Facebook CNT Pto.Real

miércoles, 29 de mayo de 2013

BLESA CONCEDIO A IU NUEVE CREDITOS POR 5,4 MILLONES TRAS UN IMPAGO EN 2004


Blesa concedió a IU nueve créditos por 5,4 millones tras un impago en 2004

(la foto no pertenece al articulo) Si hay un partido político que debe estar agradecido en España a Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, ese es Izquierda Unida (IU). Según consta en los informes de gobierno corporativo de la entidad, entre 2005 y 2009 Blesa concedió a esta organización un total de 9 créditos por un importe conjunto de 5,43 millones de euros. Supone 11 veces más que lo que otorgó al PSOE -los socialistas recibieron durante ese periódo 3 créditos por sólo 490.000 euros- y casi 60 veces más que al PP, al que concedió únicamente 3 avales por 95.000 euros.

Esta cantidad supone 11 veces más que lo que otorgó al PSOE -los socialistas recibieron durante ese periódo 3 créditos por sólo 490.000 euros- y casi 60 veces más que al PP, al que concedió únicamente 3 avales por 95.000 euros.

Lo llamativo es que estas concesiones se produjeron ya en plena crisis económica, con el grifo del crédito completamente cerrado para pymes y autónomos y después de que Izquierda Unida hubiera registrado el año anterior un impago. En el balance de Caja Madrid a 31 de diciembre de 2004 aparecen operaciones de crédito con IU por 2,38 millones de euros, de los que 884.630 euros "están en situación vencida", según consta en el informe de gobierno corporativo de ese año, remitido a la CNMV.

Préstamos continuos

Tan sólo un año después de que se diera esa situación, Miguel Blesa otorgó un crédito de 2,02 millones de euros al partido que dirige ahora Cayo Lara. En 2007 le dió otros tres más por 1,02 millones (uno de ellos no iba para la organización federal sino para el grupo municipal de Córdoba); en 2008 concedió 400.000 a Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid y en 2009 firmó hasta tres préstamos más por 2,138 millones. Según aparece en los informes de gobierno corporativo son prestamos de todo tipo. En éste último año hubo, por ejemplo, una línea de crédito de 200.000 euros, un préstamo sindicado por 332.000 euros y préstamo hipotecario por 1,6 millones. Los tipos de interés variaron entre el 1,2 y el 2,7 por ciento y los contratos se firmaban con garantías hipotecarias o personales. Al cierre de 2009, el último ejercicio completo de Blesa al frente de Caja Madrid -en enero de 2010 fue sustituido por Rodrigo Rato-, la entidad tenía firmados créditos en total por 2,2 millones de euros con Izquierda Unida y otros 760.000 euros con el PSOE.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los préstamos concedidos a los partidos políticos se dan por plazos de tiempo bastante cortos -a 8, 9, 12 o 36 meses- con el objetivo de financiar su funcionamiento diario. Aunque de momento, el juez Elpidio José Silva, que está investigando a Miguel Blesa y que dictó hace semana y media pena de prisión eludible bajo fianza, está analizando sólo los créditos concedidos al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, no se descarat que pueda analizar también otros préstamos por si hubiera presuntas irregularidades.

De hecho, Bankia ha remitido ya toda la información al juez acerca de la gestión crediticia de su expresidente, que el magistrado, titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid, ha tachado ya de "aberrante", encontrado múltiples "indicios y evidencias de criminalidad".

No hay comentarios: