Facebook CNT Pto.Real

domingo, 19 de agosto de 2018

CELESTINO ALVARADO QUIROS - ANARQUISTA FUSILADO EN CADIZ


Celestino Alvarado Quirós     anarquista fusilado en Cadiz

El 28 de diciembre de 1903 nace en Cádiz (Andalucía, España) el militante anarquista y anarcosindicalista Celestino Alvarado Quirós. Era hijo de Antonio y de Carmen. Hacía de maestro tornero en Matagorda y también regentaba un quiosco librería en el barrio gaditano de El Pópulo. Durante los años veinte y treinta destacó como orador en los círculos anarquistas, participando en numerosas reuniones y mítines. También fue miembro de la masonería. Fue secretario del Sindicato del Metal de Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de la provincia de Cádiz e integrante del grupo «Germinal» de la Federación Anarquista Ibérica (FAI). Fue íntimo amigo de los anarcosindicalistas Vicente Ballester Tinoco, Emilio López y Manuel Lápiz. Fue detenido durante la huelga de mayo de 1932 y septiembre de 1933 participó en el mitin abstencionista de Cádiz.

En abril de 1935 fue detenido, con otros compañeros, y acusado de "robar armas». El 18 de agosto de 1936, él y su hermano Narciso José pudieron huir de su escondite en Correos que se encontraba asediado por grupos fascistas y cuando esperaban un barco en el varadero del puerto gaditano de Puntales para poder llegar a Portugal y escapar así de una muerte segura, un grupo de falangistas, informados por unos delatores, los detuvieron y fueron llevados al Casino Gaditano, cuartel general de los fascistas. Al día siguiente, unos amigos de la familia vieron el cadáver de Celestino lanzado en un hoyo de la playa de Cortadura y probablemente fue enterrado en una fosa común en el cementerio de San José.

 Dejó viuda - Isabel Galván Moriano, de 33 años y de Chiclana de la Frontera - y dos niñas - Isabel, de seis años, y Antonia, de cuatro -; Isabel (La Viuda del Rojo), debido a los insultos y saqueos continuos por parte de los fascistas locales, se vio obligada a malvender el quiosco y murió en 1962 internada en un psiquiátrico. Narciso José fue encerrado en la Cárcel Real y al vapor-prisión Miraflores. Veinte días después de su detención, Narciso José Alvarado Quirós, de 27 años de edad y también sindicalista de la CNT, desapareció y nunca más se supo nada. Actualmente, Antonia Alvarado Galván lucha por saber dónde se encuentran los restos de su padre y darles una sepultura digna.

miércoles, 15 de agosto de 2018

EL GARROTE VIL - AL ANARQUISTA SALVADOR PUIG ANTICH


EL GARROTE VIL
 
 
Cómo anhelar tu nombre, tan frío como el miedo
Si triste ya es morir, contigo es la gangrena.
Saber de ti avergüenza, espantas a las almas,
No importa si son limpias o negra su esperanza.
 
Tú siempre quebrantaste a pobres y villanos;
Nunca a los poderosos, sus cuellos anudaste.
Ya en Roma te esmeraste, contra Publio Cornelio,
Pero siempre deseaste, en España tu imperio.
 
A través de los tiempos te fueron adornando,
Y con punzón de hierro, te fuiste coronando
Por los vastos imperios, de capillas y estados;
Y así, poder quebrar, del preso su pensar.
 
En la América Hispana, con tu cerco implacable,
Al incaico Atahualpa le aplicaste tu hierro;
Desmembrar al rebelde y fijar tu garrote
Fue, sin lugar a dudas, el mejor de tus fueros.
 
Así en las Filipinas, en Cuba y Puerto Rico;
Tan sólo son ejemplos de tu mortal destino.
Acabó al fin la historia de una España quemada,
Tras tantísimos años, de reinar el espanto.
 
N. V.
 

martes, 14 de agosto de 2018

UN AGENTE ESTALINISTA, CEREBRO DEL ASESINATO DE NIN


Un agente estalinista, cerebro del asesinato de Nin

Angel Viñas 

22 ABR 2007  

Alexander Orlov [agente de la NKVD, policía política y de seguridad soviética, antecedente del KGB, durante la Guerra Civil española] fue todo menos trigo limpio, y sus memorias y escritos han de leerse con muchísima cautela. Debió de ser un embustero compulsivo, atento a forjarse para la historia una imagen que no cuadra en absoluto con la realidad. Lo hizo con la salida del oro [del Banco de España hacia Moscú]. No dijo una palabra sobre [la matanza de] Paracuellos. En el asesinato de [Andreu] Nin [Pérez. El Vendrell, 1982-Alcalá de Henares, 1937] rayó en la más auténtica desvergüenza. No dudó en inventarse "cuentos chinos" y ennegrecer el recuerdo de otros. Sin embargo, cuando escribió sus memorias, publicadas por voluntad suya una vez que hubiesen transcurrido 25 años de su fallecimiento, no pudo pensar que algunos de sus secretos, cuidadosamente guardados en los archivos del KGB, terminarían saliendo a la luz, ni que en los archivos españoles pudieran encontrarse documentos que los complementaran.

Fue Orlov quien entrevió la posibilidad inmediata de atribuir la culpa a Nin por los "hechos de mayo", ligándolo a la caída de la más importante red de espionaje franquista

Por mor de su presunta afiliación con el "traidor" Trotski y por el mero hecho de existir, el POUM atentaba, según la teoría estalinista, contra la seguridad de la URSS

El preso negó de forma enérgica las acusaciones. Desde el primer momento, Nin señaló que "esto es una maquinación urdida por enemigos políticos, que pudiera ser el PC"

Orlov se había enterado de que en los archivos rusos existían pruebas de que Stalin había trabajado para la policía secreta del zar. Conocer esto era correr peligro de muerte

Orlov tiende una trampa

Fue Orlov quien entrevió la posibilidad inmediata de atribuir la culpa esencial a Nin por los "hechos de mayo" [de 1937, en Barcelona, en los que se enfrentaron los comunistas contra anarquistas y trotskistas] ligándolo al descubrimiento y desarticulación de la más importante red de espionaje franquista, que tuvo lugar en abril de 1937, a tenor de lo afirmado en el informe policial español del mes de octubre. (...)

Correspondió a Orlov diseñar las vías operativas para asestar un golpe al Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). Por mor de su presunta afiliación con el "traidor" Trotski y por el mero hecho de existir, el POUM atentaba, en la teoría estalinista, contra los intereses de seguridad de la Unión Soviética. Lo hacía en un teatro de operaciones "caliente" como era el español. La proclamada relación Franco-Nin se superponía, en la escena local republicana, a lo que los rectores de la política soviética divisaban a escala universal. Y, naturalmente, coincidió con la preparación de la fase última del proceso contra los militares "fascistas" o "trotskistas".

Orlov ideó una operación que, salvo algún que otro detalle, fue técnicamente brillante (entienda esto el lector en los términos estrictos en que se afirma: el calificativo puede aplicarse a una actuación execrable o positiva y no es óbice para que su contenido pudiera ser criminal), aunque su explotación política ulterior resultara bastante burda. Conviene destacar esta contraposición, que la historiografía no suele abordar. Orlov no era un imbécil. Debía saber que en la URSS, Molotov había solicitado públicamente la adopción de medidas contra los "saboteadores" que procuraban destruir la economía, el ejército y las instituciones. De creer sus poco fiables memorias, en febrero de 1937 se había enterado en París por un primo suyo de que en los archivos rusos se habían encontrado pruebas documentales de que Stalin había trabajado para la policía secreta del zar. Conocer esto era correr peligro de muerte. Desde entonces, afirma, esperaba que de un momento a otro se produjera un golpe de Estado protagonizado por los generales a quienes se había informado de tamaño delito de leso comunismo. Es difícil que Orlov no tuviera orientadas hacia Moscú sus sensibles antenas. También es imposible que pudiera ignorar que el mariscal Tujachevsky fue detenido súbitamente el 22 de mayo. En las redes de la NKVD cayeron los más importantes jefes militares, tras el "descubrimiento" de una "conspiración" contrarrevolucionaria.

En este clima es imposible que en Moscú no se aceptara la sugerencia de Orlov. Sabía perfectamente cómo avanzaba la investigación sobre la red de espionaje madrileña. Las diligencias las llevaba exclusivamente la Brigada Especial y eran conocidas del entonces subsecretario de Gobernación, Wenceslao Carrillo, del general Miaja y del teniente coronel Rojo, por lo que afectaban a la comunicación al enemigo de secretos militares relacionados con la defensa de Madrid. En cuanto [al teniente coronel Antonio] Ortega asumió la Dirección General de Seguridad (DGS), le informaron inmediatamente de la operación en curso, a tenor de un documento del 1 de junio. No tiene desperdicio. En él figuraron ya todas las piezas que servirían para montar la acción contra Nin.

El informe policial del 28 de octubre, que contiene tal documento, indica que, en las investigaciones, "la colaboración de los técnicos extranjeros referidos era intensísima, examinándose por los mismos con toda libertad las declaraciones y pruebas, tanto en el domicilio oficial de la Embajada de su país en Madrid, como en el local que ocupaba en aquella época la Brigada Especial, en Castellana, 19, colaboración que se estimaba inapreciable, ya que aparte de orientaciones valiosísimas, ponían a disposición de la policía aparatos fotográficos, ópticos, para la reproducción y examen de documentos, de cuyos elementos podían valerse directamente los funcionarios que llevaban el servicio, sin recurrir a otras dependencias, de la discreción de cuyos funcionarios no podía responderse de modo absoluto, como ya existían algunos precedentes".

La cúpula republicana (Negrín, Zugazagoitia, Irujo, Ortega) y algunos de sus predecesores (¿Largo Caballero?, ¿Galarza?, ¿Prieto?) tuvieron que saber de la ayuda prestada por la NKVD. Los técnicos soviéticos facilitaron el descubrimiento de los entresijos de la red de espionaje. Pero, al hacerlo, introdujeron también las alteraciones que convenían a Orlov. Un confidente de la policía, Alberto Castilla Olavarría, participó en la falsificación de los documentos que "demostraban" la existencia de contactos sediciosos entre la organización de espionaje franco-falangista y el POUM, en particular de uno de sus dirigentes. Otro de los hombres clave de Orlov, Juzik, es decir, Grigulevich, contribuyó también de forma inapreciable y escribió de su propia mano el documento "incriminatorio" fundamental.

Mientras se fabricaban las "pruebas", los jefes militares soviéticos acusados, juzgados en secreto, fueron ejecutados al día siguiente de darse a conocer el veredicto de culpabilidad. Sólo uno se escapó, suicidándose. Las detenciones de otros jefes y oficiales se multiplicaron rápidamente. Si esto pasaba con lo más granado del Ejército Rojo, nadie en su sano juicio se preocuparía de cómo Orlov llevaba a cabo sus planes en la lejana España. El informe republicano del 28 de octubre, que refleja posteriormente su plasmación, se lee como una novela policiaca. Tras algunos esfuerzos se consiguió revelar un mensaje escrito con tinta simpática dirigido al "generalísimo". Tenía una parte cifrada. Como no había en Madrid técnicos que pudieran descifrarlo, se llevó en gran secreto a Valencia. Acompañaban a los policías "dos de los técnicos extranjeros". Informaron a Ortega, recién nombrado, quien ordenó que un experto de la Subsecretaría de Defensa tratase de descifrar dicha parte en su propio despacho. Los soviéticos aconsejaron una visita al gabinete de técnicos en claves del EM, donde "actuaban varios funcionarios de la misma nacionalidad". Uno de ellos resolvió el problema. El informe continúa: "Ya en posesión del escrito íntegramente descifrado, acudieron el comisario y funcionarios repetidos a la Embajada del país a que pertenecían sus colaboradores, al objeto de redactar un informe, según había ordenado el director general, pues en la referida Embajada les habían sido ofrecidos incondicionalmente los elementos precisos para ello, ofrecimiento aceptado, entre otras razones de orden afectivo, por reunir aquel lugar las condiciones de discreción y reserva indispensables en asunto de tal envergadura".

Una de las preguntas, para la que no tenemos respuesta, es si antes de que se nombrara a Ortega, la DGS hubiese actuado de tal suerte. En cualquier caso, fue en la Embajada, o dependencia de la NKVD, que tanto da, donde otro técnico aconsejó un nuevo examen. Aceptada su sugerencia, apareció un pequeño error. En los esfuerzos previos no se había logrado descifrar el contacto de los espías franquistas. Resultó, el lector no se sorprenderá, que obedecía a un nombre que empezaba por 'N' (una comodidad, cortesía de Orlov, porque cabría pensar que en el mundo real, y no de la ficción que creaba la NKVD, se hubiera utilizado algún seudónimo). En consecuencia, se redactó el informe del 1 de junio dirigido al director general de Seguridad y al ministro de la Gobernación. Fue en este momento, cabe sospechar, cuando Zugazagoitia debió tener noticia de la extensión de la conspiración y, con independencia de lo que pensara, de la participación en su descubrimiento de los "servicios especiales" soviéticos.

La reacción inmediata provino del director general de Seguridad. Ortega ordenó que se trasladaran de Madrid, adonde ya habían regresado, los funcionarios que llevaban el caso. En Valencia recibirían instrucciones. Se les dio una carta para el teniente coronel Burillo, jefe superior de Policía de Barcelona, y también comunista. Decía así:

"Querido camarada: tengo el honor de presentarle a los funcionarios de la plantilla de Madrid comisario Fernando Valentí y agente de tercera Jacinto Rosell, quienes llevan a ésa una misión delicadísima en la que le ruego les dé toda clase de facilidades. En el caso de que precisaran utilizar gran contingente de fuerzas, antes de denegárselas consultará usted conmigo. Un abrazo de su amigo y camarada".

Terminada la misión, debían informar a Ortega de todas las actuaciones que hubieran llevado a cabo. Burillo ya había iniciado la redada. Nin fue detenido el 16 de junio sin ninguna dificultad, en parte porque había despreciado todas las advertencias que la CNT y algún uniformado le habían hecho llegar. De ser cierto, sería tal vez un indicio de que la operación no se blindó totalmente. Pero fue rápida. Dado que Orlov había presentado la idea a sus superiores en Moscú el 23 de mayo, antes de la llegada de Ortega a la DGS, y que su traducción a la práctica conllevaba dificultades considerables de manipulación y de encubrimiento, no puede decirse que el nexo NKVD-Brigada Especial no funcionase con fluidez. En menos de un mes, la operación se llevó totalmente a cabo.

Interrogatorio y muerte

Nin fue interrogado el 18 de junio de madrugada; dos veces, el 19, y una última vez, el 21 de junio. Según el informe policial del 28 de septiembre, fue Rosell el responsable. No hay mención de la presencia de "técnicos extranjeros", pero sería altamente inverosímil que no hubiesen asistido. La Brigada Especial, se recordó por escrito, quería imprimir la máxima celeridad para acortar en lo posible el tiempo que Nin permaneciera fuera de la prevención oficial.

Ahora bien, el preso negó de forma enérgica las acusaciones. Desde el primer momento, Nin señaló que "esto es una maquinación urdida por enemigos políticos, que muy bien pudiera ser el PC". Sobre la participación del POUM en los "hechos de Barcelona", afirmó que "como consideraban justa la reacción de la clase trabajadora, se solidarizaron con ella con el fin de darle objetivos concretos y limitados". Hasta el final, Nin repitió que "nada tiene que ver con el asunto de espionaje que se le imputa". (...)

[El historiador Vasili] Nikandrov afirma que la decisión de asesinar a Nin se tomó después de los interrogatorios, ya que, en un principio, Orlov no la había previsto. La República, claro está, no era la Unión Soviética. Es posible que Orlov pensara que si Nin seguía con vida, tras negarse a firmar su culpabilidad, la actividad de la NKVD se vería comprometida. Su liquidación física permitía presentar su desaparición como una huida ayudada por sus "compinches fascistas". Otra alternativa es que quizá Nin quedó tan maltrecho, que su asesinato era la única salida. Existen discusiones sobre la fecha en que tuvo lugar. Según algunos autores, fue hacia mediados de julio. De los documentos conservados en la Causa General y en AFPI se deduce, sin embargo, que el asesinato se produjo mucho antes.

Dos de los vigilantes del chalet (Juan Bautista Carmona Delgado y Santiago González Fernández) declararon que el intento de "liberación" ocurrió en la noche del 22 de junio. Las afirmaciones fueron concordantes. Entre las nueve y media y las diez de la noche, dijo González, se presentó en medio de una tormenta un grupo de unos diez individuos armados de fusiles y otros dos con uniformes de capitán y teniente, carentes de emblemas. El segundo era rubio y con marcado aspecto extranjero. Presentaron documentos firmados por Miaja y el comisario general en los que se ordenaba la entrega del detenido. Los "asaltantes" dominaron al guardián rápidamente, tras un forcejeo, y le encerraron en una habitación, a la que también llevaron a Carmona. Ambos oyeron cómo el "capitán" se dirigía a Nin llamándole "camarada", y se lo llevaban en un coche que partió velozmente. Pudieron cortar sus ligaduras y avisaron a la Brigada. Varios agentes de la misma acudieron con toda. Registraron el chalet y, ¡bondad de las bondades!, encontraron fuera de él una cartera que probablemente se le había caído a uno de los agresores. Contenía, ¡suerte de las suertes!, documentación a nombre de un alemán y escrita en este idioma, insignias fascistas, billetes de banco franquistas y fotografías de personas con uniformes extranjeros. Más o menos lo que Orlov dijo a Negrín.

No es, pues, necesario ser demasiado imaginativo para pensar que al político catalán le asesinaron con toda probabilidad la noche del 22 de junio. Fijar la fecha es muy importante. Ese mismo día, la prensa dio a conocer que entre los detenidos en conexión con la red de espionaje figuraban personalidades del POUM, entre ellas, Nin. El 24 de junio se anunció que la policía había dado por terminados sus trabajos acerca de los implicados en el POUM por tal delito.


lunes, 13 de agosto de 2018

CARTAS DESDE LA CARCEL DE LOS PRESOS DEL POUM AL GOBIERNO REPUBLICANO


Cartas desde la cárcel de los presos del POUM al Gobierno republicano

el jueves, septiembre 18, 2008

Publicado por A Toda Costa

1. Carta desde la Prisión del Estado de Barcelona de 14 de julio de 1938

Excmo. Sr. Presidente de la República

Excmo. Sr. Presidente de las Cortes

Excmos. Sres. Presidente de la Generalidad y de Euzkadi

A los Comités de los Partidos y Organizaciones antifascistas

Hace ya trece meses que los que suscribimos este documento, viejos militantes del movimiento obrero, fundadores y destacados militantes del POUM, nos hallamos sufriendo prisión. Fuimos detenidos el 16 de junio de 1937. Dos días antes habíamos recibido la promesa verbal del entonces Ministro de la Gobernación, D. Julián Zugazagoitia, de que [en] el Consejo de Ministros que debía celebrarse el día 18 sería planteado y, a ser posible solucionado, el asunto de la suspensión de La Batalla. "Si por mí fuera, les autorizaría a publicar el periódico mañana mismo", había afirmado el ministro. No se dio tiempo para que dicha cuestión fuera planteada y se quiso evitar la ocasión de que el director de La Batalla compareciera libremente, según acuerdo de nuestro Comité Ejecutivo, a responder ante el Tribunal nº 1 de Barcelona, de las aviesas acusaciones lanzadas contra nosotros. Una absolución se preveía segura, hubiera echado por tierra toda la trama que, desde hacía varios meses, venía preparando el Partido Comunista para la destrucción del nuestro. Los agentes de policía obedientes a la disciplina de este Partido, llegados expresamente de Madrid y de Valencia, desencadenaron una represión despiadada contra el POUM. Eran detenidos, como "espías fascistas", los militantes y simpatizantes de nuestro Partido que podían ser habidos [hallados]. Como "espía fascista" se buscaba para apresarlo, por ejemplo, al Comandante Cahué, miembro de nuestro Comité Central, en el preciso momento en que una bala fascista ponía fin a su vida en el frente del Este. Se procedió al saqueo de todos nuestros locales sociales y de algunos de nuestros domicilios privados de los cuales desaparecieron los objetos de algún valor: máquinas de escribir, plumas estilográficas, prendas de vestir, incluso el jabón y la colonia. Se procedió a la confiscación de nuestra Editorial Marxista, malvendiéndose a cualquier precio, motejadas de "trotsquistas", las obras fundamentales de Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Lenin, Kautski, Bebel... Eran los prolegómenos de lo que tenía que ocurrir después. La represión se quería sangrienta. Y ha sido, meditadamente, sangrienta.

Andreu Nin fue secuestrado por unos militares en su prisión de Alcalá de Henares, y asesinado. Tenemos derecho a decir que asesinado mientras quienes tienen la obligación de hacerlo no nos demuestren lo contrario. Meses después era secuestrado en Barcelona el escritor marxista austriaco Kurt Landau. No ha vuelto a aparecer: tuvo que ser, también, asesinado. Mientras tanto moría en un lecho de hospital, a la vista de dos policías, víctima de la prisión, el hermano de nuestro diputado Joaquín Maurín, preso en Zaragoza o Salamanca. Poco después era fusilado en Lérida nuestro Comisario Marciano Mena, antiguo militante obrero y uno de los combatientes de los días heroicos de las milicias. Meses más tarde eran asesinados por la espalda, en el frente del Este, dos de nuestros viejos militantes, Hervás y Trepat, el primero sobrino del ex-comisario general y diputado Crescenciano Bilbao. El 8 de mayo del presente año fue fusilado en el campo de trabajo de Omells de Magaya, en la provincia de Lérida, junto con otros once reclusos, nuestro camarada Francisco Pina Orco. El comandante Astorga, que los hizo fusilar caprichosamente, tuvo la avilantez de comunicarle a nuestro camarada que, desde hacía tres días, obraba en su poder la orden de libertad... ¿Quien duda ya hoy en la España antifascista y en el extranjero que nuestro Partido es el "mártir de la guerra civil"?

¿Y nosotros? Durante estos trece meses hemos ido de prisión en prisión. Hemos conocido unos dieciséis calabozos y celdas diferentes. Puestos en libertad en la Cárcel Modelo de Valencia, al séptimo día de nuestra detención, en el mismo momento fuimos secuestrados a la puerta, trasladados a Madrid y metidos en un sótano sin luz ni ventilación, destinados, sin duda alguna, a correr la misma suerte que Nin. Pero esto no es, con serlo mucho, lo más ignominioso. Lo monstruoso es que, mientras un juez y un fiscal especiales nombrados por el Gobierno, instruían nuestro proceso, la prensa del Partido Comunista, con representación en ese mismo Gobierno, pudiera librarse, día tras día y sin la menor traba, a una campaña sin nombre, sin calificación, sin precedente, mientras se nos impedía a nosotros defendernos y el que se nos defendiera. Algunos periódicos dignos, de Madrid, Valencia y Barcelona, conservan montones de galeradas de artículos en defensa nuestra, simplemente en defensa de la más estricta justicia, que la censura no dejó pasar. Este hecho deshonra para siempre a esa institución.

La campaña y la represión habían remitido un poco durante algún tiempo. Últimamente ha vuelto a intensificarse. Desde hace un par de meses se viene procediendo nuevamente a la caza de militantes del POUM en la Cárcel Modelo de Barcelona y en esta Prisión [se encuentran un cierto número] de ellos, la mayoría de los cuales han sido combatientes voluntarios de las Milicias o han ocupado cargos públicos de responsabilidad desde el comienzo del movimiento. En la Cárcel de Mujeres se encuentran, desde hace más de un año, varias compañeras extranjeras, y desde hace un par de meses las compañeras de Andrade y Bonet y una muchacha de menos de 18 años, condenada a seis de prisión por la simple lectura de un periódico. Y la campaña contra nosotros va de par con la represión. Volvemos a constituir la preocupación central de las redacciones y de los comicios comunistas. A las antiguas calumnias ha venido a añadirse una nueva y de bulto: somos los responsables del hundimiento del frente del Este. Y del periódico y la hoja volandera hemos ascendido al libro traducido a varios idiomas. Últimamente se ha puesto a la venta Espionaje en España. El título es engañoso y falso, falso es el nombre del autor y falsa e inexistente es la editorial que lo presenta. Tanta falsedad no podía encubrir más que falsedades. ¿Por qué no da la cara el Partido Comunista en este vil libelo contra el POUM? ¿Teme, acaso, la escandalosa responsabilidad que supone librar públicamente los documentos que constituyen el secreto del sumario? El hecho es grave, muy grave. El Partido Comunista ha dispuesto y dispone a su guisa de la policía y de la censura. Ahora dispone a su guisa del aparato de justicia. Ahí está ese libro como prueba. ¿Quién ha librado los documentos? ¿Qué magistrado ha salido por los fueros de la justicia? Otra demostración: el Sr. fiscal que entiende en nuestro asunto ha redactado sus conclusiones. Su lectura produce sonrojo. Se trata de un vulgar resumen del libelo en cuestión. ¿Qué hace frente a este escándalo el Gobierno? ¿Qué hacen las altas autoridades de la República? ¿Y los partidos y organizaciones antifascistas? Nos explicamos perfectamente que, desde el comienzo de nuestro asunto, haya cundido la inquietud y la protesta en los medios obreros y liberales del mundo entero. Su sensibilidad se ha conmovido legítimamente ante una verdad innegable: la razón de un Partido —mejor aún, la razón de un dictador extranjero— se ha convertido, en la España antifascista, en una razón de Estado, y mientras no se reconquiste la independencia de la razón de Estado, ¿cómo hacerle creer a la opinión obrera internacional que en España se está ventilando el problema de su independencia? ¡Y aún si todo esto nos hubiera servido para que el dictador en cuestión nos hubiera enviado los medios materiales necesarios para aplastar al fascismo en nuestro país! Nuestro sacrificio habría recibido así una cierta compensación. ¿Ha sido este el caso? No.

Hace alrededor de un mes se nos comunicó oficialmente la próxima vista de nuestra causa. Ahora nos llegan barruntos de que no piensa verse en todo el verano. ¿Por qué? ¿Cuánto tiempo va a prolongarse aún esta situación? ¿No es hora ya de que se le ponga fin a esta escandalosa comedia? Está encima el segundo aniversario de las gloriosas jornadas de julio. Todos nosotros tuvimos una intervención directa en ellas. Todos expusimos nuestras vidas frente al fascismo. Entre los centenares de nuestros muertos, de los cuales nos enorgullecemos, se cuenta el primero que cayó en Barcelona el 19 de julio —el secretario de nuestras Juventudes— y el único que cayó en Valencia. El primer aniversario lo pasamos en una checa madrileña, incomunicados, amenazados de muerte. ¿Tendremos que pasar el segundo en esta prisión? Digámoslo con toda responsabilidad: ello supone una vergüenza para la España antifascista, para sus gobernantes, para sus partidos y organizaciones, a los cuales hacemos tan responsables de cuanto sucede como al propio Partido Comunista y a quienes lo mandan desde aquí y desde fuera.

Por los presos del POUM:

Los ex-miembros del comité ejecutivo:

Juan Andrade, Pedro Bonet y Julián G. Gorkin

El ex-secretario de la Juventud Comunista Ibérica

Wilebaldo Solano

El ex-miembro del comité de Barcelona

David Rey

El ex-secretario provincial de Lérida

Juan Farré

El ex-secretario provincial de Gerona

Juan Quer

El ex-redactor jefe de La Batalla

José Escuder

 

 

2. CARTA DESDE LA PRISIÓN DEL ESTADO DE BARCELONA DE 22 DE JULIO DE 1938

 

Excmo. Sr. Presidente del Consejo

Excmo. Sr. Ministro de Justicia

Comisión Ejecutiva del Partido Socialista

 

Estimados camaradas:

En el periódico estaliniano Las Noticias leemos hoy bajo el título a dos columnas "El proceso del POUM, medida de salud pública" un largo comunicado que firma la agencia estaliniana AIMA, del que hacemos los siguientes extractos:

"París, 21.- L´Humanité publica un artículo de Marcel Cachin, titulado "Para alcanzar la victoria", en el que se dice:

"L´Humanité ha aprobado y aprueba la decisión del gobierno español de perseguir enérgicamente y sin contemplaciones, ante el tribunal de Barcelona, a las gentes del POUM.

¿Quiénes son los ciudadanos responsables que han tomado esta resolución, después de examinar el acta de acusación de la quinta columna? Son el presidente Negrín y el Ministro de Justicia del gobierno actual.

Los dos son socialistas. En estas condiciones, tenemos derecho a encontrar extraña la obstinación de Le Populaire, que atosiga al Gobierno Negrín con observaciones, consejos, empleando indirectas, con cartas y telegramas relativos al proceso del POUM".

Y termina así:

"Por esto estamos al lado de nuestros camaradas socialistas españoles cuando juzgan al POUM, al igual que cuando con las armas en la mano defienden heroicamente su causa, que es la nuestra".

Como ustedes saben, tan bien o mejor que nosotros mismos, la polémica en torno a nuestro encarcelamiento y a nuestro proceso continúa, no sólo en Francia, sino en todos los países democráticos. Y continuará, seguramente, mientras no reciba una solución digna y justa. Y es un hecho por demás elocuente que mientras los medios liberales y socialistas nos defienden y piden garantías de justicia para nosotros, sigue la voz sañuda y monocorde del estalinismo pidiendo nuestras cabezas. Hoy comete la perfidia de decir, por la pluma de Marcel Cachin, senador comunista y director de L´Humanité, que son "el presidente Negrín y el ministro de Justicia", "los dos socialistas"; que son "nuestros camaradas socialistas españoles", quienes traducen [sic] y "juzgan" a los hombres del POUM ante los Tribunales, razón por la cual los comunistas están a su lado. ¿Aceptan ustedes esta afirmación, esta acusación? ¿La acepta el Partido Socialista? Desde luego, o ustedes la desmienten o la aprueban con su silencio.

También en Las Noticias, en Frente Rojo y en Treball del mismo día, y refiriéndose al atentado contra Maurice Thorez, que se atribuye al Sr. Doriot, se mezcla caprichosamente, miserablemente, "a los trotskistas del POUM". Es una nueva infamia. Posiblemente el atentado contra Thorez es una repetición del atentado perpetrado (?) en Barcelona, hace unos meses, contra el señor Comorera, y que se nos quiso atribuir también a nosotros. ¿A no ser que se trate, pura y simplemente, de desviar la atención de la gente del secuestro, descubierto hace poco en París, del secretario de Trotski, y que se atribuye a la policía rusa? Ignoramos, en todo caso si el Sr. Doriot tiene algo que ver con el atentado en cuestión. Desde luego, nosotros no tenemos absolutamente nada que ver con el Sr. Doriot. Éste no ha sido nunca trotskista. Nosotros no somos ni admitimos el calificativo de trotskistas. Con el señor Doriot mantuvimos relaciones, como militantes del Partido Comunista de España, cuando él era uno de los jefes del PC francés y miembro destacado del Presidium de la Internacional Comunista. Hoy lo consideramos un traidor y un enemigo de la clase trabajadora y sólo merece nuestro odio y nuestro desprecio.

¿Cuánto tiempo va a durar aún esta monstruosa iniquidad contra nosotros? ¿Durante cuánto tiempo se va a estar dando el escandaloso espectáculo de que se nos difame y calumnie a diario, sin que nos esté permitido defendernos? Esas prácticas son completamente ajenas a las tradiciones del socialismo: los socialistas no las han aceptado jamás. Y hay una cosa grave: es que la opinión pública internacional empieza a conocer nuestro proceso como "el proceso de Moscú en Barcelona". ¿Beneficia esto en algo a la causa antifascista? ¿No compromete nuestra lucha por la independencia?

 

Reciban nuestros saludos antifascistas.

Por los presos del POUM:

Los ex-miembros del comité ejecutivo:

Pedro Bonet y Julián G. Gorkin

El ex-secretario de las juventudes del POUM

Wilebaldo Solano

El ex-miembro del comité de Barcelona

David Rey

El ex-secretario provincial de Lérida

Juan Farré

El ex-secretario provincial de Gerona

Juan Quer

El ex-redactor jefe de La Batalla

José Escuder

 

3. CARTA DESDE LA PRISIÓN DEL ESTADO DE BARCELONA DE 17 DE ENERO DE 1939

Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros

Excmo. Sr. Presidente de la Generalidad de Cataluña

Excmo. Sr. Ministro de Justicia

 

A los partidos y organizaciones antifascistas

Nuestra guerra, la guerra que con tan legítimo heroísmo tiene que mantener el pueblo español contra el fascismo nacional y extranjero, atraviesa un momento particularmente grave, que obliga a la movilización de todos los esfuerzos y todos los medios. Nosotros, desde nuestras celdas, sentimos las mismas inquietudes y las mismas ansias combativas que puedan sentir los más firmes y probados antifascistas. Ello no puede extrañar a nadie, ya que somos militantes obreros de toda la vida y hemos llevado un papel activo en las luchas que el pueblo español viene sosteniendo, desde hace años, contra los enemigos tradicionales de su emancipación y su libertad. El propio tribunal que nos ha juzgado ha tenido que proclamar bien alto esa verdad y destruir las calumnias lanzadas contra nosotros. Por todo ello creemos que constituye una verdadera monstruosidad que continuemos, en tales circunstancias, inutilizados en una prisión, y pedimos:

1º Que se nos devuelva rápidamente la libertad, con el fin de llenar nuestro derecho y nuestro deber de antifascistas, de cuyo cumplimiento fuimos arrancados.

2º Que se proceda a la inmediata legalización de nuestro Partido y nuestra Juventud para que, con todos sus elementos, pueda contribuir a la resistencia y a la lucha contra el fascismo.

3º Que se abran las puertas de las prisiones de la República para todos los antifascistas sobre los que pesa la más humillante de las condenas: la de no poder sumar sus esfuerzos a los de todo el pueblo español en la lucha decisiva que sostenemos.

Estas medidas deben llevar implícitas las siguientes: el cese de toda represión contra los trabajadores revolucionarios, el respeto de las conquistas de los obreros y campesinos, realizada[s] con su sangre y su sacrificio, y el reconocimiento y la aplicación de las libertades democráticas creadoras para todas las tendencias del antifascismo, única manera de darle un contenido y una eficacia a la resistencia y de fortalecer la moral de los combatientes y de la retaguardia.

 

Por los presos del POUM y de la JCI

Juan Andrade

Julián G. Gorkin

Wilebaldo Solano

Edición digital de la Fundación Andreu Nin, 1999


domingo, 12 de agosto de 2018

NUEVA INYECCION MILLONARIA EN LOS ASTILLEROS PARA INDEMNIZAR A LOS ENFERMOS POR AMIANTO


Nueva inyección millonaria en los astilleros para indemnizar a los enfermos por amianto
Las indemnizaciones para los antiguos trabajadores de los astilleros públicos que enfermaron por su exposición al amianto no paran de crecer. A medida que caen las sentencias (casi todas a favor de los exempleados), la Administración se ve obligada a tirar de las arcas púbicas para resarcir a los afectados por la asbestosis, la patología pulmonar provocada por años de contacto con el polvo de amianto.
Así, la sociedad liquidadora de los antiguos astilleros situados en Ferrol, Cartagena y Cádiz, IZAR, realizó en 2017 una nueva provisión de 10,3 millones de euros para hacer frente a esta contingencia judicial. Se trata de la mayor inyección anual para cubrir estos litigios después de la de 2016, que superó los 10,6 millones de euros.
Esta aportación de capital la lleva a cabo la Sociedad Estatal de Participación Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Hacienda y tenedora del 100% del capital social de IZAR y BAZAN, antiguas compañías de los astilleros públicos. Aunque la mayor parte de los activos de estas fueron transmitidos a Navantia, también 100% pública, las resposabilidades en materia laboral quedaron circunscritas a estas sociedades sin actividad y que se encuentran en liquidación.
Inyección pública millonaria a los astilleros: alud de demandas de enfermos por amianto
Juan Cruz Peña
La SEPI aporta cada año a los antiguos astilleros públicos para hacer frente a indemnizaciones por daños y perjuicios ocasionados a trabajadores con asbestosis, patología que genera el amianto
Con la nueva inyección de capital público, IZAR dispone de más de 20 millones de euros provisionados para este fin. Esta cantidad corresponde, según el auditor de la compañía, con "la mejor estimación para cubrir el efecto de las reclamaciones de asbestosis recibidas a cierre del pasado ejercicio", cuya memoria anual ha sido depositada recientemente en el registro mercantil.
Según destaca la propia empresa "entre los litigios laborales apuntados, los de mayor relevancia a futuro son los derivados de las reclamaciones por asbestosis, tanto por su incremento en términos absolutos como por los riesgos económicos asociados, unido a las dificultades de defensa para IZAR dada la antigüedad de su origen y su contexto".
Desde hace 10 años, los antiguos astilleros públicos han elevado las provisiones, que cada vez son más cuantiosas, para hacer frente a esta causa
Desde hace una década, los antiguos astilleros públicos han ido elevando las provisiones, que cada vez son más cuantiosas, para hacer frente a esta causa. Aún siguen coleando con nuevos casos. Tanto IZAR como BAZAN y la propia Navantia han recibido cientos de demandas de extrabajadores y sus familiares (estos se contagiaban por el contacto) por estar sufriendo asbestosis. Esta patología fue contraída durante décadas por trabajadores que estaba en contacto con el amianto, material prohibido desde que se descubrieron sus efectos nocivos para la salud.
En muchos casos esta enfermedad acaba degenerando en cáncer de pulmón. Las sentencias han llegado a contemplar indemnizaciones de hasta 400.000 euros por afectado. Pese al drama generado en muchas familias, en 2018 han seguido apareciendo nuevos casos diagnosticados en trabajadores de otras compañías que han manipulado este material maldito.
 

V ANIVERSARIO DE LA INAUGURACION DE LA BIBLIOTECA "GARCIA RÚA" DE LA CNT-AIT DE PUERTO REAL


V ANIVERSARIO DE LA INAUGURACION DE LA BIBLIOTECA “GARCIA RÚA” DE LA CNT-AIT DE PUERTO REAL

Cinco años ya de esfuerzo y constancia para llevar a cabo la meta que nos propusimos. Meta, que nuestra biblioteca llevara su nombre, como así se decidió por parte de todos en el sindicato, ésta se vio incrementada con la donación por parte de José Luis García Rúa de su biblioteca particular a nuestro Sindicato de Puerto Real, como dejó dicho antes de su fallecimiento.

Alcanzamos la cifra de 2900 libros, documentación, fotos, películas, videos, la Biblioteca también organiza foros de debate, poesías reivindicativas, conferencias y lo más importante para nosotros su compañerismo, su amistad y su compromiso con las ideas anarquistas mostrado en sus 93 años de vida.

Para ti este sencillo homenaje:

“ Cuando en estos tiempos, se pasa del negro al rojo y del rojo al amarillo intenso, todos necesitamos un punto de apoyo; una referencia limpia y plena de conciencia que muy pocas personas atesoran y que los hace imprescindible. A José Luis García Rúa, con el mayor de los cariños de tus compañeros de la CNT de Puerto Real”.

 Siempre estarás en nuestros corazones.

 Salud, Anarquía y Revolución Social.

 ¡¡¡ Perdura !!!

12 Agosto 2018

Sindicato de Oficios Varios CNT-AIT Puerto Real

 

miércoles, 8 de agosto de 2018

JOSE MARIA PEMAN - DESMONTANDO UN MITO

Peman con Moussolini

JOSE MARIA PEMAN: DESMONTANDO UN MITO

Hijo de un diputado conservador gaditano y de una jerezana rica de poderosa e influyente estirpe, José María Pemán Pemartín es educado como miembro de la más exclusiva élite y formado por marianistas y jesuitas en la escolástica grecolatina, en la cultura clásica española y en la negación de la Igualdad social y del Derecho Universal al voto.

Hereda de su familia ideas, tierras, viñedo y capilla en el "Cerro de Santiago" de Jerez y entronca con la más rica aristocracia al casar con María del Carmen Domecq Rivero Núñez de Villavicencio y González, hija de la Marquesa viuda de Casa Domecq (título nobiliario pontificio creado y otorgado por el papa Pío X).

Abogado penalista, abandona la profesión sin llegar a ejercerla para dedicarse a la poesía y al activismo religioso y político más reaccionario.

Adorador Nocturno, en 1925 Pemán es elegido por el periodista Ángel Herrera Oria --luego, Cardenal de la Iglesia-- como Secretario local de la ultraconservadora Asociación Católica Nacional de Propagandistas en Cádiz.

Desde la ACNP y durante casi un lustro, Pemán (en la imagen, abajo a la derecha del Obispo de Cádiz), trabaja con entusiasmo organizando en bibliotecas privadas campañas de expurgo de publicaciones subversivas del orden social incluidas en el Índice de Libros Prohibidos del Vaticano y, desde 1928, requisando literatura pornográfica en kioscos callejeros con el apoyo de agentes de la autoridad.

Buena muestra del carácter corporativo de la exclusiva clase a la que pertenece y de su esencia profundamente racista y reaccionaria es la admisión en 1927 de Pemán como Caballero de Montesa.

Como todos los miembros de esta orden nobiliaria, Pemán ha de probar que era en sus dos primeros apellidos hijodalgo de sangre y no de privilegio; tener escudo de armas; ser descendiente él, su padre y madre y abuelos varones de casa solar conocida; no haber ejercido oficios viles, mecánicos o industriales; no ser de raza o mezcla de judío, moro, hereje, converso ni villano, por remoto que sea; no ser o descender de penitenciados por actos contra la fe católica; no ser él, sus padres o abuelos procuradores, prestamistas, escribanos públicos, mercaderes al por menor o haber tenido oficios por el que hayan vivido o vivan de su esfuerzo manual; no carecer de medios decorosos con los que atender a su subsistencia...

Por convicción patriótica, católica y antiliberal, en octubre de 1927 Pemán da el salto a la política para apoyar a la Dictadura de su pariente Primo de Rivera, a la Monarquía y a la Iglesia, comprometiéndose como dirigente del partido único gubernamental, Unión Patriótica. En 1930 y profundamente contrariado por la caída de Primo, Pemán refuerza su convicción mística, nacionalista y corporativista alíandose en el partido Unión Monárquica Nacional con Calvo Sotelo, José Antonio Primo de Rivera, Ramiro de Maeztu y otros señalados dirigentes de su misma clase, talante autoritario y preocupación.

El advenimiento de la República produce en Pemán una radical reacción contraria, que evidencia sin ambages formando parte de la militante Acción Española también con Calvo Sotelo y Ramiro de Maeztu, luego creando con el primero Renovación Española, y en el interín exigiendo el retorno de la primacia de la Familia, la Patria, la Religión y la Monarquía en multitud de apasionados mítines antirrepublicanos prodigados por toda España.

Funda Pemán en mayo de 1932 la revista femenina “Ellas. Semanario de Mujeres Españolas”, calificada por muchos como “católica, fascista y antisemita”, desde la que pretende conducir y someter la opinión del nuevo voto femenino: "[La mujer es un] “ser destinado, por esencia, a las bellas sinrazones del cariño… Dios quiso sancionar el pecado original e impuso a la mujer … el dolor de la maternidad y la sujeción al varón, que la dominaría".

Sin dejar de exigir el retorno de la vieja España cristiana, espiritual e imperial a través de su poesía y teatro, en 1933 Pemán obtiene escaño, sueldo e inmunidad por el partido ultrarreaccionario Acción Popular-Acción Ciudadana (“Votemos para dejar de votar algún día", escribe), por el que también se había postulado José Antonio Primo de Rivera .

Desde entonces y hasta julio de 1936, Pemán se manifiesta sin retórica ni disfraz alguno como enemigo de la República, crítico con el monárquismo parlamentarista y contrario a los posibilistas de la CEDA. Y llega Julio. 1936.

El asesinato de Calvo Sotelo el día 13, uno de los muchos que jalonan la espiral retroalimentada por pistoleros falangistas y descontrolados de izquierda, provoca la ira amenazante de Pemán, el cual desvela hasta dónde alcanza su participación en los próximos preparativos de exterminio al lanzar este premonitorio aviso: "…no hay nada que decir. ¡Hay mucho que hacer ! ¡Y por Dios y por Santiago que se hará!...".

Y efectivamente se hace. Banca, oligarquía, ejército e Iglesia vienen conjurándose meses antes para acopiar capital, armas y munición desde Berlín y Roma y recursos idearios y espirituales desde el Vaticano… y desde Jerez. Se inicia el golpe de Estado más cruento de nuestra historia. El primer asesinato de militares y civiles fieles a la República se produce en las plazas fuertes de África el 17. Desde el 18, le siguen otros miles más en Jerez, en Cádiz, en Sevilla... Y comienza el genocidio, ese al que Pemán, ataviado con camisa falangista y boina carlista, canta y exalta desde emisoras, estrados y altares, con el que colabora y del que se convierte en profeta, apostol, exégeta y cómplice durante 40 terribles años de plomo.

Pemán se apresta entonces a la guerra y a exaltar la masacre. Confirmada la toma de Jerez, sale del escondite de su finca "Cerro de Santiago", abraza en los cuarteles a los matarifes armados de su propia cuerda e inaugura desde Radio Jerez y para toda España sus soflamas de muerte: "La idea de turno o juego político, ha sido sustituida para siempre, por la idea de exterminio y expulsión, única salida válida frente a un enemigo".

Al poco, se enfunda distintos uniformes según la ocasión y recorre en el Rolls de su pariente José Domecq los frentes de guerra siguiendo la estela de las criminales columnas de Castejón y Yagüe en su mortífero avance por Extremadura y Toledo hacia Madrid. Micrófonos , balcones y puestos de mando le sirven para enardecer el ánimo de los combatientes, acentuar su fogosidad, aplacar sus reparos éticos ante el exterminio y dotar a la degollina de un corpus espiritual y moral que justifique los excesos y alivie por siempre culpas y remordimientos. De su magín nacen así los conceptos "Cruzada", "Mártir por Dios y por España", "Movimiento Salvador"...

Y Pemán no para. Arrebatado por lo que dice es una misión mística y mesiánica, está presente en todas las trincheras, en todos los frentes, en todos los desfiles de retaguardia y en todos los receptores de radio. Despacha con los generales Queipo, Varela y Yagüe en sus cuarteles generales…

En cada blocao, tras cada trinchera, en todos los búnkeres y por todas las plazas Pemán no deja escapar ocasión para dotar a los golpistas de un armazón ideológico que les protejan emocional y jurídicamente de cualquier exigencia de responsabilidad posterior por el delito que han cometido al alzarse armados contra el Gobierno, la Constitución y el Estado legal republicano.

Así, el 18/08/1936 Pemán pregona que no se trata de una contienda "de bandos. Es una nueva guerra de Independencia, nueva Reconquista, nueva expulsión de moriscos…”. Y adereza su criminal proclama con un espiritual requiebro que busca purificar la jerga cuartelera propia de los discursos de Queipo o Mola: “Peleamos por Dios, por nuestra tierra y nuestros muertos, por nuestras mujeres, por nuestros hijos, por nuestras cruces y nuestras iglesias…”. Y resume: "nuestra misión es ésta: redimir al mundo de todos sus peligros: expulsar moros, detener turcos, bautizar indios…”. Es una guerra racial. Y un genocidio de clase, de ricos sobre pobres.

 …Y Pemán prosigue su labor de apología de la violencia y de la liquidación del enemigo en primera línea de todos los frentes y todas las retaguardias…

 

 Mérida. 1 agosto 1936.

Sevilla. 16 agosto 1936.

Sevilla. 26 agosto 1936.

Lisboa. 29 agosto 1936.

Badajoz. 1 septiembre 1936.

Puerto Sta. Mª, Cádiz. 7 septiembre 1936.

Cádiz. 8 septiembre 1936.

Burgos. 18 septiembre 1936.

Pamplona. 21 septiembre 1936.

Jerez. 29 septiembre 1936.

Toledo. 1 octubre 1936.

Salamanca. 10 octubre 1936.

Toledo. 11 octubre 1936.

Sevilla. 13 octubre 1936.

Frente Almorox, Toledo. 16 octubre 1936.

Frente S.Martín Valdeiglesias, Madrid. 17 oct.1936.

Cádiz. 22 octubre 1936.

Frente de Madrid. 24 octubre 1936.

Frente Griñón, Madrid. 7 noviembre 1936.

Leganés, Madrid. 7 noviembre 1936

Frente Cerro de los Ángeles, Madrid. 8 nov. 1936.

Córdoba. 22 noviembre 1936.

Burgos. 9 diciembre 1936.

Toledo. 13 diciembre 1936.

Burgos. 14 diciembre 1936.

Córdoba. 29 diciembre 1936.

San Sebastián. 22 enero 1937.

Valladolid. 31 enero 1937.

Cádiz. 4 febrero 1937.

Frente Antequera, Málaga. 6 febr. 1937.

Frente Marañosa, Madrid. 19 febr. 1937.

Vitoria. 6 marzo 1937.

Frente de Orduña. 8 marzo 1937.

Valladolid. 9 marzo 1937.

Trincheras Frente Madrid. 12 mar. 1937.

Salamanca. 19 marzo 1937.

Sevilla. 27 marzo 1937.

 

…todos los frentes y todas las retaguardias...

Sevilla. 6 abril 1937.

Frente Usera, Madrid. 12 abril 1937.

Salamanca. 3 mayo 1937.

Sevilla. 20 mayo 1937.

Salamanca. 23 mayo 1937.

Lisboa, Portugal. 25 mayo 1937.

Frente de Bilbao. 22 junio 1937.

Cádiz. 6 julio 1937.

La Coruña. 21 julio 1937.

Vigo. 24 julio 1937.

Santiago Compostela. 25 julio 1937.

Frentes de Asturias. 31 julio 1937.

Oviedo. 5 agosto 1937.

San Sebastián 7 agosto 1937.

El Ferrol. 15 agosto 1937.

Cádiz. 27 agosto 1937.

Algeciras. 25 septiembre 1937.

Málaga. 26 septiembre 1937.

Granada. 28 septiembre 1937.

Cádiz. 2 octubre 1937.

Zaragoza. 15 octubre 1937.

Segovia. 2 noviembre 1937.

Sevilla. 30 noviembre 1937.

Burgos. 2 diciembre 1937.

San Roque, Cádiz. 17 diciembre 1937.

Córdoba. 21 diciembre 1937.

Salamanca. 7 enero 1938.

Segovia. 15 enero 1938.

Valladolid. 18 enero 1938.

Cádiz. 28 enero 1938.

Cádiz. 13 febrero 1938.

San Sebastián. 18 febrero 1938.

Frente de Teruel. 20 febrero 1938.

Zaragoza. 24 febrero 1938.

Teruel. 2 marzo 1938.

Zaragoza. 3 marzo 1938.

Sevilla. 22 marzo 1938

 

…todos …

Sevilla. 17 abril 1938.

San Fernando, Cádiz. 30 abril 1938.

Roma, Italia. 30 mayo 1938.

Algeciras, Cádiz. 2 junio 1938.

Burgos. 3 junio 1938.

Sevilla. 4 junio 1938.

Cádiz. 15 junio 1938.

Cabra, Córdoba. 23 junio 1938.

Sevilla. 7 julio 1938.

Orense. 13 julio 1938.

Sevilla. 18 julio 1938.

Cádiz.24 julio 1938.

Santander. 26 agosto 1938.

Zaragoza. 9 septiembre 1938.

Pamplona. 10 septiembre 1938.

Cádiz. 16 octubre 1938.

Algeciras. 24 noviembre 1938.

Ceuta. 24 noviembre 1938.

Tetuán. 25 noviembre 1938.

Roma. 3 diciembre 1938.

Málaga. 15 diciembre 1938.

Lisboa. 19 diciembre 1938.

Burgos. 21 diciembre 1938.

Cádiz. 17 enero 1939.

Pamplona. 14 febrero 2018.

Cádiz. 21 febrero 2018.

Frente y ciudad Madrid. 29 marzo 1939.

Casa José Antonio, Madrid. 1 abr 1939.

Cuartel Montaña, Madrid. 11 abril 1939.

Desfile Victoria, Madrid. 1 junio 1939.

Y Pemán siembra muerte por doquier: habla en sus discursos de Cruzada, de exterminio, de limpieza; justifica el golpe y defiende la necesidad de "esta guerra de civilización" contra "los sin Dios", marxistas y masones; entre disparos arenga a sus enemigos republicanos con altavoces en las mismas trincheras de los frentes (Teruel, Madrid, Usera, Orduña…); desde la Comisión de Cultura y Enseñanza que preside, Pemán depura, separa del servicio y informa a las autoridades de 15.000 maestros desafectos rojos, de los que son fusilados 6.000,…