Facebook CNT Pto.Real

jueves, 27 de febrero de 2014

MANUEL LOZANO GUILLEN - ANARQUISTA FUSILADO EN ZARAGOZA


Manuel Lozano Guillén – anarquista fusilado en zaragoza

 El 24 de abril de 1945 es fusilado en Zaragoza (Aragón, España) el anarquista y anarcosindicalista Manuel Lozano Guillén, conocido como Rondeño y que también usó el seudónimo de Antonio Ferrer Castillo. Había nacido el 26 de febrero de 1904 en Bellver de Cinca (Huesca, Aragón, España). Hijo de una familia campesina humilde, cuando era joven emigró a Cataluña, donde trabajó en varios oficios, sobre todo de peón. Entró a formar parte de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y de varios grupos anarquistas; tuvo problemas con la policía y durante la dictadura de Primo de Rivera huyó en Occitania, donde militó en el movimiento anarquista. En 1931, regresó a la Península poco antes de la proclamación de la II República española. En Bellver de Cinca se estableció como jornalero cultivo un huerto familiar. Estableció contactos con militantes anarquistas de Albalat de Cinca, como Félix Carrasquer Launed, y siguiendo el ejemplo de éste, creó una agrupación cultural a su pueblo.

 Fue el primer secretario del Sindicato Único de Bellver de Cinca de la CNT y miembro del Comité Comarcal del Cinca, el cual presidió en sustitución de Félix Carrasquer. Miembro de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), participó activamente en los movimientos insurreccionales de enero de 1932 y diciembre de 1933, hechos por los que fue perseguido. El 20 de diciembre de 1933 fue detenido, con otros compañeros, en Barcelona, ​​bajo el nombre de Antonio Ferrer Castillo, acusado de haber participado en la pasada insurrección. A raíz del levantamiento fascista de julio de 1936 adquirió un gran prestigio y pasó a ocupar importantes funciones orgánicas: encargado del Comité Revolucionario y de las colectividades del Bellver del Cinca, delegado de la Comarcal del Cinca al Pleno Regional de Aragón de agosto de 1936, etc. El 22 de agosto de 1936 coordinó, con José Alberola Navarro y Justo Val Franco, la asamblea de Albalat de Cinca donde se debatió sobre «el medio o manera de estructurar una nueva economía natural y proletaria» y donde fueron representados los 21 pueblos de la comarca del Cinca. Más tarde, se enroló en la 14 Centuria («Centuria Ayerbe-La Peña») de la «Columna Roja y Negra» (121 Brigada Mixta).

Cuando los enfrentamientos de mayo de 1937 con la reacción estalinista, con el apoyo de Miguel García Vivancos, marchó a Barcelona con Máximo Franco Cavero, jefe de la 127 Brigada Mixta, y una cincuentena de compañeros, pero Gregorio Jover, jefe de la 28 División Confederal «Francisco Ascaso» los detuvo a Binéfar y les hizo reconsiderar su postura. Tras la militarización de las milicias, en junio de 1937 fue nombrado comisario de la 127 Brigada Mixta de la 28 División. En esta unidad luchó el resto de la guerra, en Aragón, Valencia y Extremadura. A resultas de los combates en el frente de Teruel (Castelfrío, Sedrilles, Sarrión) entre abril y mayo de 1938, fue condecorado al valor con toda la división por haber evitado la caída de Valencia con su defensa y resistencia. En marzo de 1939 participa en Madrid, junto a la Junta de Defensa del coronel Segismundo Casado, en los enfrentamientos contra las tropas del Gobierno estalinista de Juan Negrín López.

 Al final de la guerra fue detenido por las tropas franquistas en el puerto de Alicante y fue encerrado en el campo de concentración de Albatera y posteriormente en Orihuela y Barbastro. Juzgado, se condenado a 20 años de prisión que purgó en las cárceles de Huesca-en mayo de 1940 un comando del grupo guerrillero anarquista encabezado por Francisco Ponzán Vidal intentó liberarlo de allí sin éxito-, de Santoña y de Madrid . Juzgado de nuevo, fue condenado a muerte. En esta coyuntura, las autoridades franquistas le propusieron que aceptara un cargo en sus sindicatos, propuesta que fue rechazada. Manuel Lozano Guillén fue fusilado el 24 de abril de 1945-otras fuentes citan el 29 de abril y el 1 de mayo-en la tapia del cementerio de Torrero de Zaragoza (Aragón, España). En 2011 Germán Ferrer Marzoli editó en Badalona (Barcelona, ​​España) el libro Memorias de un fusilado anarcosindicalista. Apuntes incompletos de la vida de Manuel Lozano Guillén Escritos en la cárcel de las Capuchinas (Barbastro, 1941).

No hay comentarios: