercadeo de sus siglas, que ya están bastante arrastradas". "IU quiere fulminar a un alcalde ejemplar que tiene el respeto de los jimenatos", dijo.

jueves, 1 de diciembre de 2016

TERESA MAÑE MIRAVENT - MADRE DE FEDERICA MONTSENY


Teresa Mañé  Miravent   -  madre de Federica Montseny

 El 29 de noviembre de 1865 nace en Cubelles (Garraf, Cataluña) - hasta hace poco se pensaba que había nacido en Vilanova i la Geltrú - la pedagoga, militante y propagandista anarquista Teresa Mañé  Miravent, más conocida bajo el seudónimo de Soledad Gustavo. Su acomodada familia regentaba la Fonda del Jardín en Vilanova y la Geltrú, conocida como «la de las tres chicas", ya que eran las tres hijas que se ocupaban de atender a la clientela. Su padre era un fiel partidario del republicanismo federal de Pi y Margall y se sentía orgulloso de la relación que con él mantenía. A partir de 1883, Teresa Mañé estudió Magisterio en Barcelona y en 1886, con la ayuda del librepensador Bartomeu Gabarró, del Centro Democrático Federalista, abrió la primera escuela laica de Vilanova, y fue miembro de la Confederación de Maestros Laicos de Cataluña. En esta época colaboró ​​en El Vendaval de tendencia republicanofederal. Mediante contactos con librepensadores conoció José Lunas y Pujals, Teresa Claramunt, Tarrida del Mármol, Pere Esteve y otros destacados militantes anarquistas, participando en giras propagandísticas y actos públicos y colaborando en las publicaciones libertarias que dirigían (La Tramontana, El Productor, La Tormenta, etc.).

En 1889 ganó un premio en el Segundo Certamen Socialista, celebrado en Barcelona, ​​por su trabajo El amor libre y se convirtió en portavoz de las ideas ácratas junto con Ricardo Mella, Anselmo Lorenzo y otros. Gracias a una poesía leída en un entierro laico conoció Juan Montseny (Federico Urales), con quien se casará civilmente el 19 de marzo de 1891, poco tiempo después de que esta clase de matrimonios fueran legalizados. La pareja se instaló en Reus, de donde era Montseny, donde abrieron una escuela laica mixta y en la que ambos hicieron de profesores. En Reus también vivía Carmen, una de las hermanas de Teresa, que vivirá con ellos todas las dificultades de su militancia anarquista hasta su muerte. El 24 de septiembre de 1893 se produce el atentado de la calle Cambios Nuevos de Barcelona y Paulino Pallás es acusado; Juan Montseny escribirá un folleto a favor del detenido y será detenido. Entonces Mañé realizará una campaña para conseguir su libertad, pero una vez liberado, fue nuevamente detenido en 1896 implicado en el "Proceso de Montjuïc". Desde la prisión del castillo de Montjuïc, Juan Montseny escribe, bajo diferentes seudónimos, cartas a la prensa donde reivindica la inocencia de los procesados; Mañé será la encargada de sacar estas cartas y hacerlas llegar a la prensa, y de hacer las gestiones necesarias para lograr la libertad de todos los detenidos.

 Es a partir de estas cartas que Juan Montseny será Federico Urales. Finalmente Montseny será liberado, pero desterrado en Londres - Teresa Claramunt y Tarrida del Mármol también están -, y Mañé, en 1897, se reunió con él, poniéndose a trabajar de Bordadores. Para reivindicar la revisión del proceso, retornaron clandestinamente el 28 de noviembre de 1897 y Montseny se instalará en Madrid y Mañé en Vilanova, hasta que poco tiempo después se irá con sus padres (Lorenzo y Antonia) y su hermana Carmen en Madrid . En la capital del Estado morirán sus padres y nacerá, en 1905, su hija Federica Montseny. Durante su estancia en Madrid, la pareja editó La Revista Blanca (1898-1905) y poco después Tierra y Libertad (1902-1905), realizando la función de administradora aunque por el hecho de ser mujer la ley no lo permitiera. En 1901 Mañé participó, junto con Azorín, Mendinaveitia y Urales en un ciclo de conferencias en el Ateneo de Madrid sobre "La Sociedad Futura", en representación de las ideas anarquistas. Además de participar activamente en las campañas a favor de los encausados ​​en los procesos de Jerez y de la «Mano Negra», participó en una gira por Andalucía en apoyo de los detenidos en estos procesos, alojándose en casa de Sánchez Rosa. La pareja también participó activamente en la defensa de Francisco Ferrer Guardia acusado injustamente de los hechos de la Semana Trágica.

Cuando estalló el conflicto legal entre Arturo Soria, el creador de la «Ciudad Lineal de Madrid», que se acusan de estafa y de engaño, la pareja se instalará en Cataluña en 1912. La intención era fundar una academia en el barrio barcelonés de Horta, pero el boicot de la reacción local hizo que se dedicaran a vivir de una granja agrícola ya instalarse a Cerdanyola, donde tradujo mucho (Louisa Michel, Cornelissen , Labriola, De la Hire, Mirbeau, Praycourt, Sorel, Marguery, Lichtemberg, Lavrov, Donnay, desc, etc.) y copió textos para compañías teatrales. En Cataluña volvieron a editar La Revista Blanca (1923), Tierra y Libertad, y activará varios proyectos editoriales: "La Novela Ideal", que publicaba dos novelitas cada quince días, con una tirada de 50.000 ejemplares y que llegó a contar con 600 números; «La Novela Libre", con relatos más extensos y que tuvo una tirada de 30.000 ejemplares, «El Mundo al Día", mensual, y un nuevo diario, El Luchador, que durará hasta la Guerra Civil. Mañé será la encargada de administrar estas publicaciones, mientras Montseny y su hija escribirán artículos, novelas, memorias, etc. Poco a poco, conforme el protagonismo de Frederica Montseny se hacía patente, Mañé pasó a un segundo plano. Durante la Guerra Civil un cáncer de colon comenzó a minar su su vida.

 En 1939 la familia cruza la frontera hacia el exilio francés donde se disgrega. Mañé, enferma, se rompe una pierna y se llevada en ambulancia al hospital de San Louis de Perpiñán (Cataluña Norte), donde morirá sola el 5 de febrero de 1939 víctima del cáncer. Teresa Mañé publicó numerosos escritos en La Revista Blanca, ya fuera en «Almanaque» o en «Suplementos», pero también se encuentran colaboraciones en diferentes periódicos anarquistas de finales del siglo XIX y principios del XX: El Corsario, Los dominical del Libre Pensamiento, El Obrero, El Productor, Redención, El Cosmopolita, Justicia y Libertad, El Trabajo, La Tramontana, etc. Entre sus obras podemos destacar La sociedad futura (1889), Las preocupaciones de los despreocupados (1891, con Urales), Dos cartas (1891), A las proletarias (1896), El amor libre (1904), Las diosas de la vida (1904), El sindicalismo y la anarquía. Política y sociología (1932), entre otros.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

SIETE SECRETOS DEL 23F


Siete secretos del 23F y la Transición que podrías llegar a saber si hoy quiere el Congreso

¿Adolfo Suárez propuso al rey Juan Carlos revocar su dimisión un día después del 23F? ¿Nos salvó el rey de un golpe que el mismo había puesto en marcha? ¿Felipe González estaba al tanto de la Operación Armada y aceptó ser vicepresidente de un general? ¿Qué nombres, acciones, relaciones y documentación recabaron los servicios secretos españoles en su investigación de los hechos? ¿Hasta dónde había implicados mandos y cargos de la época, incluidos los del Cesid? ¿Algún servicio secreto extranjero conocía los planes de ETA para atentar contra la mano derecha de Franco, Luis Carrero Blanco? ¿Existe en el CNI un archivo llamado Jano con el seguimiento a 8.000 personajes que en ese momento tenían o podían tener en el futuro una proyección pública?

Éstos, y otros muchos secretos, podrán empezar a conocerse si el Congreso, como está previsto, aprueba este martes una  proposición de ley presentada por el PNV para reformar la ley de 1968 sobre secretos oficiales, en la línea de otras presentadas por IU en el pasado.

La vigente ley, modificada en octubre de 1978, dos meses antes de aprobarse la Constitución, prevé que "la cancelación" de la calificación de secreto "será dispuesta por el órgano que hizo la respectiva declaración", sin fijar límites temporales.

¿Y quién tiene competencias para decidir qué es o no secreto? "La calificación a que se refiere el artículo anterior corresponderá exclusivamente, en la esfera de su competencia, al Consejo de Ministros y a la Junta de Jefes de Estado Mayor".

El texto del PNV pretende establecer un procedimiento para desclasificar documentos históricos declarados secretos en un plazo máximo de 25 años –10 años para materias reservadas–, "salvo que el Consejo de Ministros disponga su prórroga excepcional y motivada en el caso sólo de las materias secretas, por un nuevo período máximo de 10 años", lo que permitiría sacar a la luz papeles aún ocultos de la Transición y de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981.

Además, el texto de reforma que propone el PNV contempla la modificación de la Ley de Secretos Oficiales para atribuir "en exclusiva" al Consejo de Ministros la facultad de clasificar una materia y su cancelación. Actualmente pueden clasificar documentos, además del Gobierno, la Junta de Jefes de Estado Mayor, y sólo pueden declarar su cancelación aquellos órganos de la propusieron.

En la frustrada legislatura anterior, en concreto en abril, la Cámara Baja llegó a tomar en consideración esta iniciativa, pero no pudo seguir su habitual trámite parlamentario ante la disolución de las Cortes con motivo de la convocatoria de las elecciones del pasado junio.

La opacidad no sólo depende de lo calificado como "secreto oficial". La Ley de Patrimonio Histórico establece: "Los documentos que contengan datos personales de carácter policial, procesal, clínico o de cualquier otra índole que puedan afectar a la seguridad de las personas, a su honor, a la intimidad de su vida privada y familiar y a su propia imagen, no podrán ser públicamente consultados sin que medie consentimiento expreso de los afectados o hasta que haya transcurrido un plazo de 25 años desde su muerte, si su fecha es conocida o, en otro caso, de 50 años, a partir de la fecha de los documentos".

El papel del rey Juan Carlos en el 23F

En marzo de 2014, la periodista y escritora Pilar Urbano publicó La gran desmemoria (Planeta), en el que afirmaba: "El rey Juan Carlos creía que podía hacer lo que quería, los mimaba, los comprendía, pero con eso se alentaba un estado de runrún de golpe. Felipe González iba de vicepresidente de Armada, también estaban cinco de los siete ponentes constitucionales, incluido [Jordi] Solé Tura [entonces en el PCE]".

 

El rey en el discurso de la noche del golpe del 23F retransmitido por TVE.

Urbano recreaba conversaciones en las vísperas del golpe militar del 23 de febrero de 1981. Unas semanas de enfrentamientos entre el presidente Adolfo Suárez y el jefe de Estado, el rey Juan Carlos, quien, según Urbano, perseguía un golpe de timón en el Gobierno de entonces. "Tú estás aquí porque te ha puesto el pueblo con no sé cuántos millones de votos...", afirma Urbano que le espetó el rey a Suárez en aquellos momentos: "Yo estoy aquí porque me ha puesto la Historia, con setecientos y pico años. Soy sucesor de Franco, sí, pero soy el heredero de 17 reyes de mi propia familia. Discutimos si OTAN sí u OTAN no, si Israel o si Arafat, si Armada es bueno o peligroso. Y como no veo que tú vayas a dar tu brazo a torcer, la cosa está bastante clara: uno de los dos sobra en este país. Uno de los dos está de más. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar". 

Según Urbano, "para Suárez está clarísimo ya en ese momento que la Operación Armada nace en Zarzuela y que el alma es el rey: que don Juan Carlos es el muñidor para que Armada sea el presidente de un Gobierno de concentración. Incluso que el mismo rey conocía el Gobierno que el golpista tenía preparado. Un Gobierno en el que, entre otros, Felipe González iba de vicepresidente". 

Así, la periodista afirma en la entrevista: "El 23-F, como le digo, no debería haberse producido. Pero a Armada el rey le había puesto los patines, y ya no quiere parar".  "Si el Rey está o no está en el 23 de febrero, si está enterado o no...", prosigue Urbano: "Hay cosas llamativas, raras, anómalas. Que los hijos del rey no vayan ese día al colegio, como tampoco fueron al colegio los hijos de los americanos de Torrejón, que le dijeran al médico de Zarzuela que ese día estuviera en Palacio desde por la mañana, que cierta vedette, Bárbara Rey, declarara, ¡vaya usted a saber si es cierto!, que el Rey la llamó diciéndole, 'oye, el lunes, 23, procura no ir a recoger al colegio a los niños, porque puede pasar algo...'. Y otras curiosas coincidencias. Igual que no se entiende lo de Osorio diciéndole a Fraga en el Congreso, en pleno golpe, 'Manolo, baja y dile a Tejero que llame a Armada'. ¿Por qué quiere llamar Osorio a Armada? ¿Qué sabe él? O, también, que de los siete padres de la Constitución, cinco conocieran en qué consistía la Operación Armada y que durante los acontecimientos del 23-F en el Congreso estuvieran relativamente tranquilos en sus escaños, leyendo o prestando sus abrigos a los rehenes de oro. Leían tranquilamente Gregorio Peces-Barba, Miguel Herrero, Gabi Cisneros, Jordi Solé Tura y Fraga, padres constituyentes, también estaban en la lista de Gobierno de Armada. Al Rey, en cualquier caso, la actuación de Tejero le resultó antiestética, irreflexiva, repugnante por la violencia de los tiros... Eso no era presentable. Lógicamente, yo tengo que pensar que el Rey no estaba en el 23-F; otra cosa es que, bueno, Armada sí que habla con el Rey ese día, aunque luego en los juicios se quiso borrar la interlocución del Rey esa noche. No aparece en las actas, como si se hubiera pasado un típex: en lugar del rey aparece Sabino". 

El golpe, según Urbano: "Sale de Zarzuela y sigue en Zarzuela desde julio del 80 hasta la segunda semana de febrero de 1981. Yo dejo al rey fuera del golpe del 23-F [...]. El rey también decía en la primera edición [de la biografía autorizada escrita por José Luis de Vilallonga], la francesa, que él habló con Armada varias veces esa noche. En fin, hay un momento en el que Sabino me dice que, en el supuesto de que, tomado el Congreso, Armada hubiera conseguido proponer su Gobierno de concentración, y hubiese sido necesaria la presencia de una autoridad superior al nuevo presidente del Gobierno y que ratificara moralmente su elección, en ese caso... el Elefante Blanco sólo podía ser el rey". 

"Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia", reconoce Urbano: "Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno [...]. Sobre esto del medallero no siempre meritado, me rechina escuchar y leer el tópico de que 'el rey nos salvó del golpe'.  El rey nos salvó in extremis de un golpe que él mismo había puesto en marcha, no queriendo que fuera un golpe, queriendo una solución fraguada en el Parlamento; pero Suárez le advertía: "¡Esto es un golpe!".
Fuente: http://www.eldiario.es/politica/secretos-Transicion-golpe-Congreso_0_585142091.html

ANSELMO LORENZO O EL PROLETARIADO MILITANTE


ANSELMO LORENZO O EL PROLETARIADO MILITANTE

 
Anselmo Lorenzo Asperilla nació el 21 de abril de 1841 en Toledo. Su familia era muy humilde, por lo que en 1852 manda a Anselmo a Madrid a trabajar en la cerería que un tío suyo regentaba en la capital de España. Pero la cerería no era el oficio que más entusiasmaba al joven Anselmo, con lo que rápidamente busca trabajo en una tipografía. Decisión que no será baladí en el futuro, ya que muchos de los fundadores de los primeros núcleos internacionalistas en España tienen ese oficio. Serán conocidos como la “aristocracia obrera” debido a que están más cerca del mundo de la cultura y de las noticias de actualidad. Pero no fue Anselmo un estudioso de academia, sino que se forjó en el autodidactismo, algo común en la clase obrera de la época.

Debido a ello va entrando en contacto con los grupos más avanzados de la política española. De esa manera se acerca al republicanismo federal, que en ese momento encabeza la figura de Francisco Pi i Margall. Fue quizá uno de los políticos mas destacados y preclaros de la historia española. Conocedor de idiomas, Pi i Margall es artífice de que en España se conozca la obra de Proudhon. Y fue precisamente Pi i Margal quien hizo ver a Anselmo Lorenzo que el republicanismo se quedaba estrecho y que era la concepción anarquista de la sociedad lo que abría esos horizontes con los que Lorenzo se sentía identificado. Anselmo Lorenzo frecuentaba el Fomento de las Artes, local donde toma contacto con otros personajes que fueron en las fechas inmediatas, fundadores del primer núcleo de la Internacional en España (Morago, Robau Donadeu, Enrique Simancas, Francisco Mora, etc.) España vivía por entonces momentos agitados. La monarquía borbónica representada en la figura de Isabel II sufría un lento pero inexorable proceso de descomposición. El pueblo pedía mayores libertades y oportunidades que la monarquía cercenaba. Un pueblo al que habían estado ahogando durante tiempo en guerras interiores (la Guerras Carlistas), en proyectos hacia el exterior y con una represión enorme cuando se producían movimientos de renovación. Tras varias intentonas, en septiembre de 1868 se produce un movimiento contra la monarquía isabelina, que provoca la caída de la monarquía borbónica.

Es el momento en que se comienzan a desarrollar las organizaciones obreras de la Asociación Internacional de los Trabajadores. En diciembre de 1868 llega a España el italiano Guiseppe Fanelli Rivera, miembro de la AIT y de la Alianza de la Democracia Socialista, bakuninista, que viene con el objetivo de constituir los primeros núcleos de la AIT en España. En Barcelona encuentra a Rafael Farga Pellicer y en Madrid, en el Fomento de las Artes a los personajes antes citados, entre ellos a Anselmo Lorenzo. Constituida la sección de la AIT en España, que responde al nombre de Federación de la Región Española (FRE), Anselmo Lorenzo es uno de los máximos defensores de la misma en la corriente bakuninista. Su figura se hace trascendental tanto dentro como fuera de las fronteras españolas. En la Conferencia de Londres de 1871, Anselmo Lorenzo va como delegado de la sección española, alojándose en la casa de Karl Marx, con quien debate el modo de organización de la AIT. Allí comprueba que la forma de entender la Internacional por los marxistas difiere de la de los bakuninistas.

La AIT en España avanzaba y superaba a las organizaciones conservadoras como la Unión Manufacturera de Barcelona o a la moderada de Las Tres Clases del Vapor. Como uno de los vehículos principales para extender la propaganda revolucionaria era la prensa, y Anselmo Lorenzo tenía conocimientos contrastados para este cometido, funda en 1870 el periódico Solidaridad, donde se defienden las concepciones anarquistas de la Sociedad. Promueve también la celebración del Primer Congreso Obrero en España, celebrado en Barcelona en junio de 1870 y al que Anselmo Lorenzo asiste como delegado de la sección de Madrid. Allí se revela que Anselmo Lorenzo, junto con Rafael Farga Pellicer y Tomás González Morago, son las cabezas más claras de todo el movimiento obrero internacional en España. Pero el avance de las ideas bakuninistas en España era algo que para Marx y Engels, al frente del Consejo General de la AIT en Londres, no se podía permitir. Por ello mandan como delegado a España al cuñado de Marx, Paul Lafargue, que actúa bajo el seudónimo de Pablo Farga.

En Madrid contacta con un pequeño grupo dentro de la sección, de tendencia marxista, y que tiene como figura más representativa a Pablo Iglesias. Aun así, el primer contacto de Lafargue es con Anselmo Lorenzo, al que conocía con anterioridad. Y es precisamente Anselmo Lorenzo quien le presenta a ese pequeño grupo que con posterioridad provocará la ruptura de la sección española de la AIT. En el Congreso de Zaragoza de 1872 se ven las dos posturas que hay dentro de la Internacional y la ruptura está servida. Lafargue acude como delegado a este congreso por la sección de Alcalá de Henares. Ese pequeño grupo marxista de Madrid constituye la Nueva Federación Madrileña alrededor del periódico La Emancipación, que rápidamente es aceptado por el Consejo General en Londres, en manos de Marx y Engels. En el Congreso de La Haya de 1872 la Internacional queda divida y la mayoría de la sección española pasa a engrosar las filas bakuninistas.

Ese pequeño grupo madrileño fiel a Marx será el que con posterioridad fundará el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1879 y la Unión General de Trabajadores (UGT) en 1888. Al poco de producirse la ruptura internacionalista se proclama en España la Primera República, que tiene una vida efímera, acosada por la Guerra Carlista, la sublevación cantonal, el asedio borbónico y los gritos de independencia de las colonias. Caída la República comienza una nueva etapa donde los internacionalistas son fuertemente perseguidos. Durante ese tiempo Anselmo Lorenzo realiza algunos viajes a Portugal, con el objetivo de desarrollar en el país luso los núcleos internacionalistas a semejanza de los españoles. Pero la vuelta de la monarquía borbónica en la figura de Alfonso XII, y la subida al poder de Canovas del Castillo, provoca una persecución contra los Internacionalistas. Sagasta llega a calificar la Internacional como la “utopía filosofal del crimen”. En el tiempo de la clandestinidad, Anselmo Lorenzo también funda una familia. Se une a Francisca Concha y producto de dicha unión nacen Mariana, Marina y Flora. Disperso en Internacionalismo de raíz ácrata, vuelve a intentar formar organización cuando en 1881 funda la Federación de Trabajadores de la Región Española (FTRE).

La mecha nunca se durmió. Anselmo Lorenzo participa de todas las iniciativas de organización obrera, así como de propuestas de periódicos como El Socialismo, impulsado por el gaditano Fermín Salvochea. Pero también es un momento difícil para el movimiento anarquista. La dispersión hace que se ejecuten acciones individuales que son pretexto para las autoridades para reprimir al conjunto del movimiento anarquista. Esto, junto a montajes estatales como el de la Mano Negra, hace que Anselmo Lorenzo esté mas de una vez en prisión, en un momento donde su salud ya está fuertemente quebrantada. Alojado en Barcelona impulsa el movimiento obrero en Cataluña. Merced a la oleada de atentados en Barcelona, la enorme conflictividad social y el asesinato de Cánovas del Castillo en agosto de 1897 por el anarquista italiano Michelle Angiolillo, hace desatar una oleada represiva que culmina con los famosos “Procesos de Montjuïc”, donde Anselmo Lorenzo, muy enfermo de una dolencia cardiaca acaba en la cárcel y sufriendo las mayores penalidades. Allí se junta la flor y nata del anarquismo español. Junto a él coinciden en la cárcel Tarrida de Mármol, Teresa Claramunt, Juan Montseny, Pedro Corominas, José López Montenegro, etc. Desterrado a París, Anselmo Lorenzo siguió allí, con su salud muy deteriorada, trabajando por la propaganda y la cultura anarquista. Toma contacto con Charles Albert, Jean Grave, Sebastián Faure. También debate con los socialistas mas prestigiosos de Francia, como Jean Jaurés.

Concedida amnistía comenzando el siglo XX, Anselmo Lorenzo vuelve a España y comienza una frenética labor en su producción intelectual, tanto a través de libros como de folletos y artículos en la prensa anarquista. Se posiciona a través de La Huelga General y de Tierra y Libertad (fundado por Juan Montseny) a favor la oleada huelguística de 1900-1902. Igualmente es el momento en el que traba relación con el pedagogo libertario Francisco Ferrer Guardia, al que conoció en París. Ferrer tenía un proyecto educativo con el que Anselmo Lorenzo estaba completamente de acuerdo. Así, en septiembre de 1901 Ferrer funda en Barcelona “La Escuela Moderna”, en cuya editorial colabora Anselmo Lorenzo, ya sea a través de artículos de su boletín, o en las traducciones de textos para la editorial de autores anarquistas como Reclús (tradujo su gran El hombre y la Tierra), Pedro Kropotkin, Pouget, etc. Todo esto no le evita que vuelva a ir a la cárcel por cuestiones de conflictividad social en Cataluña. También merced a la infiltración policial en las filas anarquistas, como fue el caso de Rull.

En 1906 la Escuela Moderna es clausurada al vincular a Ferrer con el atentado que Mateo Morral ha perpetrado contra el cortejo nupcial de Alfonso XIII y Maria Eugenia de Battenberg el día de su boda. Aunque se demostró sobradamente la inocencia de Ferrer, la Escuela Moderna no fue abierta nuevamente. Aun así la editorial siguió adelante y con ella Anselmo Lorenzo. Tras el juicio por el intento de regicidio frustrado, el enemigo a batir por el Estado y la Iglesia era Ferrer. Y aprovechó la llamada Semana Trágica de Barcelona en julio de 1909 para inculparle de todos los males y llevarle al paredón en octubre de ese año. Por los acontecimientos de julio de 1909 Anselmo Lorenzo es detenido, junto a otros integrantes del equipo de la Escuela Moderna. Por todo ello Lorenzo es desterrado primero a Alcañiz y luego a Teruel, junto a la compañera sentimental de Ferrer, Soledad Villafranca. Pero su deteriorada salud no le impidió seguir en su puesto histórico. El sucesor de Ferrer, Lorenzo Portet, siguió confiando en Anselmo Lorenzo. Su labor intelectual no falló.

Al igual que su contribución al desarrollo del sindicalismo. En octubre de 1910 asiste al nacimiento de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), y con ello al nacimiento del movimiento sindical más dinámico y fuerte de España y Europa. En ese congreso Anselmo Lorenzo se dirigió a los asistentes con las siguiente palabras: “Ante vosotros el libro blanco de la historia presenta una página en blanco. Preparaos a rellenarla, futuros” Fue uno de los últimos actos del “abuelo” del anarquismo. Tras ello la enfermedad le fue minando más y más, hasta que el 30 de octubre de 1914 moría en su domicilio de la calle Casanovas. Con él desaparecía una primera generación de hombres de lucha, de anarquistas, de dinamizadores del movimiento obrero. Pero su trabajo no cayó en saco roto. Sus luchas fueron ejemplo para que las posteriores generaciones de luchadores tuvieran una base y unos cimientos en los que asentar sus cometidos. Para ello Anselmo Lorenzo dejó una amplia gama de obras de toda índole. Sin contar sus innumerables artículos, Anselmo Lorenzo es autor de uno de los libros más importantes para conocer la historia del internacionalismo español. El proletariado militante pasa por ser la gran obra de los orígenes del movimiento obrero, escrita por uno de los participantes de la misma, y por tanto escrita por obreros. Inicia así una saga de escritores que continuará Manuel Buenacasa y Juan Gómez Casas. Pero es autor de otros textos como El banquete de la vida, Criterio libertario, Hacia la emancipación, El pueblo, Igualdad, libertad y fraternidad, Generalidades sociales, Fuera política, El derecho a la salud, El trabajador libre, Vía libre, etc. Esta es la vida de Anselmo Lorenzo. Esta es su obra. Y con ella todos sus cometidos.

FUNDACIÓN ANSELMO LORENZO

 

martes, 29 de noviembre de 2016

FRANCISCO PEREZ - ANARCOSINDICALISTA Y DE LA FAI


Francisco Pérez    anarcosindicalista y de la Fai

 El 26 de enero de 1973 muere en Lyon (Arpitània) el anarquista y anarcosindicalista Francisco Pérez, conocido como Paco. Había nacido el 27 de noviembre de 1907 en La Aljorra (Cartagena, Murcia, España). Emigró a Andalucía, donde militó en el movimiento libertario. Cuando el levantamiento fascista de julio de 1936 consiguió llegar a Cartagena y de allí pasó a Barcelona (Cataluña). Fue nombrado miembro del Comité Peninsular de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) en la capital catalana. Luego luchó en el frente de Valencia.

Con el triunfo franquista, cruzó los Pirineos con su compañera Carmen Pérez Estévez y su hija Violeta, de 15 días, y todos fueron recluidos en el campo de concentración de Sant Cebrià. Tras la II Guerra Mundial militó en la Federación Local de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Lyon (Arpitània), en estrecha amistad con Cayetano Zaplana Zapata y muy ligado a las Juventudes Libertarias y los grupos específicos de la Federación Anarquista Ibérica ( FAI).

 En agosto de 1946 asistió al Pleno Nacional de Regionales de la CNT en el Exilio como delegado de la Regional 4-5. A principios de los años cincuenta fue secretario de los fondos destinados a los compañeros encarcelados en la España franquista. En 1951, a raíz del asalto el 18 de enero de ese año por un grupo de acción libertario de un furgón postal ante la oficina de correos de la calle Duguesclin de Lyon, fue detenido junto con una treintena de militantes confederales , entre ellos José Peirats, Pere Mateu y J. Pascual, que fueron maltratados por las policía francesa. A pesar de no tuviese nada que ver con este asalto, fue acusado de haber participado y de ser cómplice de varios ataques realizados en la zona de Lyon y de Grenoble entre 1946 y 1950. Juzgado, en enero de 1955 fue condenado a 10 años de prisión. Después de ocho años de cierre, fue liberado y se le asignó la residencia durante muchos años en Angers (País del Loira, Francia).

 Luego pudo retornar a Lyon. Francisco Pérez, un año después de retirarse, murió el 26 de enero de 1973 en Lyon (Arpitània) de un cáncer de estómago fruto del apaleamiento de 1951.

lunes, 28 de noviembre de 2016

ANTONIO ROSADO LOPEZ - ANARQUISTA DE MORON


Antonio Rosado López  -  anarquista de Morón

 El 4 de noviembre 1978 muere en Badalona (Barcelona, ​​España) el militante anarquista y anarcosindicalista Antonio Rosado López. Había nacido el 28 de noviembre de 1889 en Morón de la Frontera (Sevilla, Andalucía, España). Fue el primer hijo de una familia muy modesta formada por Antonio Rosado Moncada y Antonia López González, ambos analfabetos y naturales de Alcalá del Valle (Cádiz). Cuando tenía nueve años comenzó a trabajar de zagal en el campo y dos años después, en 1900, su padre ya su hermana pequeña mueren de una grave enfermedad, recayendo el mantenimiento de su familia a su responsabilidad. El verano de 1912 ingresó en la Agrupación Socialista local, denominada «1 º de Mayo», y se hizo cargo de la Cooperativa panadera de la agrupación. Pero los contactos con el anarquista Juan López Galera y la prensa libertaria lo llevarán en 1915 en el anarcosindicalismo. Después de organizar algunos sindicatos (obreros de cantera y de leñadores, agricultores, oficios varios, etc.) Y un Centro de Estudios Sociales en su comarca, en 1916 creará el grupo anarquista de afinidad "Alba Social», mediante el que intervendrá en diversas actividades anarquistas.

 En esta época comenzará a publicar artículos en La Voz del Campesino, órgano de la libertaria Federación Nacional de Obreros Agricultores (FNOA) y mantendrá un polémico enfrentamiento con Sánchez Rosa, defendiendo la primacía del sindicalismo sobre el anarquismo. En 1919 fue nombrado secretario general de la Federación Regional de Grupos Anarquistas de Andalucía y, con Pedro López Calle, publicará Juventud Rebelde, órgano de esta federación. Más tarde fue detenido por injurias al Ejército, después de haber denunciado en un artículo («Bárbara represión en Arahal», del 26 de abril de 1920) en el periódico España Nueva las torturas a las que fueron sometidos los integrantes de la junta directiva del sindicato de campesinos de El Arahal por parte de la Guardia Civil, y condenado en un consejo de guerra a dos años de prisión, pero fue puesto en libertad provisional esperando el recurso. Ese mismo año, huirá antes de entrar en prisión hacia Las Palmas (Gran Canaria, Islas Canarias) y luego en Argentina, llegando a Buenos Aires el 8 de febrero de 1922. El 24 de junio de 1924 volvió de América y en octubre fue encarcelado en Puerto de Santa María (Cádiz), de donde saldrá en enero de 1926 gracias a una amnistía promulgada por Primo de Rivera a petición del comandante Ramón Franco.

En este años combatirá el dictador y reorganizará sindicatos cenetistas. Con el establecimiento de la II República, se convierte en una pieza clave de los sindicatos de Morón y fue nombrado secretario del Sindicato Campesino de la comarca de Morón. Enfermo de tuberculosis, se dedicará a actividades sindicales con sueldo, recorriendo los pueblos de la comarca (Olvera, Alcalá, Algodonales, Grazalema, Arriate, Montejaque) organizando sindicatos de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). En octubre de 1931 asistió al Pleno Regional de CNT. En 1932 fue elegido miembro del Comité Regional de Andalucía y sufrió prisión al año siguiente. En 1933 fue delegado del Pleno Comarcal de Montejaque y del Pleno Regional de Sevilla. El 05 1936 representó Morón en el IV Congreso de la CNT, donde elaboró ​​la ponencia sobre la Reforma Agraria. La guerra le sorprendió en el sanatorio antituberculoso para trabajadores que había fundado el médico anarquista Pedro Vallina en Cantillana y tuvo que huir hacia Almadén con su hijo - que termina enloquecido -, logrando llegar a Madrid, de donde se desplazó a Málaga. En esta ciudad andaluza se encargará de todo lo relacionado con la economía agraria y destacó en el Pleno de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) de Almería.

 Durante los años bélicos vivió sucesivamente en Almería, Alcoy, Játiva, Baza y Úbeda, formando parte de la constitución de la Federación Regional de Campesinos de Andalucía (FRCA), será nombrado secretario general, y responsabilizándose de las colectividades andaluzas con sede en Úbeda. En esta época publicará folletos para la FRCA (Los Campesinos de la CNT y el colectivismo agrario y Orientaciones a sindicatos y colectividades) y artículos sobre el desarrollo de las colectividades en Fragua Social y en Campo Libre. Al terminar la guerra, después de vagar por los campos, fue detenido en El Arahal, juzgado en consejo de guerra acusado de «auxilio a la rebelión» y encarcelado. En junio de 1940 fue liberado. Tras varios intentos por parte de las autoridades franquistas para que colaborara en los sindicatos verticales fascista, algo a lo que se negó, abandonó toda militancia debido a diversas razones personales (mala salud, compañera enferma, sin recursos económicos, hijo encarcelado, etc.), limitándose a trabajar de Calero y en una fábrica de cemento. En 1974 se vio obligado a abandonar Morón y emigró con su hija y su yerno, en Badalona. Publicó artículos en diversos periódicos, como Campo Libre, España Nueva, Fragua Social, Juventud Rebelde, El Miliciano (que dirigió durante la guerra), El Productor, El Tribuno, La Voz del Campesino, etc.

 Es autor de Tierra y Libertad. Memorias de un campesino anarcosindicalista (1979, póstumo). En 2003 Angel Sody de Rivas le dedicó una biografía, Antonio Rosado y el anarcosindicalismo andaluz. Morón de la Frontera (1968-78).