Facebook CNT Pto.Real

jueves, 20 de julio de 2017

COMISIONES OBRERAS CEDIÓ INSTALACIONES PARA EL PLEBISCITO GOLPISTA DE LA DERECHA VENEZOLANA


COMISIONES OBRERAS CEDIÓ INSTALACIONES PARA EL PLEBISCITO GOLPISTA DE LA DERECHA VENEZOLANA

La espectacular y manipulada cobertura mediática ofrecida por los grandes medios occidentales al plebiscito contra el Gobierno de Nicolás Maduro organizado por la derecha venezolana solo ha venido a reafirmar, por enésima vez, el papel determinante de estos medios en los planes orquestados para derrotar el proceso bolivariano iniciado por Hugo Chávez.

En la poderosa campaña internacional que acompaña el terrorismo callejero y económico de la oposición venezolana, y que se transmite a la población gracias a la actividad de estos medios,  se coordinan los esfuerzos de Estados Unidos, la Unión Europea, y gobierno de  América Latina como el de Colombia, Argentina, México o el de la socialdemócrata chilena Michelle Bachelet.

Se trata de una ofensiva global a la que se han sumado incluso algunos de los que hasta bien poco decían apoyar el proceso bolivariano y alcaldesas "del cambio" como Manuela Carmena, convertida en defensora de golpistas de la ultraderecha como Leopoldo López.

Todo un "aquelarre" al que el pasado domingo no dudaba en apuntarse la organización de Comisiones Obreras en Zamora, cediendo sus instalaciones para la realización del fraudulento plebiscito en el que algunos opositores llegaron a votar en Venezuela hasta diecisiete veces.

 Así lo recogía, este martes, el digital “Noticias CyL Zamora”, en una nota periodística ilustrada con imágenes en las que se podía ver al grupo de venezolanos residentes en esta ciudad castellanoleonesa votando en las instalaciones de Comisiones Obreras.

 "El grupo de venezolanos y venezolanas, residentes en Zamora  -apunta este diario - se organizaron y decidieron abrir uno de los puntos oficiales para la realización de las votaciones, apoyados por CCOO de Zamora, a través del CITE CCOO, quienes cedieron sus instalaciones... Al plebiscito acudieron a votar 75 personas, residentes en Zamora".

De esta manera, el que algunos consideran todavía - pese a su total integración en el Régimen monárquico del 78 -  un "sindicato de clase", se implicaba directamente en una "consulta" en la que se instaba al ejército de Venezuela, a través de una de sus preguntas, a encabezar un golpe de Estado contra el legítimo gobierno de ese país latinoamericano. 


 

FRANCISCO ASCASO ABADIA - MUERTO EN EL ASALTO AL CUARTEL DE ATARAZANAS


Francisco Ascaso Abadía   muerto en el asalto al cuartel de Atarazanas

  El 20 de julio de 1936 muere luchando en Barcelona (Cataluña) el combatiente anarquista y anarcosindicalista de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) Francisco Ascaso Abadía. Había nacido el 1 de abril de 1901 en Almudébar (Huesca, Aragón, España). Era el miembro más joven de una familia confederal y vivió en Zaragoza desde 1913. Pronto se inició en las luchas sociales zaragozanas, interviniendo en numerosos conflictos entre 1917 y 1920. En 1919, como miembro del grupo Voluntad, fue detenido por incitación a la rebelión de un cuartel y al año siguiente, como miembro de Los Justicieros, es encarcelado acusado de la muerte de un periodista zaragozano, liberando -después de una gran presión con motivo de la Conferencia de 1922. Se junta al grupo Crisol (Durruti, Suberviola, Campos y Torres) y marcha a Barcelona, ​​ciudad donde trabajará de camarero y se integrará en Los Solidarios, será un elemento prominente, y también encabeza el comité de relaciones anarquistas salido de la Conferencia anarquista catalana convocada por el grupo. Participa en las acciones contra Soldevila (junto con Torres Escartín), Martínez Anido y Laguía (1923) y es de nuevo encarcelado.

 Huido de la cárcel con la ayuda de Buenacasa (8 de noviembre de 1923) pasa a Francia, con Durruti, por Barcelona, ​​con la misión de crear un subcomité revolucionario y una editorial de apoyo (enero de 1924). Desde 1922 su vida corre paralela la de Durruti, amigos inseparables. Vive en París como trabajador de la industria del plomo, participa en la fracasada incursión en Vera de Bidasoa y con el dinero de las expropiaciones abren la Librería Internacional de París. En diciembre de 1924 marcha con Durruti en América: Nueva York, Cuba (donde hará trabajo de estibador y cortador de caña, y donde eliminaron un patrón actuando bajo el nombre de Los Errantes), México (donde en marzo se junta con Alejandro Ascaso y Jover y asaltan una fábrica en Tucumán para financiar una escuela racionalista y la prensa de la CGT), de nuevo Cuba, Chile, Buenos Aires (agosto) con numerosas acciones expropiadores. En abril de 1926 Ascaso y Durruti vuelven a Europa y, utilizando el seudónimo de Salvador Arévalo, Ascaso se instala en París, donde interviene en la preparación del atentado contra Alfonso XIII y soporta las represalias: encarcelamiento el 25 de junio de 1926, expulsión en Bélgica (23 de julio de 1927, donde Ascaso y Durruti fueron acogidos por Hemos Day) y vuelta a Francia (París, Joigny, Lyon).

 En enero de 1928 la pareja se reúne en París con Cortés, Sanz y G. Vivancos; de nuevo tomados en abril, pasan clandestinamente en Berlín en octubre y posteriormente en Bélgica, desde donde participaron en el complot de Sánchez Guerra (enero de 1929) y en proyectos editoriales. Volverá clandestinamente a Francia y se unirá con Berthe Fabert. Devuelve con la República y desde abril se encontrará en Barcelona. Sin olvidar la tarea expropiante, en Barcelona se entrega a una febril actividad: innumerables mítines (en Almudévar y Huesca en diciembre de 1932, Zaragoza en enero de 1936), asambleas, manifestaciones, participación en los levantamientos de Fígols y del Ebro, deportación en África en febrero de 1932, enfrentamientos con los treintistas, secretario de la CNT catalana (tarea criticada por asturianos, ya que fue el autor de una nota contra en octubre asturiano) entre 1934 y 1935, redactor de Solidaridad Obrera , asistente al Congreso de 1936, mítines con Ortíz en Sant Boi y Sallent (1936), y todo ello con continuas escapadas, destierros y encarcelamientos. Cuando comenzó el levantamiento fascista en Barcelona combatió en primera línea, siendo el encargado de la coordinación y las comunicaciones, y murió inesperadamente de un disparo al asedio del cuartel de las Atarazanas el 20 de julio de 1936.

De sus escasos escritos - fue administrador del periódico Crisol y escribió artículos en Cultura y Acción, de Zaragoza (1922-1923), Solidaridad y Solidaridad Obrera - se deduce la desconfianza en las vanguardias clarividentes y que su discutido anarcobolchevismo era más una estrategia de circunstancias que de creencias.

miércoles, 19 de julio de 2017

CNT VIGO ABRE CONFLICTO CON LA CAFETERIA ANDIAMO


CNT-VIGO ABRE UN CONFLICTO CON LA CAFETERÍA ANDIAMO
A estas alturas, todos y todas sabemos, que en la hostelería la explotación más salvaje campa a sus anchas, y mucho más si cabe, cuando aparece el buen tiempo, con contratos no solo de estacionalidad, sino que las condiciones laborales y económicas empeoran más, de lo que ya de por si debería de ser soportable para los trabajadores del sector.
Este es el caso de la Cafetería Andiamo, en la Carretera de Camposantos nº 372, en Vigo, del que es propietario Marcelo Misa, aunque como no, utiliza una empresa pantalla llamada Olecramisa S.L., en la que nuestro compañero Tino, empezó a trabajar en abril con contrato de jornada completa, y muchas promesas por parte del propietario, tanto económicas como de futuro laboral, pero la realidad como siempre, suele ser distinta, jornadas agotadoras de hasta 60 horas a la semana, un solo día de descanso semanal y trabajando todos los festivos, vaya nada nuevo bajo el sol del negocio hostelero vigués, pero como si esto no fuese poco, llegado los primeros días de mayo, este empresaurio, Marcelo, le empieza a dar excusas y largas sobre el día de cobro, hasta que después de pasadas 2 semanas le dice a nuestro compañero que seguro seguro, cobrará a finales de mayo o primeros días de junio, o sea, casi dos mese sin cobrar, trabajando gratis y con pocas expectativas o nulas de cobro. Viendo que no tiene intención de pagar lo que adeuda a nuestro compañero este elemento, abandona el puesto de trabajo por impago de salarios, y hasta hoy a mediados de julio, continúa dando largas o excusas vagas.
CNT-Vigo, no va a permitir que este tipo de “gente”, se vaya de rositas y va a utilizar todas las herramientas en su mano, para que abone los casi 2500 euros que le debe a nuestro compañero, no solo no ha cobrado ni un euro por su trabajo sino que ha tenido que poner dinero de su bolsillo para ir a trabajar desde Pontevedra, que es donde reside nuestro afiliado Tino.
Este sindicato, no va a parar hasta el triunfo total de todas las reivindicaciones, más que justas, con la acción directa y la solidaridad, porque si nos tocan a un@ nos tacan a tod@s.
¡MARCELO, PAGA LO QUE DEBES!
CNT-VIGO EN LOITA!!!

martes, 18 de julio de 2017

LA FOSA COMUN DE PUERTO REAL DECLARADA LUGAR DE MEMORIA DEMOCRATICA


LA FOSA COMUN DE PUERTO REAL DECLARADA LUGAR DE MEMORIA DEMOCRATICA
Concluye la valoración de 14 nuevos Lugares de Memoria Democrática en seis provincias
Se incluyen fosas comunes, cementerios, refugios antiaéreos, cárceles y campos de concentración, así como el sitio del asesinato de García Caparrós
La Junta de Andalucía ha concluido la fase de valoración para la declaración de 14 nuevos Lugares de Memoria Democrática en seis provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto 264/2011 y la Ley 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática, que instaura esta figura para situar los espacios emblemáticos vinculados al golpe militar de julio de 1936, la Guerra Civil y la Dictadura, así como servir de recuerdo y homenaje a las víctimas de la represión franquista.
Estos enclaves son la fortificación del Estrecho de Gibraltar y la fosa común del cementerio de San Roque en Puerto Real, en Cádiz; la Plaza de la Constitución y el cementerio de Baena y el refugio antiaéreo de la Plaza de España de Villanueva de Córdoba, en Córdoba; la colonia de Víznar, en Granada; el convento de Santa Úrsula de Jaén, el campo de concentración de Santiago e Higuera de Calatrava, y la cárcel vieja de Úbeda, en la provincia de Jaén; la esquina donde asesinaron a Manuel García Caparrós y el Palacio de la Aduana, en Málaga, y la Jefatura Superior de Policía y la sede de la Capitanía General de la Gavidia, así como el lugar donde Francisco Rodríguez Ledesma fue herido de muerte, en Sevilla.
Los 14 nuevos Lugares de Memoria Democrática se sumarán a los 50 que ya se reconocieron entre 2011 y 2013. Precisamente, dos espacios vinculados a la figura de Blas Infante fueron los primeros en ser catalogados por parte de la Junta de Andalucía. Se trata de su residencia en Coria del Río (Sevilla), conocida como 'Casa de la Alegría', y el lugar en el que fue fusilado, también en Sevilla.
La propuesta de estos nuevos espacios como Lugares de Memoria es el resultado del análisis y valoración de un Grupo de Trabajo compuesto por expertos de acreditada solvencia en la investigación vinculada a la memoria y con un amplio bagaje en ámbito memorialista. La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre los enclaves, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas. Esta fase es la que ahora concluye para poder iniciar la tramitación del decreto.
Nuevo Lugares de Memoria Democrática en Andalucía
CÁDIZ
Fortificación del Estrecho de Gibraltar
Unos 30.000 presos llegaron a vivir y trabajar, prácticamente como mano de obra esclava, en el Campo de Gibraltar entre 1939 y 1945, realizando trabajos muy duros tales como el desbroce y allanamiento del terreno, la construcción de pistas y la descarga y acarreo de materiales. La construcción de caminos e instalaciones militares abarcó todo el vértice sur de la provincia de Cádiz, y su legado se puede apreciar todavía hoy desde Conil hasta Punta Mala, en San Roque, e incluso Estepona, ya en Málaga. Tierra adentro las obras llegaron hasta Jimena de la Frontera y Gaucín, pero también a Jerez de la Frontera, Rota, Vejer, San José del Valle, El Puerto de Santa María o Alcalá de los Gazules.
Fosa común del cementerio de San Roque (Puerto Real)
La fosa del cementerio de San Roque de Puerto Real representa uno de los máximos exponentes del trabajo de recuperación de la memoria histórica en su máxima expresión: la colaboración entre administraciones, el papel de los colectivos memorialistas, la excelencia técnica y la profunda sensibilidad de todas las partes para con las víctimas. Ello posibilitó que fueran exhumados más de 180 cuerpos, convirtiendo la fosa del cementerio de San Roque en la segunda mayor exhumada en Andalucía, después de la de Málaga.
CÓRDOBA
Plaza de la Constitución de Baena
En este emplazamiento, según los analistas, se estima que del 28 al 30 de julio de 1936 fueron asesinadas más de 300 personas. Durante la guerra civil y la dictadura franquista, fueron fusilados en esta localidad 700 vecinos.
Cementerio de Baena
Desde el 28 de julio de 1936 se desarrolló un verdadero genocidio en este municipio cordobés, perpetrado por fuerzas sublevadas. Tras los primeros asesinatos en masa cometidos en la Plaza de la Constitución, los fusilamientos se sucedieron hasta después de finalizada la guerra, teniendo como escenario el cementerio de la localidad.
Refugio antiaéreo Plaza de España de Villanueva de Córdoba
El refugio antiaéreo de Villanueva de Córdoba simboliza la lucha y resistencia de la población de esta localidad y de toda la provincia. Capital de la Córdoba republicana desde 1937, el municipio acogió a refugiados de todas las poblaciones caídas en manos sublevadas. El refugio, rehabilitado en 1987, fue construido entre 1937 y 1938 por un teniente de ingenieros republicano. Se trata de un espacio subterráneo, dotado de cuatro accesos, y destinado a proteger a la población civil de los bombardeos de los sublevados.
GRANADA
Colonia de Víznar
La Colonia de Víznar fue durante mucho tiempo un espacio referente de las políticas sociales de la Diputación de Granada, al ser utilizado como sede de colonias infantiles. Pero al inicio de la represión franquista fue la última morada de muchos de los granadinos asesinados entre 1936 y 1939 en el entorno de la conocida Carretera de Víznar-Alfacar, por la que también transitaría, antes de su muerte, Federico García Lorca.
JAÉN
Convento de Santa Úrsula de Jaén
El convento de Santa Úrsula fue utilizado como cárcel después de la guerra civil, con un hacinamiento brutal de más de 4.000 presos en 1941 en un espacio que, según los informes, estaba habilitado para 80.
Campo de concentración de Santiago e Higuera de Calatrava
Creado nada más finalizar la guerra civil entre estos dos pequeños municipios jienenses, estuvo integrado por dos campos. El primero llegó a albergar a más de 10.000 presos republicanos y el segundo contaba con 4.800 en 1939. En ellos se concentró la mayor parte de los soldados republicanos que fueron replegándose hacia la provincia.
Cárcel vieja de Úbeda
Construida en 1927, esta prisión representa uno de los más notables ejemplos de la arquitectura historicista de la provincia de Jaén. Representa uno de los principales espacios de la represión franquista en este municipio, donde se aplicó la tortura para obtener confesiones. Desde allí los presos partían, primero hacia el Salón de Plenos, para ser sometidos a juicios sumarísimos. Los condenados a pena de muerte eran asesinados en la tapia del cementerio.
MÁLAGA
Esquina del asesinato de Manuel José García Caparrós
Lugar de especial singularidad y significación en la creación de la Autonomía Andaluza, recuerda a Manuel José García Caparrós, nombrado Hijo Predilecto de Andalucía en 2013. Murió a la edad de 19 años por el disparo de un policía en la manifestación del 4 de diciembre de 1977 que reclamó en Málaga la autonomía para Andalucía. Trabajador de la fábrica de cervezas Victoria y militante de Comisiones Obreras, el joven sindicalista perdió la vida cuando intentaba alzar una bandera andaluza en el edificio de la Diputación provincial de Málaga, en la Alameda de Colón. Desde 1995, una calle de la capital lleva su nombre.
Palacio de la Aduana de Málaga
El edificio donde actualmente se ubica el Museo de Málaga fue uno de los principales espacios de la represión franquista en la capital hasta mucho más allá del final de la guerra. Albergó calabozos, cárcel, jefatura de policía y sede del Gobierno Civil.
SEVILLA
Jefatura Superior de Policía de la Gavidia
Finalizada la guerra civil se crea esta Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, con sede en Sevilla. Representa uno de los principales lugares de la represión franquista y la lucha por las libertades en la segunda etapa del franquismo en la capital. Su historia, durante sus dos primeras décadas, fue paralela al periodo de desarrollo del Tribunal de Orden Público, que se mantuvo desde su creación en 1963 hasta 1977.
Sede de la Capitanía General de la Gavidia
Edificio muy conocido por ser el lugar desde el que Queipo de Llano dirigió el golpe de Estado en Andalucía, animando a desarrollar una represión cruel sobre la población civil de izquierdas. Fue el punto en el que se inició el golpe de estado en la ciudad y que resultó ser fundamental para la extensión de este por el occidente andaluz y, desde ahí, hasta Madrid con la columna de Castejón y más tarde hacia el este, con la conquista de Málaga. Actualmente alberga los servicios centrales de la Consejería de Justicia.
Lugar del asesinato de Francisco Rodríguez Ledesma
Francisco Rodríguez Ledesma, obrero de la construcción afiliado a Comisiones Obreras, fue herido de muerte por disparos policiales el 8 de julio de 1977, mientras se encontraba en una concentración de trabajadores que se manifestaban contra la empresa textil HYTASA. Murió a consecuencia de las graves heridas el 4 de enero de 1978.

DECIMO Y UNDECIMO FUSILAMIENTO - LIBRO TRIGO TRONZADO - Larepresion franquista en San Fernando (Cadiz) 1936


LIBRO TRIGO TRONZADO (La represión franquista 1936 en San Fernando – Cádiz)
Autor: JOSE CASADO MONTADO
DECINO Y UNDECIMO FUSILAMIENTO
 
DÉCIMO FUSILAMIENTO
Mito oscuro de intangible fama, Que en sideral frontera se derrama. El olvido es la eternidad en el vacío.      Cerón
Ya estaba España sentenciada, dividida en dos, el terror  rojo en la zona republicana, según nos decían, y el terror blanco en esta zona que estábamos viviendo, viendo y sufriendo. Fallaron los políticos europeos, falló la propuesta francesa de  “no intervención”, falló el gobierno Giral, incapaz de sofocar la rebelión militar en sus comienzos, falto de muchas precauciones y otras medidas… pero este no es el caso de estas crónicas, no debo lanzarme a un análisis crítico y político del gobierno republicano que, sería duro e interminable. Con los medios de que dispongo pretendo referirme principalmente lo acaecido en La Isla, aunque para aclarar situaciones deba hacer comparaciones y referir hechos ocurridos en otros lugares.
Si, el día diez de septiembre de ese mismo año trágico, 1936, que no glorioso, como pretendieron hacernos creer, tratando de tergiversar los hechos y darnos gatos rabiosos por conejos inocentes, ese día, repito, fueron despertados brutalmente brutamente, doce personas, doce hombres,  para ser fusilados; así de fácil, así de brutal e inexorable, del Penal de la Casería, aproximadamente a las seis de la mañana. Fueron los siguientes:
 
          Manuel Barea Varo.
          Domingo Moreno Martínez.
          Horacio Rodríguez. Marinero de segunda.
          José López Hermoso.
          Miguel Blanco Ferrer. Pastor protestante. Secta irlandesa. Se negó a confesar y a ser bautizado. Vivía en la calle San Servando.
          Manuel Varela Herrera.
          Félix Hernández Coco.
          Leocadio Fernández Alama. Natural de Guijo en  Córdoba. 41 años. Casado con Adelaida Blanco Silva. Hijo de  Domingo y Sebastiana. Dejó tres hijos, el último, Leopoldo, póstumo. Vivía en la calle Hernán Cortés.
          Antonio Pérez  Heredia.  Concejal.  Confesó antes de  morir, devolvió el escapulario de la Virgen del Carmen y se negó a recibir la absolución.
          Ramón Campos Chaves. Vivía calle Rosario, 37. Cádiz.
          Francisco Marchante Noria.
          Antonio Girón Casulla. Soltero. Maestro Nacional.
 
Una vez más quedaron al descubierto aquellos esbirros y sus perfidias, asesinando a un modesto y sencillo pastor protestante sin causa ni razón. No cabía explicaciones aditivas, se habían saltado a la torera los slóganes que tanto c acareaban y que pretendían usar como tapadera a sus ignominias, contra los comunistas, socialista, masones, judíos, etc., porque el pastor  era un señor respetable, muy conocido y no pertenecía a  ninguna de esas banderas. Fue víctima de la locura desatada por aquellas hordas, impostores, verdugos, inquisidores ferinos… “Abominable jurisprudencia la de sostener la religión por medio de verdugos”, frase esta de Voltaire, dicha allá por el año 1768, aplicable, tristemente, a aquellos días, meses y años de terror franquista.
Imperaba la misma psicosis destructiva que en 1492. el escritor I. Ehremburg decía: “Pero los bárbaros que adaptaron el cristianismo la mezquita de Córdoba no eran niños, eran unos degenerados. Odiaban el espíritu mundial de la mezquita. Cegados por el dogma eran enemigos de la razón. Eran fanáticos por su conducta, sabían destruir mezquitas y quemar herejes, pero carecían de la inspiración de los fanáticos, en su fuero interno, estos fracasados envidiaban seguramente la pericia    de los arquitectos árabes que habían levantado la Mezquita  que ellos afeaban”.
Aquí en La Isla hay algunos que temen tanto a a la verdad histórica como a la crueldad que ellos mismos ejercieron durante muchos años, porque la conocen bien. Recientemente, Rosa Castelló, del Instituto Genus, en la revista “Interviú”, nº 32, págs. 23-29, dijo que la iglesia crea enfermos mentales o psíquicos. Yo no lo creo así, pues los enfermos mentales no saben defenderse tan bien ni vivir sin producir el material necesario para sostener la vida, dejando a los demás que se lo produzcan, a no ser que haya querido referirse al rebaño domesticado, obediente y productor.
 
UNDÉCIMO FUSILAMIENTO
Como emblema del olvido, espinas sólo han brotado donde los han enterrado. Ninguna flor ha crecido donde yacen, olvidados, los restos de los vencidos.       Cerón
 
Aquel día 18 de septiembre, un corresponsal decía que: “La adopción de la bandera rojo y gualda por parte de las tropas nacionalistas frente a la tricolor republicana, patentiza la existencia de “dos España” que luchan cada una bajo su propia bandera. Esta división hacha de España se acentúa con el reconocimiento por parte de algunas naciones, de la Junta de Defensa de Burgos como el legítimo gobierno de España, mientras que otras naciones sólo reconocen a la República como verdadero gobierno. En enfrentamiento no puede ser, pues más claro. “Al mismo tiempo el cardenal primado de España, Pla y Daniel, declaraba en Salamanca que: “La guerra es una cruzada contra los hijos de Caín”, con lo cual legitimaba el alzamiento de la nación en armas. De este modo la iglesia se situó claramente del lado nacionalista.
Mientras tanto, por aquí, la fiera desatada estaba en su apogeo criminal y aquel mismo dieciocho de septiembre organizaron otra de sus ejecuciones colectivas. Como drogados con el síndrome de abstinencia, pero esta vez de sangre y muertes. Eran unos seres malvados e irrecuperables.
La selección fue de madrugada y se componía de hombres jóvenes e inocentes, que fueron llevados al lugar ya mencionado, cerca del Penal de La Carraca y allí acribillados a balazos junto al caño.
Ninguno de ellos confesó ni se dejó convencer de que confesándose estarían mejor en la otra vida, así que el cura y   su presencia resultó de la más absoluta inutilidad ante aquellos mártires, minutos antes de morir.
Fueron ejecutados los siguientes:
          Ramón Dehesa Morales. Cabo de Radio de la Armada.
          José M. Fernández Lafón. Marinero de segunda. En Cádiz tenían un tío, José Lafón Sánchez, en calle A. de Castro 13-3º. Vivía en Linares (Jaén),
          César López Mosquera. Marinero de segunda.
          José Antonio Moreno Jaspe. Cabo primera. Natural de El Ferrol. 30 años. Casado con Casilda Aspiasun.    Hijo
de Antonio y María del Carmen. Tenía hijos. Vivía en Fuenterrabía (Guipuzcoa).
          Avelino Ortas Valdés. Marinero fogonero.
          Modesto Parada Ruiz. Soldado de Infantería de Marina.
          Baldomero Cerezuela Galván. Marinero de segunda.
 
Fueron enterrados en San Fernando pero una vez más no hay indicio del lugar. Podría haber sido en el cementerio militar que estaba situado en los Mixtos, por la vuelta afuera, o en fosa clandestina. Una vez más no puedo creer que hubiera motivos para su fusilamiento. Había que imponer el terror y a aquellos les tocó servir de cabeza de turcos: ¡Pobres hombres, que trágico destino!
Nuestro Alcalde, Don Cayetano Roldán, seguía preso en la cárcel del mismo ayuntamiento y el bandido rebelde que lo reemplazó por la gracia de Olivera Manzorro. Capitán Isasí, estaba en su esplendor, nunca había soñado siquiera ser alcalde de una ciudad de cincuenta mil almas. Flotaba de vanidad cuartelera por tantas reverencias recibidas, tantos “buenos días, Sr. Alcalde”, y tanto pelotilleo a su servicio… para salvar a España y a la cristiandad, nos decía hasta atosigarnos y añadían que en  la otra zona, los rojos, estaban matando sin parar, mientras que en la nuestra, “gracias a Dios”, no ocurría nada de esas cosas, características en exclusiva de los rojos malos, ¿Qué va!, por aquí sólo les daban, muy tempranito, una tasa de Maggi, que estaba muy de moda por aquellos años.
Se apoderaron de todo, aquella banda de pelotilleros, capillitas, chupatintas e inútiles, y así nos fue la cosa. Nos convertimos en un pueblo apático, sin dinamismo, insensible, herido en nuestro centro, sangrando y debilitándose lentamente, temeroso y, como regla, odiando los recuerdos dolorosos que nos dejaron y si no hubiésemos sido así, no seríamos personas humanas, seriamos salvajes, como ellos.
En aquellos primeros días del alzamiento, el buque escuela “Juan Sebastián Elcano”, se encontraba en La Carrasca. Formaron en cubierta y el Comandante ordenó que pusiéronse aparte los que querían seguir fieles a la República y como la radio, entre noticias a favor de los golpistas y marchas militares, daba vivas a la República a la que habían jurado fidelidad, que de todas formas era lo mismo, aparentemente, que defendían los rebeldes, puesto que vitoreabanla. Así que, una vez seleccionados por el mandamás aquel, ordenó ingresarlos en el Penal del Arsenal y días después fueron todos fusilados.
El cañonero “Canovas del Castillo” también estaba en el muelle del Arsenal y, relativamente cerca, del también cañonero “Lauria”, que se encontraba fondeado en el lugar denominado “La Clica”. Este buque permaneció fiel a la República y su Constitución y no se entregaba. Entonces ordenaron disparar contra él al “Canovas”, pero la tripulación se negó. Entraron fuerzas rebeldes en este último buque y seleccionaron a los que fueron llevados días más tarde al paredón tras pasar por Cuatro Torres. Luego, ya se sabe, dispararon contra el “Lauria”, sobre la línea de flotación, hundiéronlo y, a la dotación la llevaron a… confesar sus faltas, primera etapa para acaba r fusilados después…
Ya he mencionado el célebre “marqués de las coliflores”, fusilador torpe y fanfarrón, amigo y camarada de otro tipo imbécil e indeseable, Catañeda, célebre también por sus  bravatas y amenazas en el Café donde paraba, “San Diego”, y, con sus camaradas, en “La Mallorquina”, nido de víboras en aquellos tiempos.
Estoy dando a conocer hechos y acaecimientos de mi Isla mártir, cometidos por un puñado de isleños salvajes y crueles, tratando de hacerlo con ecuanimidad, valiéndome de mi bolígrafo y mi memoria, principalmente, aunque para asegurarme de ello haya recurrido a algunos de mis amigos, de mi edad, que me han confirmado estas informaciones y  mi  buena memoria. No pretendo nada. Ni destapar la olla podrida que han tratado de ocultar durante tantos años, ni,  por supuesto, hacerle la competencia a los historiadores locales. Trato de descargar mi mente de tantos malos recuerdos, consecuencia de tantos malos ratos e injusticias cometidas y que ahora, hasta ahora y aún en estado de democracia, nadie ha osado contar. Quero dar a conocer algo de esa triste historia  para que se cumpla el dicho de que… “el pueblo que no conoce su Historia está obligado a repetirla”. No, ¡por favor!, que no se vuelva a repetir.
Continua……

lunes, 17 de julio de 2017

ANARCOSINDICALISMO Y LAS TRAICIONES POLITICAS


Anarcosindicalismo y las traiciones políticas
"¿Habéis entrado en CNT y la AIT para qué? ¿Para transformar lo que tan revolucionariamente corresponde a los principios del anarcosindicalismo? ¡Por favor, absurdos y descerebrados! El daño que estáis ocasionando a la anarcosindical no puede quedar en mero trámite para ser olvidado.
 " Siguiendo las costumbres a que nos tiene acostumbrados el burgués estilo de los gobiernos de Estado, es necesario evidenciar la realidad que nos toca, a pesar de que sufrimos la costumbre que legalizan todas las costumbres sociales de la constitución que diseñó el fascismo, también conocido como franquismo, al tiempo que adornados en los escenarios, desde la dinastía borbónica. No se nos olvide lo que sucedió mientras los ríos de sangre impregnaron la suerte de todos los españoles en esta sociedad que el capitalismo tuvo a bien fijar, para que el futuro español fuese, como sabemos todos, pasto aniquilador del sufrimiento, sin duda alguna. Y ahora nos vienen señores -y alguna señora por ahí descerebrada-, como enviados a frenar y destruir lo que tantos y tantas hicieron por la Causa que nos toca seguir defendiendo.
 Señores que se les conoce como simuladores de conductas orgánicas, mientras que de nada sirven los Sindicatos, que deben despertar para no ser destruidos por la vorágine política, a la que tanto y tanto rechaza esta Organización Obrera, anarcosindicalista. No basta considerarlos traidores, son marionetas que vienen con estrategias diplomadas, para que se nos impida, más y más, creer que nuestra categoría de trabajadores ya no sirve. Las traiciones en esta Organización nunca tuvieron pago con la misma moneda: Todos desaparecieron con ese tatuaje en la piel. No hay que perder demasiado tiempo en sacar la lista de cuantos pasaron por el Anarcosindicalismo, dejando sus tumbas marcadas para que sirvan de ejemplo alevoso, nunca para imitarlos, porque el ejemplo debe ser constructivo, desde donde nunca se tenga que valorar más que lo revolucionario, lo intrínsecamente exitoso para que la Revolución Social nos acerque a salir de tanto vicio como se contempla en las conductas infieles.
Hablar de lo que está sucediendo en el Anarcosindicalismo, desde que surgiera en 1910, nada tiene que enseñarnos, una vez que la experiencia mostró todo tipo de fenómenos contradictorios. Y será verdad siempre que la filosofía anarquista cambia el ADN de toda conducta civilizada. Pero no hay que entrar a los juegos que casi siempre vienen de la interesada costumbre de algunas enseñanzas, eso sí, diseñadas para compartir la contradicción por sistema. ¡Qué sociedad tenemos y qué sociedad queremos! Si preguntamos a todo principio político, caemos demasiado bajo para entendernos. Si pretendemos crear líderes para conducir a los ciudadanos, pronto nacen los abusos y la trampa. Sería de otra forma que nos dedicásemos a saber liberar los prejuicios, y con mayor interés, si son personales. ¡Cuánta emoción si lográsemos salir sanos de esta conducta extraña, desde lo íntimo, desde lo propio de uno mismo! ¿Qué poder nace en los intelectuales por el sólo hecho de tener su nivel cultural por encima de cuantos sólo tienen brazos para crear progreso; mientras las costumbres ancestrales, especialmente hereditarias, se dedican a someter al productor o productora a que resista con un simple pedazo de pan y debe bastarle para que no se paralice su vida por necesidad? Importa que utilicemos la deformada inteligencia que tienen ciertos seres humanos. Hablo de Anarcosindicalismo en España, de clase obrera cualificada para determinado progreso. Sí, cualificada, porque ser trabajador o trabajadora nos compromete en todo lo que tiene que ver con ser o no dignos y respetados.
 La clase trabajadora está en este y todos los países del mundo bajo la condición de un estado de añoranza, que tendría que pasar por las consultas del vulgo más exigente y directo debido al abandono excesivo en vicios de entretenimiento social. La clase trabajadora está vilipendiada por la clase política y los colectivos que pujan por poder alcanzar la dirección de los gobiernos de Estado. Qué débil es el ser humano cuando confirma sus ideales por un mundo diferente, pero se queda atrapado en los vicios que proceden del desgobierno, que, en definitiva, son creados por su propia política para deformar al individuo y a sus costumbres, sabiendo que la vida no es para más de un centenar de años, quien pueda llegar a poder contarlo.
Hablemos de la ‘clase trabajadora’, por el hecho de estar luchando desde la cuna, para conseguir un atisbo de cordura. Son pocas las situaciones en que nuestra Clase entiende o sabe para qué sirve la Libertad. ¡Para eso, en 1910, se levantó Acta de lo que tendría que ser la Clase explotada! Pero ahora, un siglo más tarde, todas las miserias se nos ven al descubierto. Recordemos, en su más relevante interés, a los luchadores que dejaron sus vidas por este mismo asunto, que lo dieron todo por saber escapar de las aves de rapiña, como son los que entraron en la Confederación Anarcosindical para vivir mientras se descompone un siglo de luchas, pasando a imponer la estrategia de lobos hambrientos, porque así fueron denominados desde aquél primer Congreso de la Confederación Nacional del Trabajo. No olvidemos que los Intelectuales de nuestro entorno libertario, todos, dicen verdades como puños cerrados para conseguir cambios sociales, logrando, en caso de que se pueda, respirar algo de oxígeno más saludable. Y, sin embargo, ahora nos vienen señores y algunas señoras a decir que el poder sirve para ser respetado. ¡Una mierda! Perdón por los escombros lanzados para estas situaciones.
El poder es corrupto siempre. La idea de poder hay que terminarla, dejando que se disuelva en la más severa condición del capitalismo letal. ¿Adónde vais, señores y señoras, bien trajeados, a decirnos a la Clase Trabajadora que lo orgánico es todo lo que gestiona un comité confederal que, está en la organización anarcosindical para decir que “borrón y cuenta nueva” porque ya ha cumplido su ciclo histórico. ¡Una mierda, señores y demás mandarines! ¿Es eso lo que enseñáis a vuestros hijos? ¡Maldita enseñanza! Nos cansa ver que de nuestra ingenuidad se desprenda el no hacer daño, porque éticamente no va con la fraternidad que venimos defendiendo ya, nada menos que un siglo. Y es que se evidencia, con demasiada cara dura, que los traidores de la CNT-AIT fueron siempre individuos que se ponen al servicio de la clase trabajadora, pero utilizando a esta clase como si se tratase de un apunte sin importancia, porque en la universidad fuiste condecorado con un diploma que dice: Serás por siempre economista, letrado, brillante señoría en las cohortes, primero en todas las ventanillas de reclamación oficial, señor o señora de señorío siempre. Y todo porque nos dejamos manipular por todos ellos.
 ¡Qué prestos estáis para deformar los Principios, Tácticas y Finalidades en el anarcosindicalismo! No voy a ser demasiado severo en sacar de la manga los argumentos que pueden ser considerados como por encima de todo vuestro inventado registro de leguleyos, que cuando se ha sido condenado, por la gracia de dios y el estado, y pertenecer a esta Organización, veinte años de condena para sufrirlos en las mazmorras del estado español; pues eso, que ahora no tenéis fuerza en la ética razonada, para que tenga que decir que no a cuanto fuera perdido en las luchas contra aquella dictadura que todos conocemos como fratricida. Pero doy paso a estas cosillas tan personalizadas para llegar al verdadero problema que nos ocupa, a favor del Anarcosindicalismo, o como se quiera llamar; libertario, ácrata, o cuantos nombrecillos van germinando sin agotamiento, que se esconden en lo que podríamos llamar Movimiento Libertario.Para venir al Movimiento Libertario hay que amarrarse bien la cintura. En el Mayo del 68 bien podemos recordar que para terminar con el Estado es aquello, como mínimo, que debe producirse. ¡Pero parece que España lo perdió todo en la Guerra Civil! Y pienso que no hay que resignarse a ello. Hay que cortar ideas, puesto que no vienen siempre de los cerebros de las cabezas.
Pasemos a ver este asunto, por el hecho de considerar interesante, hacer algunas reflexiones, como bien diría Bob Dylan, escritas en el Viento.¿Habéis entrado en CNT y la AIT para qué? ¿Para transformar lo que tan revolucionariamente corresponde a los principios del anarcosindicalismo? ¡Por favor, absurdos y descerebrados! El daño que estáis ocasionando a la anarcosindical no puede quedar en mero trámite para ser olvidado. Estáis marcados con rojo fuerte, que no os podéis ir de rositas; porque barajáis la posibilidad de que nos vamos a conformar con lo que vuestra conspiración nos sirve a la carta. ¡Y una mierda! Sabed que todos tenemos iguales derechos para revocar, sin traiciones éticas, lo que se os ha puesto en mente, sobre que la CNT-AIT tiene que finiquitarla el mismo instinto libertario, con apariencia de ser oficial en la anarcosindical, como está resultando desde que no podrá justificar nunca nadie (como si esto fuese un juego de compadres mal avenidos), como bien hizo el franquismo en tiempos de alta traición, cuando se cuestionaba en las barricadas “la subsistencia”. ¡No habéis contemplado con certeza lo que supone terminar con la CNT-AIT en los tiempos que corren hacia una solución libertaria, que, jamás, debe movilizar a la propia clase Obrera, si no es para defenderse de los parásitos políticos, por muy similar que vistan sus atributos con la misma rojinegra! Sabemos que el Movimiento Libertario siempre tuvo rebeldías merecedoras de gran aprecio: Sabemos mucho de ello, puedo aventurar que todo.
Dar la vida por luchas que enterró a muchos compañeros no es lo mismo que ahora, vengan con estratagemas patológicas, portadoras de niveles altos en subnormalidad ideológica y política. Sí, ahí están los que visten el traje de sindicalismo obrero, la UGT, CCOO, CGT; por no ir más allá de estos lodos pestilentes. Cuando nacen nuevas siglas, bien se queda tatuado en los historiadores entendidos en estas lides que, siendo todo transitorio, no sirve de nada, porque jamás fueron capaces de cambiar la sociedad hasta conseguir el respeto de la Clase que lo produce todo. Pero siempre hay intelectuales preparados, como es el caso de ese comité confederal, que capitanea cualquier decisión de los sindicatos, que en la CNT lo mueven todo, o nadie será capaz nunca de evolucionar socialmente. Ahí está el ejemplo de los protagonismos mencionados, pues son marionetas de los gobiernos de Estado, al tiempo que del poderoso capitalismo. Y la CNT-AIT no estuvo nunca por servir al Estado, por muchos intentos que fueron registrados para tal fin concreto. Y es que los trabajadores, cuando no tienen trabajo y no llevan a sus hogares las alforjas llenas, en muchos casos, bien digo, son pasto de la condición débil, desde la que muchos quedan atrapados para siempre. De ahí salen los traidores, y los sentimientos pusilánimes, y las ideas que deforman el carácter ejecutivista. ¡Qué falsos son! Se acomodaron en la CNT para cambiarse de chaqueta, pero se les nota demasiado que fueron de inmediato a por el poder de la Organización, aunque olvidaron lo más importante, que será siempre, saber más que nadie como hay que luchar, inclusive, contra los estilos burgueses y contra quienes se disfrazan con piel de cordero, tal vez, desconociendo que les vendrá muy ancho lo de conseguir el objetivo que se proponen.
Bien nos damos cuenta que el mundo es un pañuelo no demasiado grande, pues nuestra mayor riqueza estriba en que, aunque no asuman entenderlo, la AIT es nuestra mayor fuerza en pensamiento internacionalista. Y para dejar algunos matices importantes, decir que ya está bien que en la CNT-AIT entren las hienas en la escena del crimen, con la psicología de adiestramiento, en busca de engañar a los trabajadores, o sindicatos que la CNT supo crear, para que la Clase Trabajadora tuviese su propia defensa, su propio sentido común y la mejor forma de no perder los valores conquistados, en muchos casos, todavía orgánicos y representativos, porque estamos hablando de asalariados y de explotados por todas las políticas que diseña el Estado, sus gobiernos, porque el capitalismo tiene su poder en los prostíbulos, en la hacienda y en los vicios más populares, que son los que garantizan en los ciudadanos el reino de los cielos, puesto que supieron crear escenarios de oprobio: fútbol, con máscara de deporte; loterías, con disfraz de benevolencia, propia de tahúr experto en artes marciales; trabajo, con leyes que legislan para beneficio selectivo de la especie; cultura, dominada desde los intereses religiosos y del sistema creador de toda miserable condición humana; drogas, como canalizador embaucador de generaciones enteras: también unas cuantas ideas involucionistas, como fábricas de armas, laboratorios de alcohol para apaciguar con maestría la falsa energía que facilita al consumidor, pero no a cualquiera, sino a quienes están bajo la obsesión permanente; casinos de juegos de azar, para entrar pobre de mente y salir con instintos de especie salvaje. ¡Es la sociedad que tenemos para caminar, tal vez para no vivir con algo de decencia.
Y nos vienen a vender las ideas que garantizan nuestra propia destrucción: los taifas, los que gobiernan para que no entremos al paraíso de sus privilegios. Pero vamos a desmantelar el ideal que diseñan para mentir, nada menos que a la Clase Trabajadora. Porque desde cualquier estilo dialéctico en política condena a la Clase Trabajadora a mendigar como reptiles del desierto. Me parece suficiente para que impacte en la diana de todas las decisiones revisionistas puestas en práctica por ese comité confederal ‘amarillo en su estilo de conducta a extinguir’. Sepa ese comité confederal, que decidió expulsar a Siete Sindicato de la CNT en la regional de Levante, que nunca permitiremos abandonar nuestra militancia por la rojinegra, símbolo representativo de la única Organización por la que merece la pena luchar, a pesar de todas las traiciones conocidas.
 ¡Fuera de la CNT-AIT las ejecuciones autoritarias!
 Floreal Rodríguez de la Paz y González Nicolás
Artículo extraído de Orto, Revista Cultural de Ideas Ácratas, nº 183

CONCHA ESTRIG - ANARCOSINDICALISTA DE VALENCIA


Concha Estrig   anarcosindicalista de Valencia

 El 17 de julio de 1987 muere en Valencia (Valencia, Valencia) la anarcosindicalista Concepción Estrig (Concha Estrig). Había nacido el 11 de octubre de 1909 en Llíria (Valencia, Valencia). 1921 se unió sentimentalmente con el destacado militante anarcosindicalista Antonio Fernández Bailén (Progreso Fernández), con quien vivirá el resto de su vida. Ese mismo año la pareja cruzó los Pirineos clandestinamente y se instaló en Lyon (arpitan), donde nació su primer hijo, Progreso, el cual murió a los 18 meses de haber venido al mundo, y en 1924 nació su hija Libertad - -encaró tuvo otra hija, Armonía.

 En Lyon asistió y participó en las tareas (charlas, representaciones teatrales, etc.) Del Centro de Estudios Sociales. 1927 regresó a la Península y participó en las reuniones clandestinas celebradas en la playa del Cabañal de Valencia donde quedó constituida la Federación Anarquista Ibérica (FAI). Durante la guerra civil trabajó en el Hospital de Sangre que la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) instaló en Valencia. Siempre participó en las actividades del movimiento libertario. En abril de 1986 sufrió un infarto de miocardio; recuperada, el 7 de julio de 1987 fue ingresada a causa de una enfermedad renal.

Concha Estrig murió el 17 de julio de 1987 en Valencia (Valencia, Valencia) de las complicaciones de esta afección y fue incinerada dos días después en el cementerio madrileño de la Almudena.

domingo, 16 de julio de 2017

OCTAVO Y NOVENO FUSILAMIENTO - LIBRO TRIGO TRONZADO - La represion franquista en San Fernando (Cadiz) 1936


LIBRO TRIGO TRONZADO (La represión franquista 1936 en San Fernando – Cádiz)
Autor: JOSE CASADO MONTADO
OCTAVO Y NOVENO FUSILAMIENTO
 
OCTAVO FUSILAMIENTO
Más lúgubre y profundo que el alarido que arranca el duelo de materna raíz.
Y más agrio y cruel que a la muerte el desliz, es el rancio desespero del olvido.
Cerón
 
El día cinco de septiembre sacaron a siete hombres, presos del Penal de La Casería, seleccionados por el infame Prieto. Al alba llegaron destrozados al paredón del cementerio nuestro, de La Isla, que ya había cambiado el rótulo de la puerta principal por orden exclusiva e imperativa del cura Don Recaredo, poniéndole el nuevo rótulo de “católico”, antes, razonablemente, era, municipal. El padre Franco junto a Don Recaredo, la estaban pasando de lo lindo, eran los dueños de la situación y con su venia estaban ejecutando un genocidio que los dejaba sin oposición, claro está que, según intentaban hacernos creer, era una obra magna de limpieza de ateos para que reinara y más que e todo el resto del mundo, el Sagrado Corazón que, pensaban, como lo hicieron, introducirlo hasta en los Ayuntamientos.
Cayeron vilmente asesinados:
   Francisco Villegas Oliva. Hijo de José y María Rosario. 46 años. Casado con María Pantoja Muñoz. Maestro carpintero. Dejó una hija. Vivía en la calle Lope de Vega, 33.
   Juan Espinosa de los Monteros. Capitán de Infantería de Marina. Natural de Espera. 45 años. Casado con Doña Jacoba Oliva. Hijo de José y María Rosario. Capitán de Infantería de Marina. Dejó cuatro hijos. Vivía en la calle Hernán Cortés, 18. San Fernando.
   Andrés Silva Lobato. Operario de la S.E. de C.N. Dejó cinco hijos. Vivía en la calle Jesús.
   Francisco Cosme Alonso.
   Ángel León Biordia (Biondiz).
   Pedro Arroyo Utrera. Vivía en la calle Misericordia, 33.


  Juan Valverde Colón. Natural de Paterna de la Rivera. Casado. Conserje de la Peña Conservadora. Dejó hijos.
 
Todos fueron a parar a la fosa común, la primera de  nuestro cementerio…católico, de rótulo recién estrenado. Fosa que y había visto desde el principio, porque había osado entrar en aquella parte siniestra, a la cual le llamaban el cementerio protestante. Fosa rectangular con la tierra amarilla a un lado extraída de ella misma y, junto, un montón de cal viva que servía para arrojarles unas paladas a los fusilados, antes de cubrirlos totalmente con la tierra amarilla.
La herida de La Isla aumentaba. Por el camino de La  Casería, de vueltas del Penal, algunos familiares, que ya habían recibido la manta, la ropa y los avíos de afeitar de los fusilados, volvían alocados de dolor gritando: ¡asesinos, cobardes, criminales, me lo habéis matado! ¡Cuántas lágrimas derramadas  y cuanta indignación contenida por aquel camino del Penal! Otra de las cosas que no hemos de olvidar, que hemos de hacer constar en datos para la Historia, la auténtica y no la que han pretendido hacernos creer aquellos domesticados paisanos nuestros, altavoces pusilánimes del régimen, aprovechados de  las desgracias de los demás, falsos religiosos…durante tantos años de esterilidad notoria, a pesar de sus flores naturales regaladas en el Teatro de las Cortes, en aquellos certámenes cursis y estrechos de sentido común, de los cuales no ha  quedado ni el polvo porque no valían nada, y donde las niñas aristocráticas y tontorronas aparecían vestidas de falso tul y muchas tarlatana barata, imitando a falsas ninfas, en un esfuerzo de querer y no poder, aparentar, disimular, figurar, ocultando aquella herida que nos afectaba a todo el pueblo humilde y trabajador, aquella hambre que nos volvía demenciales y hasta delincuentes…
Nadie se explicaba entonces los motivos que indujeron a Olivera Manzorro ordenar a sus sectarios a organizar tanta matanza. La del Capitán Espinosa de los Monteros sigue siendo


una incógnita. Más lo que no constituyó un secreto para nadie fueron las vicisitudes que pasaron esas criaturas, hijos de los fusilados. Humillaciones, hambre y dolor… Un amigo se expresaba así en uno de sus poemas:
 
Falange y su Cara al Sol, Requetés con Cristo Rey, con la venia de Opus Dei y la bestia de El Ferrol, han sido y son yugo y ley
del pueblo obrero español. Y del pueblo se vengaron en penales y presidios y  en abyectos genocidios
que al mundo entero ocultaron.
                                                                                Cerón
 
Nadie ha conseguido bajarme de mi carro reivindicativo a favor de aquellos mártires. Muchos me lo han aconsejado, censurado, interferido, más yo sigo, porque estamos en una época, así lo creo, que podemos colocarles los puntos a las íes. Veamos, si , ahora, los judíos y musulmanes, expulsados en 1492, se les reconoce la injusticia cometida con ellos, igualmente se han rehabilitado a los militares y funcionarios víctimas de  nuestra cruel e inútil guerra civil, lo que me parce justo, muy justo… pienso ¿porqué no s les va a reconocer su inocencia de alguna manera a las víctimas del incalificable y criminal atropello que cometieron unos desalmados asesinando a isleños y foráneos hace más de cincuenta años en nuestro pueblo? Esta sugerencia la dejo a la consideración de las autoridades locales. Igualmente y, respetuosamente, lo solicito para todos los españoles de ambos bandos, que sufrieron tan trágicas e injustas consecuencias.
De cualquier forma nadie ni nada conseguirá que me desprenda de mi rebeldía, ella ha sido la esencia de mi vida la


aprueba de mi sensibilidad ante el dolor ajeno y el propio, asombrosa, y yo el primero en asombrarme, aunque en mi pueblo me adjetiven de “maldito” o “resentido”, algunas  personas que se aprovecharon al máximo de una situación anómala y coercitiva y que, dentro d mis modestas posibilidades, trato de subsanar. Tal vez cuando acabe de publicar mis escritos, que me costaron lo mío, tendré que decir, probablemente, como
A.   Machado:
 
En mi corazón tenía una espina de pasión,
logré arrancármela un día, ya no tengo corazón…
 
Y me dedicaré a echarles migajas de pan a los patos del parque. Hay quienes planta cara a la vida y otros que se refugian en la huida, prefiriendo lo que ellos llaman tranquilidad. Yo pienso que atravesamos un momento histórico importante  al cual hay que documentar para facilitar experiencias sanas y eficaces a la Historia de Andalucía y de La Isla, pues nos hemos precipitado en esta nueva era, que se prevé rica en sorpresas científicas, pero que en la rapidez, aunque admirable, por muchas razones, hubieron lagunas y vacíos en nuestra historia pasada reciente, tergiversaciones, cuando no errores intencionados que hemos de aclarar, repito. Algún día, alguien nos lo agradecerá, tal vez dentro de un siglo, o de cinco. Esta puesta a punto ha sido desde hace muchos años ami razón de vivir y… “el que tenga razón de vivir puede soportar casi cualquier modo de vivir”, Nietzsche.
Aquellas gentuzas que se autodenominaban próceres, patriotas, héroes, excelsos, etc. Eran… ¡júzguelos el que me  lea!...
Por aquellos primeros días del golpe rebelde de Franco, el general facineroso y criminal donde los haya, Quipo de Llano, ordenó   fusilar   a   ¡trescientos   cincuenta!   Jefes,   Oficiales     y


Suboficiales que no quisieron sumarse a la rebelión, entre ellos estaba el general 2º Jefe con mando en la Plaza de Sevilla. Tuvimos que aguantar sus charlas hasta el 1 de febrero de 1938, charlas que empezaban con un “Buenas noches, señores” y que consistían en bulos, mentiras y exageraciones. A partir de esa noche se dejó de oír su voz, que mucho atribuyeron al exceso de vino pues sus diatribas eran burlonas, crueles y obscenas. Criticaba las costumbres de sus paisanos, anunciaba la ejecución de pueblos enteros, ensalzaba los atributos sexuales de los regulares, que les proporcionaba una gran hombría para el combate. Según algunas fuentes, el silenciamiento de tal caudal de propaganda se debió a la oposición o divergencia con Serrano Suñer.
De otra parte, también soportamos el colmo del cinismo y la estulticia: El general Franco promulgó la restauración de la pena de muerte el día cinco de junio de 1938 y criticó la abolición de la misma llevada a cabo por la nefasta República, y llevaba  y ¡dos años fusilando!
 


NOVENO FUSILAMIENTO
Mascara sin existencia y sin aliento. Fábula incumplida que se lleva el viento. El olvido es la agonía del vano desvarío
                              Cerón
 
El día seis de septiembre tuvo lugar una “saca”, directamente al paredón y con silencio total durante la preparación y un derroche de dignidad de los que cayeron. Salieron del Penal de Cuatro Torres, después de haber pasado  por el filtro clerical de Don Recaredo, el cura sanguinario y bárbaro. Fueron fusilados en el mismo lugar que los anteriores, cera del Penal, de espaldas al naciente por donde asomaba ya la pura claridad del alba, un cuadro goyesco para no olvidar jamás, jamás, jamás. Y entre la verde sapina cayeron lágrimas y cuerpos, sangre y dolor. Mancharon la nitidez de aquella mañana cálida, aquello malditos voluntarios para matar, ensuciáronse ellos mismo y a La Isla que se desangraba y a España que temblaba y huía de la barbarie desatada por aquellos militares y falangistas, requetés y el clero… retrógrados y desplazados.
Una vez más cayeron pero no se supo nunca donde los enterraron pues nada dijeron a sus familiares desconsolados, debilitados, de tanta búsqueda inútil, extenuados. Fueron los siguientes:
   José Ramos Lago. Radio primero de la Armada.
   Manuel Peralta Díaz. Natural de Algeciras. 38 años. Casado. Oficial segundo de la Armada. Dejó tres hijos. Vivía en la calle Real, San Fernando.
   Antonio  Farina  Pérez.  Casado  con  Josefa  Martínez.
Oficial Radio primera de la Armada. Vivía en el El Ferrol, calle Galiano, 60 -1º.
   Antonio  Martín  Janza  (o  Jaura).   30  años.    Soltero.
Médico de la Armada. Vivía en el barco. ¿Cuál?.


   Francisco Sánchez Gamero. Casado. Oficial segundo Naval. Vivía en calle San Rafael, 44-D, bajo. San Fernando.
 
 
Los familiares, que recibieron sus pobres enseres lloraron sin consuelo al pasar los “Bombos” del Arsenal, de vueltas del Penal, para atravesar el caño y, ya en el tranvía que los conducía hasta La Isla, tragaban lágrimas y suspiros que se mezclaban con el chirrío de los raíles  de aquel triste y anacrónico armatoste sucio y lento. El pueblo querido estaba viviendo una terrible  pesadilla por culpa de unos desamados de aquí y dos potencias fascistas europeas que les ayudaban y que pronto, muy poco tiempo después, caerían doblegadas, vencidas,  ante el ímpetu arrollador y glorioso de la razón, juzgados y lleva dos a la horca los principales responsables de aquel genocidio. Mientras que aquí no fue así, no tuvo eses final que esperábamos, increíble pero cierto, se les hizo héroes, se les paseó bajo palio y se les enterró en basílicas sacramentales que sólo deberían estar dedicadas a la religión. Personalmente pienso que el enterrado, los enterradores y los propietarios del lugar eran todos iguales, todos con los mismos intereses en juego y otros nuevos a crear, para chupar de la débil España, ante la mirada atónita de los extranjeros acusados de fomentar la leyenda negra tan traída y tan llevada como comodín de ocasión.
Precisamente, el día seis de septiembre del 36, mientras aquí se fusilaba a cinco militares que no quisieron sumarse a la rebelión, en Irún entraban las tropas rebeldes, conquistaba n la ciudad y, bajo la orden del general “conquistador”, Mola, fusilaban a diecinueve sacerdotes vascos. Decía un corresponsal de la época: “no en vano el general Mola ha llegado a afirmar ante las peticiones de clemencia: ¿Cómo queréis que cambiemos


un caballero español por un perro rojo? Si dejo marchar  a los prisioneros, mi pueblo me considerará un traidor... estos perro ya han destruido los valores espirituales más gloriosos de nuestra Patria. Y añadía: Tras la entrada de las tropas se ha producido el asesinato de diecinueve sacerdotes, por su condición de vascos, por no secundar a la jerarquía católica en su apoyo a la rebelión, por interceder ante los abusos cometidos por los rebeldes, o por todo ello al mismo tiempo. Luego se acusa a las fuerzas republicanas de la matanza de curas. Según parece, sólo es un buen sacerdote, monja o católico el que muere por el alzamiento rebelde. Los demás sólo son traidores”.
Vivíamos en un ambiente turbio y aciago. La Isla estaba en sombras grises de tristezas y rabia contenida. Los intelectuales y académicos se dejaron domesticar, se engancharon en aquel carro de injusticias y fueron por el trazado paralelo, como el de la vía del tren, que les marcaron y no escribieron nada, absolutamente  nada útil que reflejara aquel ambiente de oprobio; escritos que hubiesen sido muy eficaces para la Historia.
El embrutecimiento era general, mitad falsa religiosidad, mitad miedo sistemático. El corresponsal del diario de la provincia causaba indignación por sus “Ecos de Sociedad”, sus anuncios de triduos, novenas y sus pelotillas a los de siempre, tanto como había que contar, tantos muertos diarios de hambre, llevad os en caja-ataúd que servía cientos de veces, fabricada de pobre madera y pobre tinte. Ahora, algunos  intelectuales de clase privilegiada, tratan de relatar casos y cosas de los pobres de entonces, de los barrios famélicos donde nunca pusieron un pié. Pero se les ve el plumero, se les nota que no entienden que lo que hacen lo  saben  por  referencias  de  sus  criadas  y  asistentes y


ante esta usurpación para exhibir su escuela y clase, yo les digo lo que dijo el poeta:
“Al blanco arrullo de opulenta cuna no se mece jovial la poesía”. Claro que no les pertenece crear prestigio narrando penas y hambres que no sufrieron.
 
 
 
Continua……