Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 26 de junio de 2013

NIKE DESPIDE A MAS DE 400 TRABAJADORES TEXTILES DE CAMBOYA


Nike despide a más de 400 trabajadores textiles de Camboya por declararse en huelga

Cerca de 300 trabajadores textiles de Camboya que producen ropa para la Nike Sportswear Company fueron despedidos la semana pasada por haber participado en huelgas que reclamaban salarios más altos.

La razón esgrimida por la compañía estadounidense es que los trabajadores se comportaron de forma violenta. Las huelgas y protestas por salarios y condiciones de trabajo mucho más diganas se han incrementado en los últimos meses.

Los trabajadores despedidos formaban parte de los miles de Sabrina (Cambodia) Garment Manufacturing Corp que llevaban en huelga desde el 21 de mayo.

El martes pasado, cientos de ellos protestaron por un tribunal provincial para exigir la liberación de ocho trabajadores y sindicalistas detenidos el 3 de junio, cuando alrededor de 4.000 trabajadores irrumpieron en la fábrica, chocando con los colegas que se habían quedado en el trabajo.

Un sindicato denunció que 288 trabajadores habían sido despedidos el 6 y 7 de junio por hacer huelga. "Esto es completamente ilegal", dijo el presidente de la Unión de Libre Comercio, Chea Mony, de los despidos. Mony añadió que la compañía sólo había despedido a personas que dijeron que habían sido testigos de violencia por parte de las autoridades.

"Las huelgas son legales", dijo el empresario, quien luego agregó que la compañía se había negado reiteradamente a mantener negociaciones.

De acuerdo a las cartas de despido a las que tuvo acceso Reuters, los trabajadores fueron despedidos por violar la legislación laboral y las normas internas de la fábrica durante las protestas el 3 de junio y el 27 de mayo, cuando los huelguistas se enfrentaron con la policía fuera de la planta.

Los trabajadores quieren que la empresa, que emplea a más de 5.000 personas en la planta, les pague 14 dólares (10,5 euros) más al mes para ayudar a pagar el transporte, el alquiler y los costos de salud. Piden,  además, un salario mínimo de 74 dólares (55 euros)

Muchos de los huelguistas se han desplazado de nuevo a trabajar en los últimos días. Según los sindicalistas, a menos de 1000 quedan fuera.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) vigila las condiciones salariales y de trabajo en muchas fábricas en Camboya, pero las huelgas y protestas a veces violentas han ido en aumento: los sindicatos, envalentonados por la escasez de trabajadores cualificados, presionan por mejores salarios y mayor seguridad.

El número de huelgas en el sector de la confección, donde trabjan casi 300.000 personas, casi secuadruplicó el año pasado, según la Asociación de Fabricantes de Prendas de Vestir de Camboya, el cuerpo principal de la industria. Las 48 huelgas en lo que va del año ya son más que en el conjunto de 2010 ó 2011.

La mano de obra barata atrae a las marcas occidentales a Camboya, donde la industria representa alrededor del 75% de sus exportaciones. 

No hay comentarios: