Facebook CNT Pto.Real

domingo, 27 de julio de 2014

JACINTO RUEDA PEREZ - TORTURADO HASTA SU MUERTE


Jacinto Rueda Pérez -  torturado hasta su muerte

 El 22 de octubre de 1947 muere en León (Castilla, España) el propagandista anarquista y anarcosindicalista Jacinto Rueda Pérez, conocido como Prices. Había nacido el 26 de julio de 1912 en Villavicencio de los Caballeros (Valladolid, Castilla, España) y sus padres se llamaban Felipe Rueda Pachán y Josefa Pérez Yulbe. Establecido en Cistierna (León, Castilla, España) desde muy joven, cuando tenía 16 años ya colaboraba en el periódico local y eso que todos los estudios que había hecho fueron de manera autodidacta. A raíz de los hechos revolucionarios de diciembre de 1933 fue detenido y encarcelado. En estos años militó en el Ateneo y en las Juventudes Libertarias de Fabero (León, Castilla, España), y, con Clemente Aparicio, en el Sindicato Único Minero de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Participó activamente en el levantamiento revolucionario de octubre de 1934. A raíz del golpe militar fascista de julio de 1936 y tras fracasar los intentos de oposición a los levantados en la cuenca minera-fue el coordinador del Comité de Defensa de Fabero-, fue interceptado por la Guardia Civil el 21 de este mes en salir de la localidad leonesa de Cacabelos, cuando iba con un camión con Lorenzo García Silva y otros confederales. Mientras otros tuvieron peor suerte, él consiguió huir a través de los campos y refugiarse en Asturias.

En febrero de 1937 asistió en representación de Asturias al Pleno de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) que celebró en Valencia ya partir de mayo de ese año se encargó del Comité de Propaganda del Comité Interregional del Norte (Asturias, León y Palencia) de las Juventudes Libertarias, haciendo giras propagandísticas por los frentes, además de hacer varios actos públicos con Julio Patan y mítines en varias localidades (Torrelavega, Ampuero, Mataporquera, etc.). En esta época conoció sano futura compañera, Lucía Blanco García, en un mitin en Turón. En el II Congreso de la FIJL, que se celebró entre el 6 y el 15 de febrero de 1938 en Valencia, fue nombrado secretario de Administración del Comité Peninsular de esta organización, que implicó tener que residir en Valencia. En la capital valenciana fue nombrado delegado del Comité Nacional de Solidaridad Internacional Antifascista (SIA). En noviembre de 1938 viajó como representante de SIA en Madrid para coordinar el reparto de víveres y ropa a la población madrileña con motivo de la celebración del «Día de Durruti". En 1939, con el triunfo franquista, fue cerrado con su compañera en el campo de concentración de Albatera, de donde consiguió salir con documentación falsa que le habían preparado los miembros de la red de evasión que la CNT tenía en el campo mismo.

Refugiado en Santander, finalmente fue detenido y encerrado durante dos años hasta que su causa fue sobreseída por falta de pruebas. Una vez libre, se estableció en Villarrabines (León, Castilla, España), donde debía presentarse periódicamente en el cuartel de Villamandos, y se incorporó a la CNT clandestina leonesa. Abrió la gestoría Rueblan-fusión de las primeras sílabas de sus apellidos-que sirvió como centro de relación y de coordinación con otras localidades (Ponferrada, Matallana, La Robla, La Bañeza, etc.), Ya que así los encuentros no levantaban sospechas; fueron asiduos de aquellas reuniones Laurentino Tejerina Marcos, Alfonso Modín, Antonio González, Agustín Juárez, Martín Pedrosa, Casimiro Solana, Maximiliano González (Palanquinos), Emilio Fresno y Ildefonso Marcos, entre otros. También estableció contactos con la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas (ANFD). El 1 de enero de 1945 fue detenido durante un viaje a Gijón en casa de José Penido Iglesias, de la Regional asturiana, junto con Profirio Blanco, hermano de Lucía, y otros compañeros. Trasladados a la Dirección General de Seguridad de Madrid, el 6 de enero de ese año fue liberado de la cárcel de Alcalá de Henares por falta de pruebas. El 19 de noviembre de 1945 fue detenido de nuevo, con otros compañeros, y procesado a partir del 14 de diciembre por el Juzgado Militar de León por un delito «contra la seguridad del Estado» con otros 23 compañeros.

 Torturado duro, tuvo que ser hospitalizado el 7 de noviembre de 1946 en Hospital de San Antonio Abad, donde permaneció nueve días. Encerrado en la prisión leonesa de Puerta Castillo, fue nuevamente torturado y nuevamente hospitalizado el 22 de mayo de 1947. Jacinto Rueda Pérez murió, antes de ser juzgado, el 22 de octubre de 1947 en el Hospital de San Antonio Abad de León (Castilla, España).

No hay comentarios: