Facebook CNT Pto.Real

sábado, 9 de mayo de 2015

ACOSTUMBRADOS A DELEGAR, CONDENADOS A PERDER - BOICOT A LAS ELECCIONES SINDICALES


Acostumbrados a delegar, condenados a perder – Boicot a las elecciones sindicales

Vuelven al ayuntamiento las elecciones sindicales, y con ellas vuelven los miembros de los comités y juntas de personal a intentar que participemos en sus listas, vendiéndonos las ventajas de su “sindicato”.

A la hora de aumentar sus listas electorales no les importa tu ideología, puedes pertenecer al partido político culpable de usar todo su poder en contra de la clase obrera, o no tener ideología alguna, lo importante es que sus listas estén repletas de nombres, y mejor si eres un jefecillo de esos que más joden a los subordinados.

La venta de la moto se pone en marcha y sí señores, la moto existe en forma de crédito horario, liberadas/os sindicales, codearse con la dirección de la empresa, adscripciones a los mejores puestos, cursos de formación… en fin, una serie de prebendas que la empresa, en este caso el Ayuntamiento de Madrid, está dispuesta a conceder porque, gracias al compadreo entre los comités-juntas de personal y la dirección, a esta última le sale más rentable negociar y conceder unas migajas a unos pocos, que tener que negociar con toda la plantilla bien organizada.

Si no quieres formar parte de sus listas, tampoco les importa demasiado, mientras les votes, y para eso te prometen lo que van a hacer si llegan al comité; y si les recuerdas por qué no lo han hecho hasta ahora, te dicen que si éste o aquél les ponían palos en las ruedas de su “sindicato”, pero que ahora se va a conseguir.

Aquí observamos la guerra entre los diferentes “sindicatos”, que no hace mucho nos vendían como unidad sindical, y solo es una lucha interesada entre compañeros que aspiran a ser los que se codeen con las altas esferas de la empresa, obteniendo millones en subvenciones, liberadas/os, horas sindicales, etc.

¿Quién no conoce las mejoras de los miembros de los distintos comités y juntas de personal? ¿Cuántas adscripciones a mejores puestos se han concedido a estos elementos sin pasar por su puesto de trabajo?

¿Cuántos de estos profesionales de no hacer nada van dando tumbos de “sindicato· en “sindicato” sin importarle sus siglas sino solo qué “sindicato” le ofrece más ventajas personales?

Estas mejoras para unas/os pocas/os salen muy rentable a la empresa, vendiendo sus acuerdos con los trabajadores, cuando en realidad los acuerdos son con un grupo que pactan a espaldas de la gran mayoría de la plantilla.

Sin duda, alguno de los miembros de estos “sindicatos” se prestan a este juego con la mejor de las intenciones, pero pronto se dan cuenta de la inutilidad de su labor para el conjunto de la plantilla y más en estos últimos años donde no había nada que negociar. Todo venía impuesto, ya no desde la dirección de la corporación, sino desde los decretos que se emiten viernes a viernes en el consejo de ministros, el cual a su vez ejecuta las órdenes de los grandes poderes de las finanzas y el capital, dirigiendo cómo debemos ser las/os futuros trabajadoras/es: unos esclavos.

La respuesta “sindical” ha sido pírrica después de perder lo que hemos perdido, dejando a un lado la verdadera lucha de acción directa, como se venía haciendo los viernes, demostrando nuestra rabia, saliendo a las calles. Los “sindicatos” del estado tan solo han convocado un paro de 24 horas y dentro del ayuntamiento un paro ridículo de una hora, que por supuesto los anarquistas hemos secundado, ya que consideramos la huelga una de las mejores herramientas que tiene la clase obrera para parar los pies a los explotadores.

Por otro lado, de los votantes también sabemos que, aparte de escaquearse del trabajo con la escusa de ejercer el sacrosanto derecho al voto, muchos votan pensando que sus problemas se los van a solucionar otros.

Ante la farsa de hacernos ver que estamos representados, la anarcosindical propone:

Acción directa: resuelve los problemas de manera organizada con tus compañeras/os al margen de comités y juntas que siempre han sido más favorables a la patronal que a los/as trabajadores/as. La corporación debe negociar con toda la plantilla, y ésta debe tomar las decisiones a través de asambleas horizontales y decisorias, rechazando la delegación en comités que sólo se representan a sí mismos.

Apoyo mutuo: ponte siempre del lado de las/os trabajadoras/es que peores condiciones tienen, sean o no pagados por el ayuntamiento y apoya sus luchas.

Abstención activa: no vayas a votar. La puñalada que te peguen que sea sin tu consentimiento, pero a la vez organízate en asambleas al margen de la empresa y las burocracias sindicales en tu centro de trabajo con todas/os tus compañeras/os tanto los pagados directamente por el ayuntamiento como con las/os compañeras/os de otras empresas, colaboradores sociales y trabajadoras/es de programas olvidados por los firmantes de los distintos convenios.

BOICOT A LAS ELECCIONES SINDICALES

SI NADIE TRABAJA POR TI QUE NADIE DECIDA POR TI.

CONDENADOS A LUCHAR!!


No hay comentarios: