Facebook CNT Pto.Real

viernes, 14 de agosto de 2015

RAFAEL FARGA PELLICER - ANARQUISTA DE LA SECCION BARCELONESA DE LA AIT

 
Rafael Farga  Pellicer -  anarquista de la sección barcelonesa de la AIT
El 14 de agosto de 1890 muere en Barcelona (Cataluña) el miembro de la Internacional y una de las figuras más importantes del anarquismo catalán Rafael Farga. Había nacido hacia 1840 en Barcelona (Cataluña). Estudió para maestro de obras y aprendió tipografía, en la que sería un genio y profesional de gran influencia, dirigiendo la imprenta La Academia; tenía dotes musicales y un tiempo hizo de bibliotecario. Con 20 años comenzó a militar en el republicanismo federal, desde el Centro Federal de Sociedades Obreras de Barcelona, ​​en la Dirección General de las Sociedades Obreras de Barcelona (octubre de 1868) y en el Ateneo Catalán Obrero, hechos que tras la su evolución hacia el anarquismo favorecieron enormemente la integración del obrerismo catalán en la naciente Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT).
 En diciembre de 1868 participó y presidir un congreso obrero barcelonés de tipo republicano donde defendió el cooperativismo y la República federal. Conoció Giuseppe Fanelli en Barcelona y participó en la reunión de la que surgirá la sección barcelonesa en enero de 1869 de la AIT. En enero de 1869 tiene carcasa federales, pero en agosto del mismo año es un decidido partidario de los principios bakuninistas de la Alianza Internacional de la Democracia Socialista. Con Gaspar Sentillón, representará el Centro Federal de Sociedades Obreras en el Congreso de Basilea del mismo año, donde conocerá Bakunin, de quien se convertirá en amigo íntimo, participando activamente en las comisiones sobre la herencia y sobre las sociedades de resistencia. En febrero de 1870 en un mitin en Reus expone ya los principios apolíticos y colectivistas, y desde las páginas de La Federación, que dirige desde su fundación en agosto de 1869, influye para que se celebre el Congreso Obrero de la Lengua Española en Barcelona. En abril de 1870 forma parte del grupo inicial de la Alianza barcelonesa y asiste al citado Congreso de 1870, donde luchó, representando Cartagena y Cádiz, con éxito, para decantarlo hacia el anarquismo y el internacionalismo; fue él quien redactó la adhesión a la AIT, firmó con otros el Manifiesto a los trabajadores portugueses y cerró el mitin de clausura. Su prestigio entre los internacionalistas fue enorme y fue elegido varias veces por sufragio universal para representar la sección española en congresos.
 Fue delegado por Barcelona en Valencia en la Conferencia de 1871 y en el Congreso de La Haya de comienzos de septiembre de 1872 rechazó, como delegado de la Federación de la Región Española (FRE), los ataques del consejo general marxista de Londres dirigidos contra Bakunin y Guillaume. También estuvo presente en la reunión de Saint Imier del 15 de septiembre de 1872, donde se rubricó la línea bakuninista del obrerismo peninsular, y donde conoció Errico Malatesta y fue elegido corresponsal en España del Boletín que se acordó editar . En diciembre de 1872 tomó parte en el Congreso de Córdoba en representación de Barcelona, ​​que aprobó por unanimidad las resoluciones tomadas en Saint Imier. Posteriormente, en el Congreso antiautoritario de Ginebra de 1873, presentó un plan de organización obrera por oficios, que se había aprobado en el Congreso de Córdoba. 1873 la República fue proclamada en España, pero el movimiento federalista republicano fue rápidamente superado; el proudhoniano Pi y Margall fue obligado a dimitir de la presidencia mientras que el movimiento revolucionario en Andalucía, en Valencia y Cartagena, era aplastado por la reacción en 1874 y las organizaciones obreras lanzadas a la clandestinidad. En septiembre de 1874, en el Congreso de Bruselas, al que acudió con el seudónimo de J. Gómez, recalcó la línea anarquista y firmó la Llamada a los trabajadores del mundo. Cuando empezó la represión antiinternacionalista en España, mantuvo sus posiciones en las reuniones en 1874 con Anselmo Lorenzo y García Viñas con el fin de reforzar la Alianza. Entre 1875 y 1877, y luego en 1879, fue miembro del Consejo Federal de la AIT.
Parece seguro que fue uno de los que preparó la reaparición de la Federación de Trabajadores de la Región Española (FTRE) 1881 y formó parte de la comisiones federales entre 1881 y 1883. Se le atribuye, junto con Pellicer Paraire, Josep Llunas y otros, el triunfo de la tendencia legalista y anarcocol·lectivista frente a la insurreccionalista que representaría Anselmo Lorenzo, que acabó llevando la eliminación de este último de la Comisión Federal en febrero de 1881 y la reconstrucción de la FTRE. Entre 1872 y 1877 escribió en La Revista Social y entre 1886 y 1888 publicó la influyente revista Acracia, inventando este sinónimo de anarquía. Colaboró ​​en Naturaleza ya instancias sus fundó en El Productor. Mantuvo correspondencia con Bakunin, De PAEP, Fanelli, Malon, Brousse y Guillaume, y su casa se alojó Kropotkin.
Con Serrano Oteiza fue partidario de una federación no clandestina. Es autor de Garibaldi. Historia liberal del siglo XIX (Barcelona, ​​1882) y de Prolegómenos a la composición tipográfica. Firmó con otros el folleto Cuestión de la Alianza (Barcelona, ​​1872) y para algunos escritos utilizó el seudónimo Justo Pastor de Pellico. Rafael Farga perteneció también a la mampostería y fue pariente de los también anarquistas José Luis Pellicer y Antonio Pellicer y Peraire.

No hay comentarios: