Facebook CNT Pto.Real

sábado, 17 de mayo de 2014

JOSE MARIA ALOMA SANABRAS - PEDAGOGO ANARQUISTA


José María Alomà Sanabras – pedagogo anarquista

 El 16 de mayo de 1909 nace en Catllar (Tarragonès, Cataluña), en una familia campesina, el pedagogo anarquista y anarcosindicalista José María Alomà y Sanabras. Albañil de profesión, fue militante del Sindicato de la Construcción de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Tarragona. En los locales del Centro Anarquista de Tarragona daba clases a los compañeros analfabetos, al tiempo que difundía la prensa libertaria (Solidaridad Obrera, La Revista Blanca, Tiempos Nuevos, etc.). Durante el servicio militar en Zaragoza, fue delegado de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) e hizo amistad con los hermanos Ascaso.

 En Zaragoza salvó la vida de numerosos indigentes que vivían a orillas del Ebro durante una de las crecidas del río. Pedagogo de formación autodidacta, se licenció como maestro durante la II República española. En enero de 1932 fue detenido a raíz de la insurrección anarquista en la cuenca del Cardener (Sallent, Cardona, Balsereny, etc.). Tuvo una actuación destacada en los «Hechos de Tarragona» de noviembre de 1932, cuando la Guardia de Asalto intentó disolver una manifestación de rabassaires, que contaba con el apoyo de la CNT, que protestaba por la prohibición por parte del gobernador civil Ramón nogal Comet de un mitin en el Teatro Tarragona en el que se iban a denunciar las flagrantes injusticias y agresiones que se producían campo catalán, donde la Guardia Civil detenía arbitrariamente agricultores y robaba las cosechas. En enero de 1933 fue cerrado durante ocho meses sin juicio en la prisión de Pilatos de Tarragona por «rebelión militar» a raíz de la represión desencadenada como consecuencia de los hechos de Casas Viejas. 1935 realizó una gira propagandística con Joan Peiró para las comarcas de Tarragona, haciendo conferencias sobre anarquismo y cooperativismo. En este años colaboró ​​en Solidaridad Obrera.

 A raíz del levantamiento militar de julio de 1936, el 6 de agosto fue nombrado vocal de Cultura del Comité Local de Milicias Antifascistas de Tarragona. A partir del 22 de octubre de ese año, fue teniente de alcalde y concejal de Cultura, en representación de la CNT-FAI, del Ayuntamiento de Tarragona, momento que aprovechó para difundir la cultura entre las clases populares (promoción del cine científico-, funciones de teatro revolucionario, conciertos operísticos y de música clásica, promoción de la pintura y de la escultura, creación de escuelas para adultos, fundación del Ateneo Libertario, constitución del Comité de la Cultura Física y el Deporte, unificación del Gimnàstic y el Tarragona FC en el Casal de Deportes de Tarragona, creación de museos, etc.). Desde la fundación, el 28 de noviembre de 1936, fue presidente del Ateneo Libertario de Tarragona. En diciembre de 1936 constituyó la Sección de Cine Cultural. Como delegado del Consejo de la Escuela Nueva Unificada (CENU), y como presidente de la delegación comarcal de esta institución a partir de octubre de 1936 y hasta julio de 1937, promovió una educación influenciada por el pensamiento de Francisco Ferrer Guardia y consiguió escolarizar más de dos mil niños de la calle. Creó el Sindicato Único de Enseñanza y Profesiones Liberales de la CNT, del cual se convirtió presidente.

 Gracias a su intervención, numerosos curas, personas vinculadas con el golpe de Estado fascista y diestros perseguidos en la retaguardia republicana salvaron la vida, como los sacerdotes Pedro Batlle Huguet y Salvador Ritort Faus, y el marqués de Pinares. Defendió el patrimonio histórico tarraconense desde el Comité de Incautaciones de Obras Culturales y evitó el saqueo y quema de la Catedral de Tarragona y la destrucción de su tesoro artístico. 1936 también dirigió el Diario de Tarragona, portavoz de la CNT-FAI, desde el que promovió las transformaciones de la Revolución Social y denunció los crímenes fascistas y estalinistas, así como el papel que jugaron las democracias europeas durante la guerra civil. En mayo de 1937 fue uno de los fundadores de la cooperativa de consumo «La Reguladora de Ventas» de la CNT. A finales de septiembre de 1937 se incorporó a los frentes bélicos, combatiendo durante un mes en Villarrobledo. 1938 colaboró ​​en el periódico Sur. Diario del Ejército de Andalucía con sede en Baza. En marzo de 1939, como comisario político destinado al frente de Baza (Andalucía) y jefe de Propaganda del Ejército Republicano del Sur, se opuso a los intentos por parte de Juan Negrín de pactar con los sublevados fascistas. En el frente conoció la madrileña Ángeles Camelo, con quien se casó.

Con el triunfo fascista, fue detenido por las tropas franquistas en el puerto de Alicante y, tras pasar por los campos de concentración de Los Almendros, Albatera y Porta Coeli, fue encerrado en la prisión tarraconense de Pilatos. Juzgado, fue condenado a muerte por «rebelión militar». Gracias al testimonio de personas que habían salvado la vida a causa de su intervención (sacerdotes, aristócratas, carlistas, falangistas, monárquicos, militares golpistas ...), la pena fue conmutada a 30 años de prisión y después de muchos años de encarcelamiento, fue liberado, pero desterrado de Cataluña (Huesca, Madrid, Málaga, Córdoba, Almería, Huelva) y bajo la prohibición de ejercer de maestro, por lo que se dedicó al sector de la construcción. Durante la dictadura franquista participó en el Comité Pro-Presos y en diversas acciones clandestinas del movimiento libertario. También fue presidente del Centro Social de Entrevías de Madrid. A finales de los años sesenta vuelve a Tarragona y después de la muerte del dictador Franco, participó en la refundación de la CNT y en la creación del Ateneo Libertario de Tarragona, y colaboró ​​en Solidaridad Obrera. José María Alomà Sanabras murió el 9 de mayo de 1993 en Tarragona (Tarragonès, Cataluña). En 2009 su nieto, Ramón Gras Alomà, publicó la biografía Utopía, una Esperanza. La Historia de José Alomà. El 3 de diciembre de 2009 se inauguró en Tarragona una calle que lleva su nombre. Sus hermanos Pablo, fusilado en 1940, y Santiago, muerto en prisión en 1942, también fueron militantes anarcosindicalistas.

No hay comentarios: