Facebook CNT Pto.Real

sábado, 1 de agosto de 2015

EL AYUNTAMIENTO DE PUERTO REAL AL BORDE DEL COLAPSO FINANCIERO

 
El Ayuntamiento de Puerto Real, "al borde del colapso financiero"
El equipo de Gobierno llevaba tiempo preparando la comparecencia de ayer. Una rueda de prensa en la que pretendían poner negro sobre blanco en la situación económica actual del Ayuntamiento. Antonio Romero, alcalde de Puerto Real, acompañado de la concejala de Hacienda, Mónica González, abrió ayer la caja de los truenos y detalló euro a euro toda la deuda municipal.
"Ha sido una tarea muy compleja, ya que cada vez que creíamos que teníamos hecha la fotografía de la situación económica nos llevábamos una nueva sorpresa y nos encontrábamos con nuevos datos sobre los que trabajar y nuevos problemas a los que enfrentarnos", explicó Romero antes de dar cifras.
El alcalde dividió eso "problemas" en cuatro. Al primero de ellos lo llamó "balances ficticios" y explicó que en los años 2013 y 2014 los presupuestos tuvieron un balance negativo de 11.567.117 euros y 10.724.403 euros respectivamente, que se convirtieron en deuda.
El segundo punto, y uno de los más destacados de su intervención, fue el relativo a subvenciones no ejecutadas por parte del Consistorio. Catorce proyectos con subvenciones de la Junta de Andalucía y del Gobierno Central que no llegaron a realizarse y que están pendientes de devolución con sus intereses. Entre ellos hay proyectos para la construcción de vías ciclistas, la ampliación del Teatro Principal, la construcción de ecoparques en Casines o el crecimiento de la producción de vegetales azucareros en Cuba, ayuda que se otorgó al Ayuntamiento de Puerto Real durante la legislatura del 2007-2011 y que ahora se tiene que devolver con intereses incluidos.
Así, en total, el Ayuntamiento tiene que devolver 5.805.306 euros por proyectos que no se han ejecutado.
Seguidamente, la concejala de Hacienda, Mónica González, detalló que "otro de los lastres" que tiene la hacienda puertorrealeña son las causas judiciales abiertas (80 en total) y las sentencias en firme.
"Tenemos un total de 16 sentencias en firme para las que ya hemos conveniado un plazo de pago que supone un gasto de 50.000 euros mensuales", explicó González. A esto hay que añadirle que "todavía quedan ochenta causas abiertas. Sentencias que pueden ser condenatorias o no, pero que es previsible que a lo largo de 2016 ó 2017 vayan convirtiéndose en una deuda añadida a la que habrá que hacer frente", señaló.
Por último, González también hizo referencia a los pagos a proveedores no incluidos en el Plan ICO, como pueden ser las empresas de limpieza (LIMASA) o BioReciclaje, todas ellas con una deuda que ronda entre el millón y los dos millones de euros. "El de la limpieza es un contrato que estaba ya vencido, sin coberturas legales, cuando este equipo de Gobierno llegó al Ayuntamiento. Había consumido incluso el año de prórroga, no se había licitado un nuevo contrato. Así, las limpiadoras no tienen cobertura legal y eso es una situación grave jurídicamente hablando. Económicamente debemos a la empresa casi tres millones de euros", añadió.
Mónica González reconoció que el Ayuntamiento está teniendo problemas para hacer frente a los pagos de la Agencia Tributaria en este 2015, que no se están pagando servicios esenciales y que "sólo cuando tenemos un respiro podemos pagar a los proveedores facturas de 2013. La situación del Ayuntamiento es de quiebra".
Pero, además, dicha situación tiene grandes posibilidades de "empeorar". Para el próximo año, con el fin de los períodos de carencia de los préstamos, se va a tener que pagar un 12% más de gastos financieros, por lo que las cuentas empeoran y se hace imposible llegar a cumplir con el capítulo 1 del gasto, en el que se encuentran el pago de las nóminas o a la Seguridad Social. El Ayuntamiento está intervenido y nos obligan a pagar antes a los bancos que las nóminas de los trabajadores. Todo lo que tenemos que pagar a partir de 2016, cuando acaba el período de carencia de los préstamos ICO, hace que la situación sea inabarcable", aseguró González.
Con los datos sobre la mesa, Romero manifestó que "sabíamos que nos íbamos a encontrar con la situación más difícil que ha vivido este Ayuntamiento. Estamos al borde de un colapso financiero. Verdaderamente no queremos ser paternalistas con la población, queremos decirles qué está pasando y que no nos rendimos".
El alcalde solicitó el apoyo del pueblo para poder salir de esta crisis. "Es necesario que haya una conciencia ciudadana, que haya una participación, que la gente se implique y que la financiación a los municipios sea diferente", declaró.
Según los datos ofrecidos ayer, la deuda municipal es de 140 millones de euros.
El equipo de Gobierno adelantó que en septiembre se realizarán los presupuestos de 2016 "que se ajustarán a la realidad". Se habló de algunas medidas que ya se han tomado, como la rebaja de los salarios de los cargos políticos y la no contratación de asesores.

No hay comentarios: