Facebook CNT Pto.Real

lunes, 6 de abril de 2015

SE AGRAVA EL ESTADO DE SALUD DEL PRESO POLITICO MUMIA ABU-JAMAL

 
SE AGRAVA EL ESTADO DE SALUD DEL PRESO POLÍTICO MUMIA ABU-JAMAL
" NO SÓLO QUIEREN MI MUERTE, QUIEREN MI SILENCIO " ( Mumia Abu-Jamal ).
Por JULIO ANDRÉS CAPEY / CANARIAS-SEMANAL.ORG.- El preso político, ex Pantera Negra y periodista Mumia Abu-Jamal fue conducido nuevamente a prisión después de superar un "shock diabético" que lo llevó a la unidad de cuidados intensivos del Schuylkill Medical Center ubicado en Pottsville, Pensilvania.
A pesar de su estado, quienes apoyan a Abu-Jamal afirman que estuvo todo el tiempo bajo intensa guardia y aislado de sus visitantes.
Solo se le permitió la visita de sus familiares cercanos, entre ellos su hermano Keith Cook y su esposa Wadiya, tras las protestas que a nivel internacional denunciaron la cruel violación de ese derecho y la lentitud con la que actuó la Institución Penitenciaria donde Abu-Jamal cumple cadena perpetua por, según la sentencia, "asesinato en primer grado".
 "Mumia estaba encadenado a la cama.  De hecho, había dos agentes de policía en la habitación y tres al otro lado de la puerta, por lo que no se podía hablar de nada que uno no quisiera que escucharan.  Eso estaba claro.  Cuando lo visité almorzó frente a mí, lo ayudé a cortar la carne.  Tenía un brazo con esposas y en el otro brazo una aguja que le daba insulina.  Estaba sonriente.  Era obvio que estaba débil y que no se sentía como de costumbre.  Pero igual tenía una sonrisa en la cara e hizo un par de bromas.  Por lo que su sentido del humor estaba presente, pero se sentía muy mal.  El informe del día siguiente fue que estaba peor"- manifestó su hermano Keith Cook
 En la organización Familia y Amigos Preocupados por Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ, según las siglas en inglés) se muestran alertados ante la noticia de que Mumia padece diabetes, algo de lo que no tenían noticias.  Esto podría significar que que las autoridades ocultaron a Abu-Jamal información de sus análisis de sangre que podría haber indicado que sufría esta enfermedad.
Mumia Abu-Jamal lleva encarcelado 34 años, casi todos en confinamiento solitario, a la espera de su ejecución.  Abu-Jamal ha defendido su inocencia en todo momento y se mantiene muy activo dentro la prisión.
Su demanda para un nuevo juicio justo ha sido defendida por organizaciones que trabajan a favor de los derechos humanos como Amnistía Internacional o Human Rights Watch.
El apoyo a su causa compromete a importantes figuras internacionales como el lingüista y activista Noam Chomsky, la escritora Alice Walker o la profesora y activista Angela Davis, entre otros.
Como reconocimiento a su lucha, ha sido nominado como ciudadano honorario de más de 25 ciudades de todo el mundo, entre ellas Copenhague, Montreal, Palermo o París.
El interés por su caso ha llegado también al cine documental y a la literatura, con libros como el de Patrick O'Conner, 'The Framing of Mumia'.

No hay comentarios: