Facebook CNT Pto.Real

martes, 22 de julio de 2014

ANTONIO ROSADO LOPEZ - ANARQUISTA DE MORON


Antonio Rosado López - anarquista de Moron

 El 4 de noviembre 1978 muere en Badalona (Barcelona, ​​España) el militante anarquista y anarcosindicalista Antonio Rosado López. Había nacido el 28 de noviembre de 1889 en Morón de la Frontera (Sevilla, Andalucía, España). Fue el primer hijo de una familia muy modesta formada por Antonio Rosado Moncada y Antonia López González, ambos analfabetos y naturales de Alcalá del Valle (Cádiz). Cuando tenía nueve años comenzó a trabajar de zagal en el campo y dos años después, en 1900, su padre ya su hermana pequeña mueren de una grave enfermedad, recayendo el mantenimiento de su familia a su responsabilidad. El verano de 1912 ingresó en la Agrupación Socialista local, denominada «1 º de Mayo», y se hizo cargo de la Cooperativa panadera de la agrupación. Pero los contactos con el anarquista Juan López Galera y la prensa libertaria lo llevarán en 1915 en el anarcosindicalismo. Después de organizar algunos sindicatos (obreros de cantera y de leñadores, agricultores, oficios varios, etc.) Y un Centro de Estudios Sociales en su comarca, en 1916 creará el grupo anarquista de afinidad "Alba Social», mediante el que intervendrá en diversas actividades anarquistas.

 En esta época comenzará a publicar artículos en La Voz del Campesino, órgano de la libertaria Federación Nacional de Obreros Agricultores (FNOA) y mantendrá un polémico enfrentamiento con Sánchez Rosa, defendiendo la primacía del sindicalismo sobre el anarquismo. En 1919 fue nombrado secretario general de la Federación Regional de Grupos Anarquistas de Andalucía y, con Pedro López Calle, publicará Juventud Rebelde, órgano de esta federación. Más tarde fue detenido por injurias al Ejército, después de haber denunciado en un artículo («Bárbara represión en Arahal», del 26 de abril de 1920) en el periódico España Nueva las torturas a las que fueron sometidos los integrantes de la junta directiva del sindicato de campesinos de El Arahal por parte de la Guardia Civil, y condenado en un consejo de guerra a dos años de prisión, pero fue puesto en libertad provisional esperando el recurso. Ese mismo año, huirá antes de entrar en prisión hacia Las Palmas (Gran Canaria, Islas Canarias) y luego en Argentina, llegando a Buenos Aires el 8 de febrero de 1922. El 24 de junio de 1924 volvió de América y en octubre fue encarcelado en Puerto de Santa María (Cádiz), de donde saldrá en enero de 1926 gracias a una amnistía promulgada por Primo de Rivera a petición del comandante Ramón Franco.

En este años combatirá el dictador y reorganizará sindicatos cenetistas. Con el establecimiento de la II República, se convierte en una pieza clave de los sindicatos de Morón y fue nombrado secretario del Sindicato Campesino de la comarca de Morón. Enfermo de tuberculosis, se dedicará a actividades sindicales con sueldo, recorriendo los pueblos de la comarca (Olvera, Alcalá, Algodonales, Grazalema, Arriate, Montejaque) organizando sindicatos de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). En octubre de 1931 asistió al Pleno Regional de CNT. En 1932 fue elegido miembro del Comité Regional de Andalucía y sufrió prisión al año siguiente. En 1933 fue delegado del Pleno Comarcal de Montejaque y del Pleno Regional de Sevilla. El 05 1936 representó Morón en el IV Congreso de la CNT, donde elaboró ​​la ponencia sobre la Reforma Agraria. La guerra le sorprendió en el sanatorio antituberculoso para trabajadores que había fundado el médico anarquista Pedro Vallina en Cantillana y tuvo que huir hacia Almadén con su hijo - que termina enloquecido -, logrando llegar a Madrid, de donde se desplazó a Málaga. En esta ciudad andaluza se encargará de todo lo relacionado con la economía agraria y destacó en el Pleno de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) de Almería.

 Durante los años bélicos vivió sucesivamente en Almería, Alcoy, Játiva, Baza y Úbeda, formando parte de la constitución de la Federación Regional de Campesinos de Andalucía (FRCA), será nombrado secretario general, y responsabilizándose de las colectividades andaluzas con sede en Úbeda. En esta época publicará folletos para la FRCA (Los Campesinos de la CNT y el colectivismo agrario y Orientaciones a sindicatos y colectividades) y artículos sobre el desarrollo de las colectividades en Fragua Social y en Campo Libre. Al terminar la guerra, después de vagar por los campos, fue detenido en El Arahal, juzgado en consejo de guerra acusado de «auxilio a la rebelión» y encarcelado. En junio de 1940 fue liberado. Tras varios intentos por parte de las autoridades franquistas para que colaborara en los sindicatos verticales fascista, algo a lo que se negó, abandonó toda militancia debido a diversas razones personales (mala salud, compañera enferma, sin recursos económicos, hijo encarcelado, etc.), limitándose a trabajar de Calero y en una fábrica de cemento. En 1974 se vio obligado a abandonar Morón y emigró con su hija y su yerno, en Badalona. Publicó artículos en diversos periódicos, como Campo Libre, España Nueva, Fragua Social, Juventud Rebelde, El Miliciano (que dirigió durante la guerra), El Productor, El Tribuno, La Voz del Campesino, etc.

 Es autor de Tierra y Libertad. Memorias de un campesino anarcosindicalista (1979, póstumo). En 2003 Angel Sody de Rivas le dedicó una biografía, Antonio Rosado y el anarcosindicalismo andaluz. Morón de la Frontera (1968-78).

No hay comentarios: