Facebook CNT Pto.Real

jueves, 13 de julio de 2017

SEXTO Y SEPTIMO FUSILAMIENTO - LIBRO TRIGO TRONZADO represion franquista en San Fernando Cadiz 1936


LIBRO TRIGO TRONZADO (La represión franquista 1936 en San Fernando – Cádiz)

Autor: JOSE CASADO MONTADO

SEXTO Y SEPTIMO FUSILAMIENTO

 

SEXTO FUSILAMIENTO

Quien sin llorar ni sufrir vio por senda florecida su existencia transcurrir, cuando se siente morir,

dice: “que corta es la vida”

Cerón

 

Como vampiros sedientos, aquellos elementos desnaturalizados, ansiosos de tiros y sangre, al día siguiente, 29 de agosto de 1936, prepararon otra “saca” de diecisiete detenidos ¡nada menos! Y aún no quedaron ahítos de sangre aquella jauría de perros rabiosos…

La mayoría eran de Puerto Real y fueron sacados del Penal de Cuatro Torres al amanecer. Se oyeron proposiciones de engañarles, tal vez para evitar escenas dolorosas, difícil de creer, pero allí estaba el cura confesando, no había dudas… ni piedad. Sabemos en la Isla que fueron valientes y murieron dignamente, lo que no sabe nadie es donde los enterraron  exactamente…

Cayeron los mártires siguientes:

        Ubaldo Luque Benítez.  Mecánico de la Armada.

        José Requena Pérez. Oficial de S.T. de la Armada.

        José Romero Moreno.

        Manuel Vázquez Alcocer.

        Francisco Gutiérrez Castillo.

        Francisco López Benito.

        José Falcón Rosendo. Natural de Pto. Real. Vivía en calle Soledad, 39. Pto. Real.

        José Marín García. Vivía calle Sagasta, 26. Pto. Real.

        José Guzmán García. Vivía calle San Ignacio, 7. Pto. Real.

        Manuel Alonso Ojeda. Vivía en c/ real, 38. Pto. Real.

        Manuel Ojeda Sánchez. Natural de Pto. Real. Vivía en Plaza de la Cárcel y c/ Palma, 45.

        Rafael Gutiérrez Sanmiguel. Natural de Pto. Real. Vivía en Plaza de la Cárcel.

        José Rodríguez González. Vivía calle Palma, 15 en Pto. Real.

        Gregorio Ojeda Moreno. Vivía en calle Palma. Pto. Real.

        Rafael Manzano Rodríguez. Natural de Pto. Real.

        Antonio Álvarez Sánchez. Casado con María de los Ángeles Quijano Fuentes, de cuyo matrimonio ha dejado cuatro hijos llamados: José, Manuel, Antonio y María. Vivía en c/Ribera del Río, 26 en El Pto. Sta. María. 41 años.

        Fernando Fernández Selvático. Natural de Pto. Real. 30 años. Casado y con hijos. Vivía en calle Palma en Pto. Real.

Diecisiete hombres cayeron aquella mañana trágica. Según algunos escritos dificultosos, fueron enterrados en la Isla,  pero…¿dónde? Porque según sabemos todos, los fusiladores improvisaron fosas en varios lugares de la ciudad. De todas y al cabo de cincuenta y seis años (este libro fue escrito en 1992), lo que debemos procurar es hacer valer con denuncias, el dolor causado a ellos en primer lugar, a sus familiares y amigos, así como hacer constar públicamente la inocencia de aquellos hombres progresistas y lo injusto, excesivamente injusto e irracional, bestial, la locura de aquel grupito de falangistas que, después de todos aquellas fechorías cometidas, nos dijeron que no eran ni de los auténticos siquiera; tanto nos dio, lo que sí supimos todos era que fueron unos sádicos, canallas y asesinos, auténticos o no. Poco importa ahora ya donde descansan los huesos de los mártires.

El vecino pueblo se estremeció tras conocer el crimen que se había efectuado aquella mañana porque los familiares insistieron en que en la cárcel le entregaran sus pobres prendas personales, como una triste herencia de lo que había quedado  de aquellos hombres jóvenes y saludables. Como un duelo al aire libre, clamando al cielo desconocido justicia o venganza, aquellos familiares volvieron andando por la vereda contigua y paralela a la vía del tren, de regreso a Puerto Real, herido también como el nuestro, gritando de dolor y penas, insultos de toda índole e intensidades dirigidos a los responsables del golpe, sus seguidores y los fusiladores; que nunca se pudo esperar fuera  tan sangriento y tan fríamente asesino.

 

SÉPTIMO FUSILAMIENTO

“El olvido” Más doloroso que el trémulo quejido Que resucita una abierta cicatriz.

Más áspero y amargo que la amarga liz, O la hiel de un largo destierro afligido.

Cerón

 

En los primeros días de septiembre del mismo año, fueron llevados al paredón de “La Jarcia”, que por cierto no es un paredón, sino un caño así denominado, a algunos centenares de metros del Penal de Cuatro Torres, los siguientes prisioneros:

        José Francisco Lloret. Casado y con hijos. Condestable de la Armada y según consta, que lo honra, fue fusilado por negarse a unirse a los rebeldes y mantener su lealtad a la Constitución y a la República. Vivía en fonda Carmelo en La Isla.

        Joaquín Ferreiro. Natural de El Ferrol. Casado. Cabo Radio. Dejó un hijo. Vivía en  la Fonda Real en San Fernando.

        Muñoz. Contramaestre de la Armada. Vivía en la pensión de Buena Vista , cerca de la estación de ferrocarril.

Después de analizar las circunstancias y hechos acaecidos durante aquellos días deduzco que este fusilamiento debió ser en los primeros días de agosto y no en septiembre.

Según he podido informarme fueron estos tres valientes mártires los principales organizadores de la resistencia a los fascistas cuando intentaron apoderarse de los cañoneros “Lauria” y “Canovas del Castillo”. Desde estos buques dispararon contra el Arsenal de La Carraca.

Continua……

No hay comentarios: