Facebook CNT Pto.Real

domingo, 3 de agosto de 2014

FELIPE GONZALEZ APROBO LOS PRIVILEGIOS A LOS EXPRESIDENTES DEL GOBIERNO ¡¡¡QUE CARA MAS DURA!!!


Felipe González aprobó los privilegios a los expresidentes y Rajoy llama "acontecimientos" a los casos de corrupción

Cada semana el nivel de mierda aumenta y salen casos de corrupción que superan muchas veces a los ya sufridos. El penúltimo, el de Jordi Pujol, tiene pinta de convertirse en uno de los más vergonzosos. Tras dejar la Generalitat, el capo catalán ha estado disfrutando de unos privilegios que aprobó el mayor embustero del socialismo español, Felipe González, cuando vio que le quedaba poco para dejar la Moncloa. En la rueda de prensa de este viernes, Rajoy a llamado "acontecimientos" a los casos de corrupción, un término, el de 'corrupción', que ha evitado pronunciar.

El Gobierno de Felipe González aprobó en 1992 un denominado Estatuto para los expresidentes del Gobierno, que contenía una serie de prerrogativas y privilegios para los 'elegidos', más propias de un régimen autocrático. Una pensión de 71.000 euros anuales más otros 74.000 como miembros del Consejo de Estado, dos personas a su servicio, coche oficial con conductor o viajes gratis en compañías regulares del Estado son algunas de ellas. Pero hay más.

Se adscribirán a su servicio dos puestos de trabajo, uno de nivel 30 y otro de nivel 18, que serán cubiertos, a su propuesta, mediante el sistema de libre designación, con la consideración de personal eventual de gabinete y, si fuesen funcionarios, pasarán a la situación de servicios especiales.

Una dotación para gastos de oficina, atenciones de carácter social y, en su caso, alquileres de inmuebles, en la cuantía que se consigne en los Presupuestos Generales del Estado. Se pondrá a su disposición un automóvil de representación con conductores de la Administración del Estado.

Gozarán de los servicios de seguridad que Interior decida. Disfrutarán de libre pase en las Compañías de transportes terrestres, marítimos y aéreos regulares del Estado así como dietas por asistencia a actos en los que representan a la Comunidad

 Además, los expresidentes del Gobierno cobran una pensión que ronda los 71.000 euros a los que pueden sumar, si así lo desean, a una paga como "consejero nato y vitalicio" del Consejo de Estado de 74.264 al año.

 Los expresidentes, además, forman parte del 0,01% de españoles que pueden compatibilizar pensiones públicas y retribuciones privadas. De ahí que Felipe González y José María Aznar suman a sus pensiones los 126.000 euros y 200.000 euros, respectivamente, que cobran de Gas Natural, el 'socialista', y de News Corporation y Endesa, el 'popular'.

 El 'molt honorable' Pujol cobraba hasta ahora una pensión de 86.418 euros al año, gracias a la ley que él mismo aprobó ocho meses antes de finalizar su mandato, disponía de una oficina de 191.000 euros de alquiler anual, con una jefa de gabinete y dos secretarias, cuyos salarios suman los 114.000 euros, además de coche oficial y conductor.

Además, si Pujol falleciese, su viuda también tendría derecho a una paga de por vida, aunque en este caso equivalente a la mitad de la que cobraba su marido. Y si ésta también muriese, los beneficiarios serían los hijos menores, si los tuviese.

De todos los expresidentes autonómicos, solo dos han renunciado a estos privilegios: Juan Carlos Rodríguez Ibarra, de Extremadura, y José María Barreda, de Castilla-La Mancha, ambos del PSOE. El resto se llevó las prerrogativas a casa tras dejar sus gobiernos, una prerrogativas pagadas con dinero público especialmente vergonzosas en los casos de Cataluña, País Vasco y Andalucía.

 En su intervención sobre los casos de corrupción, sobre los que  le había planteado una periodista, Mariano Rajoy ha evitado pronunciar esa palabra y ha calificado de "acontecimientos" los casos de corrupción que se producen en el país (a partir del minuto 2:00).

No hay comentarios: