Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 10 de julio de 2013

CORTAN LA LUZ Y EL AGUA A UNA FAMIALIA CON TRES HIJOS MENORES QUE OCUPA UNA VIVIENDA SIN DUEÑO


Cortan la luz y el agua a una familia con tres hijos menores que ocupa una vivienda ‘sin dueño’

Sergio y Tamara son jóvenes. Tienen tres hijos y una vida por delante. El desempleo y la falta de oportunidades cayeron de lleno en la vida de su seno familiar, como en la de tantos otros. Pretenden "un techo y poder pagarlo" y, como no tienen, como no pueden, hace unos días ocuparon una vivienda deshabitada en Burguillos (Sevilla). Engancharon los suministros básicos, pero el Ayuntamiento ordenó el corte de agua y la luz también se anuló horas después. Antes, el Gobierno local había advertido por escrito a los vecinos con sanciones si les facilitaban estos abastecimientos a Tamara y Sergio.

Ni unos ni otros acaban de conocer quién es en realidad el propietario de la vivienda y quién deberá interponer o no la pertinente demanda por ocupación ilegal. "Antes era de un banco y ahora no sabemos", manifiesta el alcalde burguillero, Domingo Delgado (PP), acerca de la casa ubicada en la calle Carmen Laffón. Asegura el primer edil que desconoce la eliminación de los abastecimientos, aunque entiende dicho extremo "si se habían enganchado ilegalmente". Delgado insiste en que el Ayuntamiento "no puede hacer nada". El alta en los suministros "ha de hacerla el propietario", Burguillos carece de viviendas sociales y, en otras ocasiones, a la familia "se le ha atendido y dado trabajo", esgrime el regidor.

Hace unos días, operarios del Servicio de Aguas municipal anulaban, en presencia de la Policía Local, la toma enganchada a la red pública. Algunos vecinos les pidieron que no ejecutaran la tarea, pero la respuesta fue que eran "unos mandados" y que "la orden" provenía del propio Ayuntamiento. Horas más tarde, se cortaba también el suministro de luz.

Sergio Varela Pérez (31 años) y Tamara Montenegro Jiménez (30), junto a sus hijos de diez y cinco años, y "la niña" de nueve, siguen teniendo un techo mientras no aparezca el desconocido propietario o la resolución judicial que los desaloje.

Virginia Jiménez, vecina: "Los vecinos hemos reaccionado bien, apoyándolos, estamos de acuerdo casi todos en que estén aquí. Sabemos que están presionándolos para que abandonen la vivienda, pero no se pueden ir. Además no son personas polémicas, no dan ruido ni problemas y los niños son encantadores y educados. Lo que quieren es un techo y de forma legal, para pagarlo, pero se les niega. Esta es la justicia y la discriminación que hay hacia el pueblo". Los vecinos pues les apoyan, pese a que incluso han recibido amenazas de sanción firmadas por el concejal delegado de Urbanismo, Vivienda, Obras y Servicios, Manuel Sánchez. Aseguran que nunca se ha pagado "la comunidad" que corresponde a esa construcción.

Esta pareja vivía junto a sus hijos en un piso alquilado. Llegó el momento en que no podían pagar la mensualidad e iniciaron entonces una primera ocupación que duró más de un año en la barriada Señorío de Burguillos, de donde fueron expulsados. Su único ingreso actual es una ayuda de 426 euros mensuales, aunque proponen el pago de un alquiler social. "No pedimos más que un techo y poder pagarlo con lo que tenemos, más no podemos", insisten.

En busca de una solución que no llega, han acudido junto a la concejal del municipio Mónica Jiménez (IU), a los Servicios Sociales de Burguillos y la Diputación Provincial de Sevilla a pedir una ayuda para familias en extrema necesidad. Están también a la espera de una cita en la Consejería de Fomento y Vivienda, por si pueden encontrar alguna salida a través del Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda. Mientras, siguen buscando al propietario de la vivienda para hacerle una propuesta y hoy visitarán el registro en busca de un nombre al que acudir.

No hay comentarios: