Facebook CNT Pto.Real

sábado, 11 de mayo de 2013

UNA MEDIADORA DE LOS ERE PAGO A UGT LAS GASTOS DE VARIOS CONGRESOS


Una mediadora de los ERE pagó a UGT los gastos de varios congresos

Uniter SL, una de las dos mediadoras que cobró comisiones del fondo de los ERE por tramitar pólizas de prejubilación, financió durante años varios congresos organizados por UGT-Andalucía. El libro mayor de contabilidad de la consultora, al que ha tenido acceso LA VOZ, revela que el 28 de enero de 2010 abonó 10.026,51 euros en facturas de catering y alojamiento de los delegados que participaron en el III Congreso Provincial de la Federación Agroalimentaria (FTA) de UGT-Cádiz, que clausuró el 17 de octubre de 2009 en las Bodegas Valdivia de Jerez de la Frontera. En los asientos contables de la consultora implicada en el trama de los ERE pagados por la Junta de Andalucía, aparece un gasto total por 10.026,51 euros bajo la denominación de «Fed. Agroalimentaria UGT Cádiz».

El montante desglosado de cada factura es el siguiente: 3.069,94 euros corresponden a Piel Galván, empresa especializada en la fabricación artesanal de artículos de piel; 2.889 euros son de Catering Juan Carlos de Jerez de la Frontera, y otro gasto de 1.020,80 euros en concepto de «Villa Duque», un atractivo apartahotel enclavado en el interior del casco de una bodega jerezana en activo, que recrea el servicio de una casa de invitados señorial. El resto de gastos que se imputan al congreso del sindicato, fechados entre el 8 y el 22 de octubre de 2009, son 1.091,94 euros facturados a «Gráfica Santa Teresa» y 1.954,83 más en concepto de «Diseños Gráficos».

Tres años antes, en octubre de 2006, Uniter SL costeó 594,67 euros de otro congreso de UGT que no se especifica en la contabilidad de la compañía. Según ha podido conocer LA VOZ de fuentes cercanas a la investigación, era habitual que la mediadora administrada por el jerezano José González Mata, imputado en la nueva rama sobre el cobro de «sobrecomisiones» de los ERE, patrocinara los congresos organizados por los sindicatos UGT y CC.OO en Andalucía, con los que entabló una rentable relación comercial gracias a la negociación de los ERE.

Este singular «patrocinio» consistía en la financiación de gastos de transporte, manutención y alojamientos generados con los actos organizados por las centrales sindicales. Los sindicatos presentaban las facturas y Uniter se las sufragaba. Simultáneamente, durante la época de vacas gordas, UGT y CC.OO. cobraban de las consultoras Uniter y Vitalia comisiones del 0,5 por ciento del coste de los ERE, muchos de ellos millonarios, en los que intervenían. Un porcentaje que resultó muy suculento en el ERE de Delphi donde cada sindicato negoció con Uniter unos honorarios del 1 por ciento, en torno a un millón de euros.

Los reveladores datos contables de la mediadora implicada por la Guardia Civil y la juez Mercedes Alaya en la trama de los ERE fraudulentos contrasta con la contundencia con la que el secretario general de UGT-A saliente, Manuel Pastrana, se desvinculaba hace un mes del cobro de comisiones a través de su blog, al tiempo que derivaba la patata caliente a la central del sindicato en Madrid: «UGT Andalucía no ha recibido ni un céntimo que tenga que ver con los ERE. Ni legal ni ilegalmente. Ni directa ni indirectamente. Y eso es una realidad que yo, como secretario general de UGT Andalucía, no me cansaré de repetir».

 Pastrana reaccionaba así a un explosivo auto de Alaya en el que apuntaba que los sindicatos percibieron casi 4,3 millones a través de las empresas Temiqui SA, en el caso de UGT, y FQT, en CC.OO., a pesar de que «no prestaban servicio alguno» a Vitalia que justificara su cobro. Según informó «El País», Uniter pagó unos 2,3 millones a ls corredurías de seguros de los sindicatos por asesorarle en los ERE.

En contra de la tesis del líder regional de UGT, la federación regional jugó un papel activo en la trama. Precisamente, el actual secretario de UGT en Cádiz, Salvador Mera, se sentó en el consejo de administración de Temiqui SA entre 2002 y 2011, beneficiaria del fondo de los ERE. Mera es uno de los dirigentes que cobró sobresueldos de UGT.

 En el negocio redondo de las comisiones -«elevadísimas en relación al precio de mercado», según la juez-, tomaron parte altos cargos, empresarios, intermediarios, bufetes de abogados y sindicatos. Todos se llevaron una porción de un pastel que costó 1.217 millones, repartidos desde la Consejería de Empleo entre 2001 y 2010. González Mata explicó en la comisión de investigación de los ERE que su minuta se situó en una media del 7,8%, muy inferior a la aplicada por Vitalia, cuyos directivos están en prisión.

No hay comentarios: