Facebook CNT Pto.Real

lunes, 22 de octubre de 2018

SE DETECTAN CASI 200 PUNTOS DE AMAINTO EN EL METRO DE BARCELONA


TMB detecta casi 200 puntos con amianto pendiente de retirar

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha detectado casi 200 puntos en el metro de Barcelona que tienen elementos con amianto. En el listado, revelado por Betevé, aparecen 187 elementos en 125 estaciones y 13 en seis cocheras. Se trata de planchas de fibrocemento que no es obligatorio retirar, informan fuentes de TMB, pero la empresa pública lo hace desde hace años. Mientras, TMB está pendiente de los resultados de los análisis de la pintura de la flota de trenes de la década de 1980, donde se ha encontrado amianto en dos unidades.

Fuentes de TMB explican que, más allá de listados que se realizan periódicamente, el año pasado —antes de conocerse la presencia de amianto en la pintura de dos trenes, que fueron retirados— la empresa encargó a una empresa externa un inventario exhaustivo sobre la presencia de este material cancerígeno en la red del suburbano: instalaciones y material rodante. Las mismas fuentes aseguran que en los últimos años se han retirado 300 metros cuadrados de planchas de fibrocemento, un trabajo que desde hace más de una década se ocupa el Departamento de Infraestructuras de TMB. Estas planchas no desprenden fibra si no se manipulan.

En el caso de los trenes, ante la alarma generada, los tres laboratorios especializados que hay en Cataluña están analizando a contrarreloj la pintura de los convoyes de la serie en la que se encontró amianto, que son “minoritarios” en el global de la flota de trenes que circulan por el subsuelo de la ciudad, apunta un portavoz de TMB. La empresa recuerda además que el empleo de amianto era legal durante la década de 1980, cuando se utilizó ampliamente en la construcción.


 

 

JOSE SANCHEZ ROSA - ANARQUISTA DE GRAZALEMA FUSILADO EN SEVILLA


José Sánchez Rosa: anarquista de Grazalema fusilado en Sevilla

  El 1 de agosto de 1936 es asesinado en Sevilla (Andalucía, España) el maestro autodidacta anarquista y militante anarcosindicalista José Sánchez Rosa. Había nacido el 22 de octubre de 1864 en Grazalema (Cádiz, Andalucía). Era el menor de una familia numerosa muy pobre, por lo que trabajaba en el campo como peón y durante las noches adobado zapatos en el taller de su padre. Asistió poco a la escuela - sólo hizo dos años de primaria -, pero a los 13 años leía los periódicos y la propaganda anarquistas a sus compañeros de trabajo; poco después fue detenido a raíz de un mitin. En 1882, debido a los hechos de la «Mano Negra», fue detenido y encarcelado acusado de pertenecer a esta organización secreta, él que siempre había defendido el pacifismo y se negaba a llevar armas. Pronto alcanzó popularidad y en 1891 asistió al Congreso del Pacto de Madrid. En enero de 1892 ingresó en prisión, acusado de intervenir en los hechos de Jerez y condenado a cadena perpetua el año siguiente.

 Los años de cierre los aprovechó para mejorar sus conocimientos - un discípulo de Reclus le enseñó francés y sociología y Salvochea fue su maestro ideológico - y será liberado en 1901, saliendo con ganas de esparcir sus ideas en todo . Posiblemente asistió al congreso de la Federación de Sociedades Obreras de la Región Española (FSORE) de 1901 e intervino en la Excursión Nacional de Propaganda de 1902, con Bonafulla y Claramunt, gira que repetirá varias veces en años posteriores. Abrió escuelas racionalistas en diferentes lugares andaluces (Campo de Gibraltar, Tánger, Dos Hermanas, Aznalcóllar, Sevilla) donde enseñaba a los niños de los trabajadores y abrió una biblioteca para los trabajadores en su casa. En abril de 1904 participó en una gira de propaganda por Murcia con Saavedra para preparar el congreso de la FSORE de ese año, a la que asistió en representación de Algeciras y Los Barrios. Poco después fue encarcelado en Tánger hasta enero de 1905, refugiándose en Aznalcóllar.

 En 1910 se instaló en Sevilla, donde enseñará en una escuela del barrio de Triana y dirigirá la Agrupación Pro Enseñanza Racionalista. Estos años serán de gran actividad militante: giras por todo Andalucía, creación y fomento de cientos de organizaciones obreras y campesinas, divulgación libertaria a través de la famosa «Biblioteca del Obrero», debates con los socialistas - sobre todo con Egocheaga. 1911 es detenido en Sevilla con motivo de la huelga general y entre 1912 y 1913 participará con Queraltó en una legendaria gira propagandística por toda España. En 1915 asistió al Congreso de Ferrol en nombre de las sociedades obreras sevillanas. El año siguiente fue miembro de la comisión reorganizadora del Centro de Estudios Sociales sevillano, con Vallina, Pinzano y otros, y participó en el mitin del 7 de julio de 1916 en Sevilla; ese mismo año también hizo un mitin en Castro. En 1917 fue miembro del comité sevillano de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) junto con Vallina. El año siguiente participó activamente en el motín de la cordobesa Aguilar, representó Andalucía con Vallina en el Congreso Anarquista de Barcelona, ​​hizo mítines en Sevilla y Paterna del Campo, e inauguró el Congreso de la CNT andaluza, en representación de los zapateros sevillanos, a los que también representará en la Asamblea de enero de 1919. en estos años publicará varios periódicos, como El Productor, de Sevilla (1919-1920), y La Anarquía. Detenido en febrero de 1919, se mostró bastante activo con Pacheco y Vallina, en la reivindicación de los alquileres creando la Liga de Inquilinos, y se deportado con Vallina en Herrera del Duque, la «Siberia extremeña», donde hizo numerosas charlas durante los meses de estancia.

 A finales de 1919 polemizó duramente con el Comité Regional de la CNT andaluza, comandado por Rosado y otros, sobre el debate entre sindicalistas y anarquistas terminando la discusión con su expulsión por anarquista, lo que provocó gran escándalo en numerosos sindicatos andaluces y en anarquistas catalanes, que organizaron un congreso netamente anarquista para la creación de una nueva CNT en la zona sur entre los años 1919 y 1921. Entonces se unió al colectivo editor de la Revista Blanca, con Federica Montseny y Federico Urales. Deportado algunos meses en 1923 y de nuevo en 1925 a Murcia, abrió una escuela en Sevilla y realizó giras por Córdoba y el Levante vez que trabajaba con el fin de celebrar un congreso anarquista en Madrid, al que asistió en marzo para Andalucía. Con Federico Urales intentó resucitar La Revista Blanca en esa época. Durante los años siguientes disminuyó su actividad, pero hizo mítines con Pestaña en Sevilla en julio de 1931. En 1932 fue detenido a raíz de la gran huelga sevillana y con motivo de la sublevación de Fígols fue deportado a África. Publicó artículos en El 4 de Febrero, El Látigo, Espartaco, Redención, Tierra y Libertad, El Trabajo, La Voz del Campesino.

 Es autor libros y folletos como Bienvenida, Inocencio y Candidito, El burgués y el anarquista, Diálogo sobre Enseñanza racionalista. Los dos niños de la Escuela, Los dos profesores, Entre amiguitas: Azucena, Dalia y Camelia, Los inocentes, La idea anarquista (1903), Las dos Fuerzas: Reacciones y progreso (1904), El capitalista y el trabajador (1911), en el campo. El guarda y el obrero (1911), Nuevo rumbo, el obrero sindicalista y apoyo patronos (1911), Por la educación racional gozaremos de los beneficios de las ciencias y de la libertad (1912), discordancias del bronce (1919), La gramática del obrero (1929), Nuevo rumbo (1932), El abogado del obrero (1932), La aritmética del obrero (1933), etc.; obras de las que se hicieron infinidad de ediciones hasta 1939. Además colaboró ​​en la obra histórica de Buenacasa y prologó El sindicalismo, de Leone (1919). Pocos días después del levantamiento fascista del 18 de julio de 1936, un comando de requetés cargó en un camión sus libros, sus folletos y toda su documentación; encima colocaron un colchón y encima pusieron el viejo maestro anarquista, que habían sacado de la cama enfermo de diabetes.

 En la madrugada del 1 de agosto de 1936, en las tapias del cementerio de Sevilla (Andalucía, España), fue fusilado y su cuerpo arrojado a la fosa común. El historiador José Luis Gutiérrez Molina le dedicó una biografía: La tiza, la tinta y la palabra. José Sánchez Rosa, maestro y anarquista andaluz (1864-1936) (2005).

sábado, 20 de octubre de 2018

CUENTO: LA JUSTICIA


Cuento
 
La Justicia
 
En Dorcitat pudo convencerse bien el pequeño León de que su amigo no había exagerado cuando le hablaba de la república. Le bastó para ello asistir una sola vez a una audiencia del tribunal, donde le condujo Estanislao, porque esas audiencias eran públicas, y muchos desocupados, que no podían pagarse un asiento en el teatro, asistían allí y se hacían la cuenta de que viendo juzgar tenían comedia de balde.
Era la primera vez que el niño penetraba en un pretorio, y después de haber franqueado la puerta, guardada por un matador de profesión, porque desgraciadamente se encuentran aún por todas partes, se vio en una sala bastante espaciosa llena de curiosos. A un lado, sentado en un banco, entre dos guardianes armados, se hallaba un obrero de miserable aspecto. En el fondo, detrás de una especie de mostrador, se hallaban tres hombres sentados, vestidos con negras vestiduras; el de en medio tenía la barba blanca y en el pecho ostentaba una cinta roja; los otros dos tenían patillas negras.
-¿Qué son esos? ¿Son curas, o mujeres barbudas? preguntó León.
-No, respondió Estanislao. Son jueces; hombres como los matadores profesionales, los verdugos o los polizontes, que el sexo masculino tiene el honroso privilegio de suministrar. Visten casi como los curas, a los cuales se parecen por sus costumbres y sus funciones, con la diferencia de que los curas condenan o absuelven para una vida futura, en nombre de un dios imaginario, mientras que los jueces condenan en la vida presente, en nombre de un libro estúpido y bárbaro llamado Código.
-   ¿Quién ha escrito ese libro?
-    ¿Quién? Conquistadores, emperadores, reyes, amos, gobernando por el derecho del más fuerte o por la astucia. Es decir, malhechores blicos. Ello es lo que han escrito o hecho escribir por sus servidores. Pero escucha.
El presidente, es decir, el hombre sentado en medio, mandó con voz glacial al obrero sentado entre los guardianes que se levantara; le preguntó su nombre, edad, estado, profesión y domicilio. Cuando el interrogado hubo contestado con voz sorda, el juez añadió:
-   A usted se le acusa de haber dormido sobre un banco en la calle del Pueblo Soberano, debiendo saber que la vagancia está prohibida. ¿Qué tiene que exponer en su defensa?
-    Sencillamente que no tengo domicilio. Mi casero me ha echado de la casa y me he visto obligado a dormir en la calle.
-   ¿Y por qué ha echado a usted el casero a la calle?
-  Porque no podía pagarle.
-  ¿Por qué no podía usted pagarle?
-Porque no tenía trabajo.
-  Además, se acusa a usted de haber injuriado al agente que le ha detenido.
-  Usted dirá si podía yo estar contento de verme arrancado al sueño, mi único consuelo, y llevado a la prevención como un malhechor, después de haber trabajado honradamente toda mi vida.
-  El tribunal apreciará.
El presidente se inclina hacia los otros dos jueces, sus asesores; consulta con ellos un instante, y dice:
-Seis días de prisión... ¡Otro!
-He ahí, murmuró Estanislao, al oído de León, una cosa que hará brotar en el corazón de ese pobre obrero un poco de odio contra el régimen social.
Al segundo procesado, que entró por una puerta lateral para sentarse también entre los dos guardianes, se le inculpaba de haberse hecho ser- vir una comida en un restaurant y de haber dicho luego al dueño: “Ahora hágame usted prender, si quiere, porque no tengo un céntimo para pagar”.
-¿Por qué hizo usted eso? preguntó el juez.
-Porque tenía necesidad de comer, como la tiene todo hombre, y consideré que era preferible eso a atacar al primero que se presentase al volver una esquina pidiéndole la bolsa o la vida.
-Cuatro días de prisión y veinte pesetas de multa, sentenció el presidente.
Tocó en seguida el turno a otro procesado de género diferente; era un hombre bien vestido, sentado, no entre los guardianes, sino en la primera fila de los asistentes, quien declaró su nombre, Víctor Mast, y su cualidad, contratista de obras.
-Señor, le dijo el juez empleando por primera vez este calificativo; a usted se le acusa de haber roto el bastón sobre las costillas de un obrero que reclamaba su jornal. A petición suya se le ha citado a usted.
-Señor juez, respondió el acusado; ese obrero es un tunante que quería robarme y me amenazó con la justicia. Por lo demás mi abogado explicará el asunto mejor que yo puedo hacerlo.
Y aquel patrón, que si no era muy elocuente era astuto y tenía dinero de sobra para poder pagarse un abogado hábil, se sentó, dejando a su defensor explicar el asunto a su manera, quien declaró que Víctor Mast, viendo a su obrero hacer ademán de pegarle, se consideró en el caso de legítima defensa. El tribunal, en su alta sabiduría, apreciará los hechos y no excitará la rebeldía de los obreros contra los patronos.
Los jueces acogieron aquel discurso por signos apenas perceptibles de aprobación. El blico homenaje tributado a su sabiduría fue de su agrado, por lo que el contratista fue absuelto y el obrero condenado en costas.
-Esto, dijo Estanislao a su amigo de modo que lo pudieran oír los que se hallaban cerca, enseñará a ese obrero a hacerse justicia por sí mismo, en vez de implorarla a los magistrados. ¿No has visto y oído bastante?
-  ¡Oh, sí; vámonos! Creo que me pondría malo si permaneciéramos más tiempo en esta casa abo- minable. Este es el Palacio de la Injusticia y no el de la Justicia.
Salieron de aquella casa del crimen, donde unos hombres, vestidos de una manera particular para imponer respeto, condenan con imponente solemnidad a desgraciados, víctimas de la sociedad, y absuelven a los explotadores.
Una vez fuera respiraron con satisfacción el aire libre.
León, profundamente impresionado por lo que había visto y oído, permanecía silencioso; la melancolía se reflejaba en su rostro.
-¿En qué piensas? le preguntó su compañero.
-En lo que llaman justicia, respondió el niño.
¿Qué es la justicia? ¿Existe?
Estanislao     permaneció    un instante silencioso: buscaba las palabras más apropiadas para hacer comprender su pensamiento a aquel niño de nueve años.
-La justicia no es una especie de divinidad reparadora y vengadora del mal, como se la imaginan todavía muchos individuos influidos por la enseñanza religiosa; es sencillamente el equilibrio, la armonía o la concordancia de los intereses.
En la sociedad presente todos los intereses, el del patrón y el del obrero, el del vendedor y el del comprador, el del gobernante y el del gobernado están en contradicción y en luchas perpetuas; en tales condiciones la justicia no puede existir y no puede pedirse ciertamente a los jueces, defensores del orden de cosas actual.
Por el contrario, en una sociedad en que todo sea de todos, los individuos tendrán el mismo interés en producir y no podrá haber conflictos entre gentes que trabajen y gentes que hagan trabajar por su beneficio exclusivamente personal. Cuando la propiedad individual desaparezca, desaparecerán con ella una multitud de males y  de crímenes. ¿No es mejor impedirlos que castigarlos?
Del mismo modo, la eliminación de la autoridad hará desaparecer también la opresión  de  los unos, el cobarde servilismo de los otros, los odios, las rebeldías sangrientas, las guerras. No habrá indudablemente la perfección absoluta, porque entre los seres humanos hay diferencias  de temperamento y de gustos, como hay también enfermedades que producen desarreglos del entendimiento y de la voluntad que causan actos perjudiciales, pero los que las padezcan serán una ínfima excepción, y como no tendrán fuerza para imponerse a toda la sociedad, como lo hacen actualmente los gobernantes y los capitalistas, todo quedará reducido a ponerlos fuera de estado de causar daño. En lugar de matarlos o de martirizarlos, se les cuidará como inválidos o como enfermos y se procurará su curación.
He ahí el concepto que nosotros tenemos de la justicia. Ya ves que no tiene nada de común con la de los magistrados.
-Efectivamente, respondió León.
 
REVISTA ORTO Nº 190  Carlos Malato
 

jueves, 18 de octubre de 2018

PILAR GRANGEL - PEDAGOGA RACIONALISTA


Pilar Grangel – pedagoga racionalista
El 19 de octubre de 1893 nace en Castellón de la Plana (Plana Alta, Valencia) la pedagoga racionalista y militante anarcosindicalista Maria del Pilar Grangel Arrufat --citado los linajes menudo como Granjel y Arrufas. Instalada en Barcelona (Cataluña), se afilió a la Sección de Maestros del Sindicato Único de Profesiones Liberales (SUPL) de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).
Antes de la Guerra Civil fue responsable con su compañero Joaquim Ferrer Álvaro (ácrata Llull) de la racionalista Escuela Pestalozzi en la barriada barcelonesa de Sants y dirigió la escuela del Sindicato del Ramo de Elaborar Madera. En 1932 colaboró ​​con Solidaridad Obrera de Valencia. Fundó con otras compañeras el grupo «Brisas Libertarias», creado también en Santos dentro del SUPL con el fin de impartir clases nocturnas en las mujeres obreras, y en 1934, el heredero de la anterior asociación, el Grupo Cultural Femenino, que se reunía al Sindicato de Artes Gráficas de la CNT de Barcelona. 1936 asistió al Congreso de Zaragoza.
Ese mismo año acoger un niño con motivo de la huelga general zaragozana, ella que ya tenía dos muñecas (Electra y Violeta). Durante la guerra militar en «Mujeres Libres», escribiendo en su órgano de expresión del mismo nombre y participando en giras de propaganda, y se encargó de la Maternidad de Les Corts. En septiembre de 1936 fue una de las fundadoras --con Ernestina Corma, Eugenia Bony, Maria Colomé y Palmira Puntas, entre otros-- del Comité Femenino de Solidaridad Libertaria del SUPL, creado con el fin de montar un taller de confección de ropa para el frente, hacer cursos de enfermería y de puericultura, impartir conferencias propagandísticas, etc. En esta época colaboró ​​en Esfuerzo, órgano de expresión de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) de Barcelona.
En febrero de 1937 no apoyó el grupo de «Mujeres Libres" que pidió el ingreso en la Federación Anarquista Ibérica (FAI). El 1 de mayo de 1937 habló en un mitin de mujeres antifascistas por la unidad indica celebrado en el Teatro Olympia de Barcelona, ​​junto con Nita Nahugel y Libertad Ródenas, por la CNT, y Caridad Mercadé, Isabel Azuara y Dolores Piera, por la Unión general de Trabajadores (UGT). Sustituyó Áurea Cuadrado Castillón en la Casa de la Maternidad de Barcelona como directora pedagógica durante la guerra, cargo que dejó para evacuar en junio de 1938 un grupo de niños a Seta (Languedoc, Occitania). Al terminar la contienda marcha en Francia, donde fue internada en varios campos, estableciéndose en Clermont-L'hérault. En 1945, cuando sus intentos de emigrar a México fracasaron, se instaló definitivamente en Montpellier.
En esta ciudad colaboró ​​en la prensa del exilio (Cenit, Espoir, etc.) y en tareas asistenciales en Solidaridad Internacional Antifascista (SIA). Mantuvo estrechos vínculos con la familia de editores catalanes exiliados en México formada por Hermós Playa Salón y Carmen Paredes Sans, y ejerció como representante en Francia de sus Ediciones Vértice. En 1973 una conferencia en París. Pilar Grangel murió el 18 de marzo de 1987 en Montpellier (Languedoc, Occitania). La actriz, cantante, especialista lorquiana y libertaria Violeta Ferrer es una de sus hijas.
 

miércoles, 17 de octubre de 2018

NOS DEJA UN GRAN SER HUMANO Y ANARQUISTA


Nos deja un gran ser humano y anarquista
Rafael Sánchez García
El día 9 de septiembre falleció nuestro querido amigo, compañero y hermano en ideas Pedro García Martínez. Había nacido Pedro el 28 de febrero de 1928, hijo de una familia humilde, cuyos padres emigraron a Barcelona a finales de la segunda década del siglo XX. Desde muy pequeño supo de las miserias a las que se veían abocad@s l@s trabajadoras/es en los miserables barrios de barracas de aquella Barcelona de los años veinte y treinta.
El 19 de julio de 1936 se levantó, si es que durmió esa noche, con el sonido de las sirenas de las fábricas llaman- do a la clase trabajadora, mayoritariamente afiliada a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT-AIT), a defenderse del alzamiento, contra el gobierno de la República y el pueblo, perpetrado por un sector importante del ejército y de la Iglesia Católica. Vivió, a pesar de ser un niño de 8 a 11 años, el ambiente de la Barcelona revolucionaria de 1936 a 1939, conoció las hambres cuando la comida escaseaba y tuvo que ingeniárselas para buscar y llevar comida a su casa.
Cuando el fascismo triunfó, gracias a la No Intervención de las “democracias” europeas y el apoyo de Hitler y Mussolini a Franco, y las tropas franquistas entraban por la Diagonal de Barcelona, Pedro, con sus amigos, sacaron toda la comida y cosas que pudieron y prendieron fuego a los tinglados del puerto, donde hoy está el Museo de Historia de Cataluña, para que los franquistas no pudieran aprovechar nada (en dicho museo, con motivo de la pre sentación del “Diccionari biogràfic del moviment obrer als països catalans” y tras algunas incongruencias y false dades de alguno de los ponentes, Pedro se levantó e hizo algunas puntualizaciones y al terminar les dijo: “soy el primer terrorista del franquismo”, ante lo cual los componentes de la mesa se quedaron estupefactos, luego explicó que ello fue así por la quema de dichos tinglados).
Durante la larga y oscura noche del franquismo Pedro fue detenido, apaleado y torturado en la Dirección General de la Policía de Vía Laietana. Siempre me decía que intentó tirarse por la ventana y suicidarse a causa de las palizas que le daban, pero que se lo impidieron cuando estaba a punto de saltar.
Nos conocimos en el local de la CNT-AIT de Badalona a comienzos de 1977, donde militó desde entonces hasta ahora. Él estaba afiliado al Sindicato de Madera y Corcho y yo al de Industrias Químicas. Desde el primer momento conectamos y desde entonces hemos mantenido una relación humanamente muy enriquecedora. Era muy difícil no conectar con Pedro, al que l@s compañer@s de la CNT-AIT de Badalona hemos llamado siempre “Pedro el italiano”, por su cariño a ese idioma. Era una buena persona, siempre con una sonrisa en la boca y siempre sacando punta a todo de una forma alegre y graciosa. A Pedro le encantaban l@s niñ@s pequeños, eso lo sabemos tod@s los que durante los últimos cuarenta años acudíamos al Sindicato con nuestr@s hij@s pequeños y veíamos con el cariño que les hablaba y trataba.
Estaba casado Pedro con Pepita, su compañera de siempre, a la que quería infinitamente. Siempre nos hablaba de sus hij@s y niet@s con un gran cariño y, últimamente de su pequeño biznieto. Las veces que lo hemos visitado en su casa siempre estaba contento y feliz al lado de su compañera.
En los últimos años hemos visto como la edad, por imperativo natural, le iba mermando y el esfuerzo que hacía, como mínimo el día de la Asamblea del Sindicato, para desplazarse desde Barcelona a Badalona. Llegó el momento en que l@s compañer@s tuvimos que decir-   le que dejara de venir porque se ponía en riesgo y no lo podíamos permitir. Él, con gran dolor y tristeza, me dijo que eso era muy duro, porque tenía dos casas y dos familias, una la que él y Pepita habían formado y la otra era la CNT-AIT y sus compañer@s de siempre. Sabíamos lo que le costó asumir eso, pero no quedaba más remedio, la naturaleza y el tiempo son los que guían nuestra vida  y no se puede hacer nada al respecto sino aceptarlo como la realidad que es. Eso sí, el día 1 de cada mes ingresaba su cuota de afiliado a la CNT-AIT y al Centre d’Estudis Llibertaris Federica Montseny de Badalona. En este año 2018 en el Centre d’Estudis publicamos sus memorias “Trazos de una vida”.
Pedro era también colaborador asiduo de nuestra re- vista Orto, escribía con su nombre o con el seudónimo de Pedro Ibarra.
Con Pedro desaparece un ser humano especial para tod@s l@s que le conocimos, era un compañero, un amigo y un hermano. A lo largo de los últimos cuarenta años hemos visto ir desapareciendo una generación de mujeres y hombres inigualables por sus altísimas dosis de humanidad, de solidaridad y de amor por los seres humanos, por los cuales se pasaron toda su vida luchando por la consecución de un mundo mejor para tod@s, por una sociedad cuyos pilares fuesen la Libertad, la Solidaridad y el Apoyo Mutuo, y para ello no les importó sufrir cárceles, exilios y la propia muerte.
Compañero Pedro, que la tierra te sea leve. Los que te conocimos, los que os conocimos, hemos tenido el infinito placer de haber conocido a una generación de mujeres y hombres inigualables.
Salud y anarquía
Fuente: Revista Orto nº 190

domingo, 14 de octubre de 2018

METRO DETECTA AMIANTO TAMBIEN EN LA PINTURA DE TRENES DE LA LINEA 1


Metro detecta amianto también en la pintura de trenes de la línea 1

Metro de Madrid ha detectado también pintura aislante con amianto en trenes modelo 2000A, destinados en la línea 1 del suburbano, y las unidades afectadas quedan "cautelarmente paralizadas". En una circular interna dirigida a los trabajadores, a la que ha tenido acceso Europa Press, el área de Mantenimiento de Material Móvil informa de que se ha detectado la presencia de este material (potencialmente cancerígeno si desprende fibras) en 13 coches de este modelo de trenes. El pasado viernes falleció el primer trabajador de Metro al que se le reconoció que sufría de asbestosis, enfermedad pulmonar de origen profesional y asociada a las altas exposiciones al asbesto o amianto. En mayo murió de cáncer otro compañero suyo.

Metro detecta amianto también en la pintura de trenes de la línea 1    Muere el primer trabajador de Metro al que se le reconoció enfermedad por exposición al amianto  

Concretamente, y al igual que ocurrió en el caso de las unidades ya detectadas de la línea 5 y 6, se trata de pintura bituminosa como "aislante y recubrimiento interior de los paneles de cabina y recinto, así como en planchas metálicas bajo bastidor".

"Este recubrimiento de pintura bituminosa en su estado original no es friable (no emite fibras), si bien en su estado degradado se puede convertir en friable, por lo que los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo pueden verse afectados por la presencia de materiales con amianto detectados", recoge el documento.

El Área de Mantenimiento de Material Móvil de Metro adjunta fotografías con los cuatro emplazamientos donde está presente esta pintura aislante en el interior de los coches afectados. Indica que cualquier actividad a realizar sobre las unidades cautelarmente paralizadas, incluidas maniobras y movimientos, deberán ser autorizadas por el responsable de Mantenimiento.

Metro sustituyó en septiembre ocho trenes que circulaban por la línea 5 tras haber detectado amianto en la pintura que recubre algunos elementos situados en los bajos de los coches y en la cabina, donde se encuentran tapados, según explicó entonces un portavoz de la compañía.

También explicó que el hecho de que esa pintura hubiera un "pequeño porcentaje" de amianto no ha supuesto ningún riesgo para trabajadores ni viajeros, ya que además de no tener acceso a los elementos que recubría dicha pintura, el estado de la misma era no friable, es decir, que no emitía fibras.

Diversos sindicatos con representación en Metro alertaron la semana pasada de los problemas que implicaría para la programación de trenes que se localizaran más unidades con amianto. En este sentido, advertían de la posibilidad de que se produjeran aglomeraciones en las instalaciones.

La Comunidad de Madrid anunció el jueves pasado que comprará 60 nuevos trenes en Metro de Madrid y contratará a más conductores para atender el incremento de demanda que está experimentando Metro de Madrid.

La previsión es iniciar en 2019 los procesos de licitación para adquirir los nuevos trenes, 32 de los cuales irán destinados a la sustitución de unidades más antiguas y 28 para reforzar el servicio donde sea necesario.


 

FINES Y OBJETIVOS DEL COLECTIVO AFECTADOS POR EL AMIANTO PUERTO REAL


FINES Y OBJETIVOS DEL COLECTIVO AFECTADOS POR EL AMIANTO PUERTO REAL

Trabajadores, compañeros y amigos:

Somos extrabajadores de la construcción naval y en concreto del astillero de Navantia Puerto Real, hemos creído conveniente informar y dar a conocer a todos vosotros  que estamos intentando de organizarnos como colectivo de afectados de amianto, los fines y los objetivos, nuestra pretensión  es el apoyo social y psicológico , la asistencia y el asesoramiento a las víctimas del amianto  (expuestos, afectados y familiares de fallecidos) así como la defensa  de los intereses de esas personas.

Constituyen los fines y objetivos de este Colectivo:

1.- La representación de todos los afectados ante autoridades, organizaciones, asociaciones y demás entidades.

2.- La representación y defensa de los intereses de los afectados por la nocividad del amianto en cualquiera de sus manifestaciones.

3.- El asesoramiento y defensa de esas personas ante cualquier petición a la Seguridad Social sobre incapacidades y recargo de prestaciones, así como de reclamación de indemnizaciones de cualquier naturaleza como consecuencia de la exposición al amianto.

4.- Observar el cumplimiento de las normas y legislaciones vigentes relacionadas con la salud de los trabajadores que han estado expuestos al amianto.

Para el desarrollo de los fines y objetivos se realizarán las siguientes actividades:

1.- Defender a todos los afectados ante las administraciones públicas, empresas o cualquier otra entidad.

2.- Divulgar y denunciar ante la opinión pública la problemática del amianto y sus consecuencias.

3.- Luchar por el reconocimiento por parte las administraciones públicas, de todas las enfermedades producidas por el amianto, exigiendo que se reconozcan como enfermedades profesionales.

4.- Colaborar con otras Asociaciones u Organizaciones comprometidas en la defensa de los trabajadores y población en general, afectados por el amianto.

Queremos que sepáis que son muchas las personas afectadas, y demasiados los fallecidos, colabora con nosotros para que este proyecto salga adelante, cuantos más seamos más fuerza tendremos, por lo que nuestras reivindicaciones podrán ser realizadas con mayor posibilidad de éxito ante cualquier entidad.

Acabemos con la conspiración del silencio que están haciendo todas las administraciones públicas sobre las muertes causadas por el amianto. Exigimos que se sepa públicamente la realidad de este problema y que las administraciones y empresas asuman sus responsabilidades.

 

COLECTIVO AFECTADOS POR AMIANTO PUERTO REAL

Dirección provisional: C/San Francisco 18   -  abierto de lunes a viernes de 19 a 21 horas

código postal: 11510   Puerto Real  (Cádiz)        teléfono: 600314911



sábado, 13 de octubre de 2018

FRANCISCO FERRER GUARDIA Y LA ESCUELA MODERNA


Francisco Ferrer Guardia y la Escuela Moderna
Uno de los hechos fundamentales que ha forjado el devenir y la evolución de la historia ha sido el concepto de educación, y midiendo la extensión de ésta y su actitud frente a la sociedad se puede ver perfectamente el factor ideológico de la misma. Aquí solo vamos a analizar brevemente el hecho que circunscribe la Escuela Moderna y la figura de Francisco Ferrer Guardia.
En este año 2016 se cumple el 115 año de la fundación en Barcelona de la Escuela Moderna, proyecto educativo más avanzado hasta el momento. Para entender el surgimiento de esta escuela tenemos que echar un vistazo general a la sociedad del momento, por donde discurrían los acontecimientos del devenir histórico.
España era a comienzos del siglo XX un país eminentemente agrícola y la zona industrial importante se encontraba en Cataluña, lugar donde la Escuela Moderna vio la luz. Aquellos primeros años del siglo XX fueron convulsos, con numerosas huelgas de todos los sectores. La agitación social comenzó a hacerse notar, así como la recomposición del anarquismo que había quedado bastante huérfano tras la caída de la F.T.R.E. (Federación de Trabajadores de la Región Española) y los fracasos del Pacto de Unión y Solidaridad y de la O.A.R.E. (Organización Anarquista de la Región Española).
En este panorama tan agitado aparece la Escuela Moderna de Barcelona. Su fundador, Francisco Ferrer Guardia, había nacido en Alella en 1859. Allí, siendo joven, conoció las teorías progresistas, alejándose de su primera idea de ser clérigo. Abrazó fuertemente las ideas del republicanismo, sobre todo la rama de Ruiz Zorrilla, y participó en el alzamiento republicano de Santa Coloma de Farnés en 1886. Estuvo también en contacto con los círculos de las logias masónicas, donde conoció a Anselmo Lorenzo, uno de los introductores del internacionalismo en España por la rama bakuninista. Debido a sus actividades políticas se vio obligado a abandonar España y fue en París donde tomo entusiasmo por la pedagogía. Allí conoció un proyecto interesante: el orfanato de Cempuis, patrocinado por el anarquista Paul Robin, donde las enseñanzas impartidas giraban en torno al socialismo anárquico en aspectos como el antiautoritarismo, el internacionalismo pacifista, la emancipación de la mujer y la instrucción integral igualitaria. Todo mirado desde una óptica científica.
Ferrer quedó fascinado ante este proyecto y gracias a una herencia a su vuelta a Barcelona pudo cumplir su sueño de abrir una escuela racionalista, situada en la calle Bailén, a la que denominó Escuela Moderna. En ella se quería combatir el analfabetismo que dominaba a la sociedad española, sobre todo entre los sectores obreros. Fue el proyecto mas magno, ya que las sociedades obreras, a través de sus ateneos, ya habían creado escuelas para combatir el analfabetismo. Pero la Escuela Moderna fue un proyecto mas ambicioso.
Los puntos básicos de la escuela de Ferrer fueron:
· La ciencia como fuente del saber.
· El juego como forma de acceder al saber.
· La no coerción como generadora de libertad.
· La inexistencia de premios y castigos.
· La coeducación de clases y sexos.
Como es lógico, la Escuela Moderna se aparta del dogmatismo religioso y pretende una educación basada en el laicismo y el humanitarismo, intentado buscar una mayor igualdad, para eliminar a través de la pedagogía la violencia y la explotación. Todas las disciplinas de la Escuela Moderna son científicas, buscando la educación sexual (tema tabú), el trabajo manual entre chicos y chicas sin discriminación.
Para Ferrer el desarrollo humano parte de una tabula rasa y es el entorno lo que va formando a los hombres, y para que éstos crezcan en igualdad necesitan un entorno que predique con el hecho.
Estas son las tareas que la Escuela Moderna se proponía conseguir: un mejor ambiente educativo para la consecución de una mejor sociedad.
Cuando se abre la Escuela Moderna cuenta con 30 alumnos, 18 niños y 12 niñas. Con posterioridad irá creciendo. Para una buena tarea educativa Ferrer se dotó de un buen plantel educativo. Así comenzaron a colaborar con la Escuela Moderna personajes como Odón de Buen o Anselmo Lorenzo. También se daban textos de destacados pensadores libertarios, especialistas en algunos ambientes: Élisée Reclus, Sébastien Faure, Charles Malato, etc. Un libro muy del gusto de la Escuela fue el de Jean Grave "Las aventuras de Nono". Este cuento destinado a los niños intentaba hacer ver desde un plano ético la injusticia de la desigualdad. Junto con todo esto se publicó periódicamente el Boletín de la Escuela Moderna, que mostraba los andares de la escuela de cara al publico en general.
Pero tal proyecto no podía caminar tranquilamente por una sociedad como la española, dominada por la Iglesia y el caciquismo. Calificaron la Escuela Moderna como escuela de ateos, donde salían monstruos anarquistas y no personas. Aprovecharon cualquier cosa para purgar el proyecto educativo de Ferrer.
En 1906 terminó la primera etapa de la Escuela Moderna, merced al atentado perpetrado por Mateo Morral contra el rey de España Alfonso XIII en el día de su boda. Al coincidir que Morral era bibliotecario de la Escuela Moderna y fue ayudado por Nakens, personalidad del circulo de Ferrer, se intentó inculpar como inductor del atentado al fundador de la Escuela Moderna. Pero no hubo pruebas y Ferrer fue absuelto.
A partir de entonces vivió mas fuera que dentro de España, intentando mostrar al mundo su proyecto educativo, que se volvió a organizar.
Llegado el año 1909, Ferrer tiene que hacer un viaje a Barcelona y allí en julio le sorprenden los sucesos de la Semana Trágica. Esta vez el gobierno español, dirigido por el conservador Antonio Maura, logró incriminar a Ferrer sin pruebas y condenarlo a muerte. Su asesinato legal se consumó el 13 de octubre de 1909. (También fueron fusilados por el hecho José Miguel Baro el 17 de agosto y Antonio Malet, Eugenio del Hoyo y Ramón Clemente el 20 de agosto). Hubo grandes protestas tanto en España como en Europa. Otros tomaron el asesinato como algo lógico, como es el caso de Miguel de Unamuno, calificando a Ferrer de mamarracho. Después Unamuno se retractó de lo dicho. Pero Ferrer fue ensalzado como mártir por defender el pensamiento racionalista y científico.
Hoy, ciento catorce años después de la fundación de la Escuela Moderna, todavía heredamos hechos, tanto políticos como educativos de aquellos años. Parte de la memoria histórica de este país se ha perdido o se ha querido perder, y hacen que aquellos sucesos tan cercanos en el tiempo, nos parezcan lejanos y sin sentido. Pero nosotros como anarquistas tenemos y debemos levantar alto las enseñanzas y lecciones que tanto la historia en general como la Escuela Moderna y Ferrer en particular nos han dado, para restablecer no solo la memoria sino también los hechos, y basarnos en ellos para la consecución de una sociedad justa.
 
Grupo Nestor Majno