Facebook CNT Pto.Real

domingo, 5 de enero de 2014

DETROIT: LA NOCHE DE LOS LOBOS


Detroit: La noche de los lobos

Por: Mumia Abu Jamal    Un tribunal federal aprueba la quiebra de la ciudad de Detroit, poniendo en la tajadera las pensiones de miles de trabajadores jubilados.

 Ya empezó. El desmantelamiento y desmembramiento de Detroit está por llegar, ya que un tribunal federal de Estados Unidos abre la puerta a un programa de desastre.

 Con su aprobación de la quiebra, se ponen en la tajadera las pensiones de miles de trabajadores jubilados de esta ciudad. Ellos y ellas trabajaron durante décadas. Luego se jubilaron y esperaban vivir de sus pensiones en sus últimos años.

 Sin embargo, una camarilla de abogados, jueces, políticos y financieros han proporcionado el marco para quebrantar los contratos y disfrutar del banquete como vampiros en un hogar de ancianos.

 El capitalismo se devora a sí mismo. En su infernal búsqueda de cada vez más ganancias, absolutamente nada es sagrado.

Con sus escuelas clausuradas, sus casas hipotecadas y su enorme población negra, Detroit está en el menú.

 Y lo crean o no, Detroit es solo el comienzo; esto no acaba ahí. Hoy, Detroit, mañana, cualquier lugar.

 Este es el saldo de la guerra cada vez mayor contra las y los trabajadores, especialmente los sindicatos.

 Próximamente, California. Y a partir de ahí, la moneda está en el aire.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

 

--©’13maj

 4 de diciembre de 2013

 Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

 Texto circulado por Fatirah  Litestar01@aol.com

 Traducción Amig@s de Mumia, México


Mumia Abu Jamal (Pantera negra)

Mumia Abu-Jamal (nacido con el nombre de Wesley Cook el 24 de abril de 1954 en Filadelfia) es un periodista y activista político afroamericanoestadounidense, acusado del asesinato del policía Daniel Faulkner y sentenciado a muerte en 1982.

Su caso ha generado campañas masivas por su liberación en Estados Unidos y el resto del mundo y las fraternidades policiacas estadounidenses han buscado activamente acelerar su ejecución.

Técnicamente, estuvo esperando ser ejecutado entre 1982 y diciembre de 2001, cuando el juez federal de distrito William Yohn revocó la pena de muerte de Jamal.

Sin embargo, Yohn reafirmó los cargos contra Jamal, condenándolo a cadena perpetua. El 27 de marzo de 2008, un tribunal estadounidense ordenó revisar la condena a muerte.1

La Jornada, Nueva York, 7 de diciembre 2011. El ex pantera negra Mumia Abu-Jamal, uno de los condenados a muerte más famosos de Estados Unidos, no será ejecutado y su pena se conmutará a cadena perpetua.

El fiscal de Filadelfia, Seth Williams, dijo que no volverá a solicitar la pena de muerte para el periodista y activista por los derechos de los afroestadunidenses en los años 1960 y 1970, condenado por matar a un policía blanco en 1981. Abu-Jamal siempre se declaró inocente del crimen.

Williams añadió que no tenía "ninguna duda" de que Abu-Jamal, de 57 años de edad, asesinó al policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981.

Por su parte, los abogados defensores –Judith Ritter y el equipo legal de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), la mayor organización de derechos civiles de los estadunidenses negros– valoraron positivamente el anuncio.

"Los fiscales hicieron lo correcto", dijo John Payton. "Después de 30 años, ya era hora de poner fin a esta carrera en pos de la pena de muerte", agregó.

La NAACP siempre denunció la parcialidad de las audiencias que llevaron a la condena a muerte de Abu-Jamal, pues lo sentenció un jurado sólo de blancos.

La causa de Abu-Jamal se convirtió en emblema de los esfuerzos internacionales para abolir la pena de muerte en Estados Unidos. Fotogénico y elocuente, el ex pantera negra continuó realizando en prisión su programa de radio "Live from Death Row" (En vivo desde el corredor de la muerte), que fue también el título de su exitoso libro editado en 1995.

Una petición lanzada en Internet en enero de 2010 para pedir al presidente Barack Obama que rechazara la pena de muerte recogió miles de firmas, incluidas las de la ex primera dama francesa Danielle Mitterrand, ya fallecida, el escritor alemán Günter Grass y el estadunidense Noam Chomsky.

No hay comentarios: