Facebook CNT Pto.Real

domingo, 28 de enero de 2018

LUCHADORES ANARQUISTAS DURANTE EL FRANQUISMO - LA PARTIDA DEL MOYITA


Luchadores anarquistas durante el franquismo

La  partida del Moyita

Partida gaditana que tenía como encargado a Pedro Moya Paredes “Moyita”, natural de Casas Viejas y sindicado en CNT, al igual que el resto de sus compañeros de grupo, los hermanos Francisco Fernández Cornejo “Largo Mayo” y José Fernández Cornejo “Chiquito”, Miguel Fernández Tizón “Cartucho” y “el Porruo”.

  Esta partida empieza a funcionar a finales del año 1944 y se mantendrá en activo hasta el año 46, siendo sus principales zonas de actuación los términos de Medina Sidonia, Chiclana, Casas Viejas y Alcalá de los Gazules. Al principio vivían de la ayuda y solidaridad de familiares y amigos, pasando después, tanto a robos de ganado y alimentos, como a extorsiones económicas a personajes pudientes de la zona. No se tiene noticia de que utilizaran el secuestro (como hacían la mayoría de los grupos de la zona) como base de sus apropiaciones monetarias. Lo que sin sabemos es que la partida sufrió numerosos tiroteos con la guardia civil a lo largo de su corta trayectoria.

 El 14 de mayo de 1945, el paisano y práctico (guía) de la guardia civil Cristóbal Rojas, acompañado de varios beneméritos, descubrieron al “Porruo” y “Moyita” mientras dormían, en la dehesa del Cermeño, término de Alcalá de los Gazules, dando muerte al primero, pudiendo escapar el segundo. El 13 de marzo de 1946, en un enfrentamiento entre el grupo y la guardia civil, el finado resulto José Fernández en el charco dulce. El grupo ya no se recuperó tras estas bajas, así que a finales de ese mismo año, pedro Moya consiguió llegar hasta Tánger, siguiéndolo “Cartucho” a mediados de agosto del 47.

El único que continuó en la sierra fue Francisco Fernández, que se integró en el grupo del Comandante Abril y posteriormente en la Agrupación Fermín Galán, aunque su final fue triste, harto de sus años en la sierra, el 30 de diciembre de 1949, se entrega a las autoridades y se convierte en delator, gracias a sus servicios, los civilones conseguirán acabar con Bernabé López Calle “Comandante Abril”, máximo dirigente de la Fermín Galán y con Juan Ruiz Huercano “Capitán” durante la madrugada del 31 de diciembre en el cerro de la Atalaya.


No hay comentarios: