Facebook CNT Pto.Real

lunes, 3 de agosto de 2015

AL ALCALDE DE CADIZ


AL ALCALDE DE CADIZ

Sorprendido quedé al leer tus declaraciones sobre José María Peman escritor de Cádiz, tengo que decirte que la frase con la que has catalogado a ese personaje, es una metedura de pata hasta el cuadril, como se dice por aquí en Cádiz.

Decir que este hombre “ha sido y será de forma indeleble uno de los mayores representantes de las letras gaditanas y así tiene que seguir siendo” es un atentado a la moral de tantos familiares que han sufrido en sus carnes la pérdida de sus seres queridos por la represión franquista.

El mayor representante será para usted, para mí es un chaquetero (era monárquico del grupo de Acción Española) acoplado a las ordenes de Franco y sus adláteres, adepto al régimen franquista que además perteneció al Consejo Nacional de Falange Española Tradicionalista y de la Junta Ofensiva Nacional Sindicalista (F.E.T y de la J.O.N.S.) con Pilar Primo de Rivera, el conde de Rodezno y el general Queipo de Llano, asesino de infinidad de ciudadanos de Sevilla, Andalucía y Extremadura.

Con categoría de ministro, fue nombrado por Franco presidente de la Comisión de Cultura y Enseñanza de la Junta Técnica del Estado (1–10–1936/29–1–1938) ayudado por el pediatra Enrique Suñer Ordóñez como vicepresidente y por el auditor de guerra Eugenio Vegas Latapie como secretario. Tan pronto estos cruzados asumieron su papel de inquisidores, adoptaron con toda fidelidad los principios anti- intelectualistas del integrismo católico, en contra de los principios republicanos, laicos y modernos, representados por la Institución Libre de Enseñanza. Pemán desempeñó un papel destacado en la definición y eliminación de lo que (él y los suyos) consideraron la «Anti-España».

Papel destacado y bien destacado, más de 15000 fueron sancionados (pasado por las armas) 6000 maestros separados de la enseñanza, 3000 suspendidos de empleo y sueldo y 6000 perdieron su plaza por el exilio, y también un tercio de los catedráticos de Universidad fueron suspendidos.

Y digo todo esto, para que sepas como escribía y actuaba tu “insigne representante”:

El carácter de la depuración que hoy se persigue no es solo punitivo, sino también preventivo. Es necesario garantizar a los españoles, que con las armas en la mano y sin regateos de sacrificios y sangre salvan la causa de la civilización, que no se volverá a tolerar, ni menos a proteger y subvencionar a los envenenadores del alma popular, primeros y mayores responsables de todos los crímenes y destrucciones que sobrecogen al mundo y han sembrado de duelo la mayoría de los hogares honrados de España. Los individuos que integran esas hordas revolucionarias (Frente Popular) cuyos desmanes tanto espanto causan, son sencillamente los hijos espirituales de catedráticos y profesores que, a través de Instituciones como la llamada “Libre de Enseñanza” forjaron generaciones incrédulas y anárquicas.

O cuando viajó a Roma con el otro asesino Millán Astray invitado por Benito Mussolini a presidir la fiesta de la Levo fascista, describía así al dictador italiano:

Un Cesar, claro y semidivino con un cráneo redondo como un casco de acero y un labio prominente que arremete al Destino.

Así cuando Franco tomo Madrid dijo:

Españoles, madrileños, hermanos todos que me escucháis. Ante mis labios temblorosos por la emoción más grande que he sentido en toda mi vida, tengo un micrófono envilecido durante años por la calumnia y por la mentira. Pero me bastaría gritar ¡Viva España! Y ¡Arriba España!.

Españoles todos: Hoy ha entrado en Madrid, por encima de todo, el Caudillo, el Caudillo Franco, el Caudillo del corazón grande, de la justicia, de la misericordia.

Señor Alcalde con la actitud de Peman y muchos más adeptos al régimen, cientos de gaditanos fueron asesinados en los fosos de Puerta Tierra y que hoy yacen en el Cementerio de San José y muchos otros no se sabe dónde, quizás en las fosas comunes que existen en San Fernando o Puerto Real, entre ellos los concejales del Ayuntamiento de Cádiz de 1936 y los componentes de la Diputación.

También te digo, que lo mismo que hay gaditanos que tienen al Nazareno grabado en el pecho, también hay muchos gaditanos que tienen grabado pero en el corazón, la muerte de sus padres y abuelos por los criminales fascistas.

Alcalde, cambiar el nombre del teatro Peman, Por Cádiz si se puede.

Lo siento señor Alcalde, para mí este escritor no ha sido ni será nunca representante de la letras gaditanas, es un participe indeleble del genocidio al pueblo gaditano.

NI OLVIDO NI PERDON

Paco Aragón – Presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica Social Y Política de Puerto Real

2 de Agosto 2015

No hay comentarios: