Facebook CNT Pto.Real

martes, 3 de febrero de 2015

FERNANDEZ VILLA EL HISTORICO LIDER MINERO COBRO AL MENOS MEDIO MILLON DE HUNOSA


Fernández Villa, el histórico líder minero, cobró al menos medio millón de Hunosa

Las piezas del puzle comienzan a encajar. Aunque las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción sobre el origen del patrimonio de Fernández Villa –1,4 millones de euros– son todavía muy incipientes, el testimonio de un antiguo dirigente minero de UGT apunta en una doble dirección.

Por un lado, el exlíder del SOMA habría recibido hasta 450.000 euros de la empresa pública Hunosa durante los años en que ejerció como máximo responsable del sindicato de mineros. La otra vía de financiación apunta hacia los fondos que gestionaba la Fundación Infide, de la que el propio Villa fue presidente.

Infide –vinculada a UGT-Asturias– percibió durante muchos años aportaciones procedentes de Cajastur y de las instituciones de Asturias en momentos en que el exlíder minero –ahora recluido en su domicilio por voluntad propia– ejercía como mandamás de la región. Eran los tiempos, como sostiene el director de la revista asturiana Atlántica XXII, Xuan Cándano, en que "nadie le pedía cuentas porque generaba miedo a su alrededor".

Quien ha desvelado la procedencia de la fortuna es un viejo enemigo político de Fernández Villa, el exsindicalista Antón Saavedra, quien la semana pasada fue interrogado en Oviedo por la fiscal Carmen García Cerdá. La fiscal se desplazó a la capital asturiana junto a dos miembros de la UCO –la Guardia Civil– y dos funcionarios de la Agencia Tributaria.

En esa comparecencia, Saavedra desveló que, según documentos oficiales de Hunosa, la empresa pública pagó tan sólo entre 1985 y 1986 nada menos que 328.000 horas sindicales con un coste de 486 millones de pesetas (2,9 millones de euros) para financiar la actividad de 201 liberados sindicales. Ese pago se produjo, según Saavedra, cuando el coste de las dietas que percibían los sindicalistas procedía de la tesorería de SOMA-UGT. Sin embargo, Hunosa le hacía llegar a Fernández Villa cheques a su nombre que entre 1980 y 2012 habrían ascendido a unos 450.000 euros.

Esta versión de los hechos coincidiría con la que ha ofrecido el actual secretario general del SOMA-Fitag-UGT, José Luis Alperi, quien en el parlamento asturiano ha dicho este lunes, según Europa Press, que el sindicato no tiene constancia de los 243.462,46 euros que Hunosa pagó en cheques nominativos al exsecretario general del SOMA por dietas de asistencia de representantes del sindicato a las reuniones del Comité Intercentros de Hunosa entre 1989 y 2001.

Rodiezmo lo paga Hunosa

"No constan en el sindicato esos ingresos, como tampoco existe soporte documental del acuerdo con Hunosa que fijase esa retribución", dijo durante su comparecencia ante la comisión de investigación sobre la gestión en Asturias de los Fondos Mineros.

Villa, hay que recordar, fue dado de baja de Hunosa en 1997 por accidente laboral. Y se da la circunstancia de que ha sido la propia Hunosa quien ha financiado durante años parte de los costes de la fiesta minera de Rodiezmo, que congregaba a políticos y sindicalistas socialistas al comienzo de cada curso. Esas asignaciones han dejado de pagarse desde 2011.

La existencia de esos 243.462 euros abonados en cheques nominativos fue revelada la semana pasada por la actual presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, durante su comparecencia en la comisión de investigación. A partir de 2001, se pasó a realizar los pagos directamente al SOMA, como se hacía con otros sindicatos, con una aportación total de 297.594 euros entre 2001 a 2012. "Villa ya mandaba cuando yo iba a parvulitos", dijo gráficamente la presidenta de Hunosa.

La otra fuente de financiación, como se ha dicho, procedería de Infide, la fundación vinculada al sindicato minero de UGT. Según Saavedra, esta se ha financiado con aportaciones de Cajastur, Hidroeléctrica del Cantábrico o procedentes de los cursos de formación, además de haber obtenido suculentos ingresos derivados de la gestión de los fondos mineros. No debe tratarse de una cantidad pequeña teniendo en cuenta que los fondos mineros absorbieron en el periodo 1998-2005: 1.604 millones de euros, y otros 2.880 millones entre 2006 y 2012. En total, 4.484 millones de euros en tres lustros en los tiempos en que Fernández Villa era el auténtico capo de la política asturiana.

Subvenciones a la fundación

Según ha publicado el diario El Comercio, entre los años 2010 y 2013 la Fundación Infide tenía a José Ángel Fernández Villa de presidente y logró además recursos del sector privado. En las cuentas ante el Registro de Fundaciones declaró 529.500 euros aportados por la Fundación HC y la Obra Social de Cajastur. La fundación solicitó también auxilio a la Consejería de Cultura. En esos ejercicios le concedió 25.000 euros en convocatorias públicas y otros 40.000 más en una ayuda directa.

La tercera vía de investigación de la Fiscalía Anticorrupción tiene que ver con la obra del macrogeriátrico de Felechosa, que supuso una inversión de 31 millones de euros pagada con los fondos mineros, como publicó la revista asturiana Atlántica XXII.

El escándalo Fernández Villa llegó a la Fiscalía Anticorrupción durante el pasado verano después de una denuncia realizada por el Sepblac, el departamento encargado de luchar contra el blanqueo de capitales, dependiente del Banco de España y del Ministerio de Economía. Esa denuncia se produjo después de que el antiguo sindicalista se acogiera a la regularización fiscal tras depositar en una entidad fondos por valor de 1,4 millones de euros.

A raíz de esa investigación, se creó una comisión de investigación en el Parlamento asturiano. Entre los comparecientes ha estado el propio Saavedra, quien en su declaración recordó que ya hace años presentó denuncias antes la fiscalía por la existencia de una “trama carbonera” que afectaba a Minas de la Camocha, Teverga o la propia Hunosa.

"¿No se enteraban ustedes –les preguntó a los diputados–, o no querían enterarse, cuando los barcos descargaban a la vista de todo el mundo el carbón de importación que era trasladado a las térmicas de Aboño o Soto de Ribera, haciéndolo pasar como carbón extraído de las explotaciones asturianas para cometer un multimillonario fraude, permanentemente consentido, a la Hacienda española? ¿De verdad que no se enteraban”, remachó.

No hay comentarios: