Facebook CNT Pto.Real

sábado, 2 de julio de 2016

ADRIAN DEL VALLE COSTA - PROPAGANDISTA ANARQUISTA


 Adrián del Valle Costa   propagandista anarquista

 El 27 de junio de 1872 nace en Barcelona (España) el periodista, escritor y propagandista anarquista y naturista Adrián del Valle Costa, más conocido bajo el seudónimo de Palmiro de Lidia, aunque en empleó otros (Fructidor , Hindus Fakir). Hijo de un republicano federal que lo introdujo en la lectura con Las ruinas de Palmira de Volney - de ahí tomó el seudónimo -, con 13 años ya se declaraba republicano y librepensador. En sus años de estudiante, fue redactor de un semanario estudiantil. 1886 fundó la Sociedad librepensadora «Juventud», pronto disuelta, y el mismo año ingresó en la Asociación librepensadores «La Luz», de la junta directiva de la que formó parte y donde conoció Gaspar Sentiñón. Hacia el 1887, al leer el periódico anarcocol · lectivista El Productor, se decantó por el anarquismo; se pasó por su redacción, en el Centro Obrero «Regeneración», y se afilió a la Federación de Trabajadores de la Región Española (FTRE ) de la Asociación Internacional del Trabajo (AIT). Amigo de Pere Esteve y Antoni Pellicer Paraire, líderes de esta publicación, la introdujeron en la redacción - firmó sus artículos, entre los que destacan las celebradas "Cartas a un amigo, sobre socialismo», con el seudónimo Palmiro - y fundaron juntos, con Fernando Tarrida del Mármol, el grupo anarquista «Benevento».

 1889 colaboró ​​en la organización del II Certamen Socialista celebrado en Barcelona. 1891 conoció Errico Malatesta, que le animó a continuar en la militancia, y el año siguiente marchó con Esteban en París y en Londres, en esta gira se relacionó con Jean Grave, Émile Pouget, Charles Malato, Piotr Kropotkin y Louise Michel, y Malatesta le recomendó que emigrara a Nueva York. Siguió el consejo del amigo y, después de un tiempo en Tampa (Florida, EE.UU.), donde colaboró ​​en la prensa libertaria (La Revista Cubana, El Esclavo y Verdad y Tierra), se trasladó a Nueva York, donde dirigió El Despertar y colaboró ​​en Cultura Obrera. En 1895 se trasladó a La Habana, pero expulsado por las autoridades españolas volvió a Nueva York, donde fundó El Rebelde. Defensor de la independencia cubana por escrito y oralmente, se relacionó con varios conspiradores revolucionarios (Enrique Creo, etc.) Y cuando la isla se liberó del colonialismo español se estableció en La Habana donde desarrolló una intensa labor propagandística y periodística. 1899 fundó El Nuevo Ideal, colaboró ​​en numerosas publicaciones (Tiempos Nuevos, Cuba y América, El Mundo, Revista y Repertorio Bimestre de la Isla de Cuba, La Última Hora, Heraldo de Cuba, La Reforma Social, La Nación, ¡ Tierra!, El Dependiente, Revista Bibliográfica Cubana, etc.), fue secretario de redacción de Revista Cubana de los Amigos del País - se encargó en 1914 de la biblioteca de la institución la que arregló según criterios biblioteconómicos modernos -, va Fue miembro de la junta directiva de la «Sociedad del Folklore Cubano» y dirigió algunos periódicos (El Tiempo, El audaz, etc.).

 Durante la Gran Guerra escribió artículos pacifistas y contra el conflicto bélico. El 14 de mayo de 1917 publicó en El Dependiente un duro ataque contra el Comité Pro-conferencias Panamericana de Trabajadores, que entonces reivindicaba el socialista exanarquista Carlos Loveira, criticando el exclusivismo continental del proyecto y las coincidencias con la American Federation of Labor ( AFL, Federación Americana del Trabajo), organización autoritaria y conservadora. Fue muy amigo de Alfredo López y de Marcelo Salinas. Entre julio y septiembre de 1927, a petición de Federico Urales, publicó una especie de memorias de sus recuerdos barceloneses en La Revista Blanca. Destacado defensor del naturista social e integral, 1928 dirigió la revista Pro-Vida, órgano de la Sociedad Naturista Cubana. También defendió en sus artículos el neomaltusianisme. 1930, después de muchos años alejado, visitó la Península y mantuvo estrechas relaciones con la familia Urales, la cual le publicó numerosas obritas en «La Novela Ideal» (Mi amigo Julio, jubilosa, Camelanga, Arrayán, aristócratas, Ambición, El príncipe que no quis gobernar, Contrabando, Cero, Tiberianos, De maestro a guerrillero, La mulata Soledad, Náufragos, etc.).

 Tradujo Cuba a pluma y lápiz, de Samuel Hazard, y, con Fernando Ortiz, Cuba antes de Colón, de Marck Raimond Harrington. Encontramos colaboraciones suyas en numerosas publicaciones de todo el mundo y no sólo libertarias, como Acracia, Almanaque de La Novela Ideal, Cultura Obrera, Cultura Proletaria, El Dependiente, El Despertar, El Diluvio, El Esclavo, Ética, Eugenia, La Ilustración Artística, inquietud, Naturaleza, El Porvenir del Obrero, El Productor, Progreso, La Protesta, La Revista Blanca, Revista de Filosofía, Revista Única, Suplemento de la Protesta, Tiempos Nuevos, Los Tiempos Nuevos, ¡Tierra!, Verdad y Tierra, La Voz del Obrero, etc. Entre sus obras podemos citar Narraciones rápidas. Marta (1894), Fin de la fiesta.

Cuadro dramático (1898), El ideal del siglo XIX (1900), Socialismo libertario (1902), Cuentos inverosímiles (1903 y 1921), Miedo el camino (1907), Parnaso cubano (1908, antología), Ferrer. Recopilación de documentos históricos que immortalizarán al caído (1909), Cultura psicofísica. Para vivir cien años (1911 y 1920), Los diablos amarillos (1913), Jesús en la guerra (1917), Tradiciones y leyendas de Cienfuegos (1919, con Pedro Modesto Hernández), El mundo como pluralidad (1924), Kropotkine, vida y obras (1925), Juan sin pan. Novela social (1926), El naturismo (1926 y 1932), Evocando el Pasado (1886-1892) (1927), Compendio de la historia de la Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana (1930), Historia documentada de la conspiración de la Gran Legión del Águila Negra (1930, obra premiada en un concurso de 1929), Índices de las Memorias de la Sociedad Económica de Amigos del País (1893/96) (1938), etc. Adrián del Valle Costa murió el 9 de febrero de 1945 en La Habana (Cuba).

No hay comentarios: