Facebook CNT Pto.Real

martes, 21 de mayo de 2013

POSICIONAMIENTO DE LA CNT SABADELL ANTE LA REPRESION DEL 15 DE MAYO


Posicionamiento de la CNT Sabadell ante la operación represiva del 15 de mayo

Han pasado ya varios días desde la entrada de los Mossos d’Esquadra en el local del Ateneu Llibertari de Sabadell bajo órdenes de la Audiencia Nacional. La excusa fue una operación policial que ha encarcelado a 5 personas relacionadas presuntamente con un grupo de facebook llamado Bandera Negra.

 Desde la CNT de Sabadell podemos afirmar que desconocemos a los supuestos integrantes de dicho grupo, al igual que han afirmado los diferentes colectivos e individualidades que conforman el Ateneu Llibertari. Pero estas claras afirmaciones no significan que nos desmarquemos o neguemos la solidaridad hacia personas que se afirman bajo las ideas libertarias, sencillamente decimos la verdad. No sabemos quienes son y no entendemos el motivo del registro del Ateneu bajo el prisma de dicha operación.

 La solidaridad entre anarquistas es una máxima dentro de un anarcosindicato como es la CNT y afirmamos claramente que nuestra solidaridad siempre será efectiva hacia personas luchadoras, pero en ese sentido no pensamos que el tráfico de drogas, con todas las dudas que puede surgir en el contexto de esta operación, sea una actividad transformadora, más bien una herramienta más para el adormiderismo social. Quizá sea todo un montaje policial, lo desconocemos, pero el tráfico de drogas nunca puede ser catalogado como un medio válido para la construcción de un mañana diferente.

Sí que entendemos la importancia de una operación así en el contexto local de Sabadell, equiparable, seguramente, con otras poblaciones catalanas y de otras latitudes ibéricas. La CNT de Sabadell lleva años creciendo en número de afiliados y afiliadas, peleando día a día en diferentes conflictos y podemos reconocer que en muchos casos hemos conseguido victorias interesantes frente a la clase empresarial que nos explota y diezma día tras día. Por otro lado, como organización, poseemos gracias al legado de miles de trabajadores y trabajadoras locales en propiedad. Uno de ellos, situado puerta con puerta de nuestro sindicato, es el local del actual Ateneu. En dicho espacio desde hace meses individualidades de todo el espectro anticapitalista han realizado todo tipo de actividades. Nosotros, como sindicato, decidimos ceder dicho espacio a cambio de nada, puesto que los espacios libres escasean en localidades como la nuestra y pensamos, igualmente, que la organización desde la base, al margen de los partidos, sindicatos vendidos a la patronal o de asociaciones subvencionadas, es un aspecto fundamental para provocar un cambio social.

 Casos de este tipo, con leyes antiterroristas de por medio y demostración de fuerza bruta del Sistema, ya sea mediante la fuerte presencia de cuerpos represivos que con total impunidad entraron, destrozaron y saquearon un local, o mediante la aparición inmediata de toda la manada mediática, cual carroñero en busca de un cadáver, provocan situaciones de descontrol, miedo y estrés. En el marco de dicha precipitación la división y las dudas pueden florecer en cualquier momento, y en este tipo de contextos, el poder establecido entiende que la disidencia se divide y esquebraja. Divide y vencerás, así de simple. Esta es la lógica de la operación.

 La entrada en el local del Ateneu, y por defecto en los locales de CNT, no es otra cosa que una burda maniobra para crear un clima propicio para la división. Quienes manejan este Sistema lo saben. Envían a la carroña mediática y saben perfectamente que entre libertarios y libertarias existirán reticencias para dialogar con ella. Saben también que entre quienes sí aceptan hablar con dichos medios, no se entenderá dicha postura demasiado intransigente a su parecer. Quienes intentan dirigir nuestras vidas saben perfectamente que la utilización del término terrorismo, palabra totémica y completamente peyorativa en los tiempos que corren, provocará en estos escenarios aún más divisiones. Por un lado saben que el activista pacifista apostará por la total desvinculación con cualquier acto catalogado de violento, y arengará en su espacio para que su postura sea escuchada. También son conscientes que entre quienes se sienten, por contra, parte de la herencia ideológica del anarquismo revolucionario, del anarcosindicalismo hijo de la Huelga General Revolucionaria, o de tantas otras corrientes transformadoras, quienes, con más o menos agrado piensan que los cambios sociales en la Historia, guste o no, normalmente han necesitado de algún tipo de violencia política, saltarán en estas situaciones al cuello del “enemigo pacifista”. En definitiva, si a esto le sumamos la propia situación de tensión y desamparo, así como la manifestación de otro tipo de terrores estructurales, como podría ser el miedo a ser detenido sin haber cometido delito alguno o la certeza de seguimientos o pinchazos telefónicos, cualquier persona puede entender el significado de esta operación: divide y vencerás…

 Desde hace semanas los voceros de los poderosos, periodistas a sueldo del Capital y/o del Estado, advertían según fuentes policiales o del CNI de la “infiltración” de anarquistas (claro, es que no son personas como el resto…) en movimientos como el 15M. El ataque al Ateneu Llibertari tiene una lectura muy clara en este sentido. Atacan un local donde el 15M ha desarrollado y desarrolla actividades, pero que al mismo tiempo es propiedad (esperemos que llegue un día que sea colectiva) de la CNT y en donde anarquistas de diferentes sensibilidades también tienen cobijo. Un ataque de este tipo tiene la lógica que tiene. La operación, dirigida supuestamente contra un grupo de facebook de ideología anarquista, es un ataque no solo a la vida de las personas detenidas y supuestamente integrantes de dicho grupo, así como a las criaturas que se han quedado sin padres ni madres, es un globo sonda para probar si la táctica del divide y vencerás sirve para canalizar la rabia y creciente tensión social que agita nuestras calles hacia la división entre los explotados.

 Podemos discutir, ser tercos e incluso demasiado firmes en nuestros planteamientos, pero esta operación no nos hará ver enemigos en hermanos y hermanas explotadas. Nuestros enemigos no son las personas detenidas en la operación, como tampoco lo son los compañeros y compañeras que gestionan el Ateneu, nuestro enemigo de clase son aquellas personas que viven del sudor ajeno, aquellas que por un plato de lentejas se corrompen bajo cualquier uniforme armado al servicio del orden establecido o que, a cambio de liberarse del trabajo, bajo el paraguas del amarillismo sindical, viven a cuerpo de rey mientras los ERE’s pululan por doquier, nuestros enemigos son los parásitos que viven en los Parlamentos, los reyes que se van de caza mientras en su reino la miseria crece día día, son eso medios de masas que manipulan y distorsiona la realidad, son aquellos quienes nunca han dejado de hacer su particular guerra, son numerosos y tienen la fuerza del terror estructural para que seamos lo que quieren que sean, pero a desgana de sus deseos, en este caso su plan no les saldrá bien.

 ¡Unión, acción y autogestión!

 CNT-AIT de Sabadell

 Secretaría de Prensa y Comunicación

No hay comentarios: