Facebook CNT Pto.Real

lunes, 11 de febrero de 2013

LOS TRASLADOS QUE PLANTEA NAVANTIA SERAN OBLIGATORIOS SI NO HAY ACUERDO


Los traslados que plantea Navantia serán obligatorios si no hay acuerdo

La propuesta de movilidad laboral planteada por la dirección de Navantia a la plantilla de Puerto Real es, en principio, voluntaria. Pero, en caso de que no tenga el acuerdo de los trabajadores, la empresa podrá optar por aplicar el carácter forzoso de esos traslados de empleados.

 El concepto de movilidad puede ser aplicado por las empresas, pero sus criterios pueden variar según los convenios colectivos. En este caso, como ya adelantó ayer este periódico, la compañía pretende 'tapar' huecos de producción como los que existen ahora en Puerto Real, y llenar otros en los que hace falta mano de obra.

 Sin embargo, el planteamiento inicial de la voluntariedad podría tornarse en obligatorio si no se produce un acuerdo entre compañía y trabajadores. De ahí la importancia de la asamblea de trabajadores que se celebrará mañana martes a partir de las diez de la mañana en el astillero puertorrealeño.

 Así, según confirmaron ayer fuentes sindicales, la propuesta inicial (que podría variar) engloba a un total de 200 trabajadores, lo que supone la tercera parte de la plantilla. Un grupo se pretende que vaya a la factoría de San Fernando, entre la División de Sistemas FABA y otros departamentos. en San Fernando; otro grupo reducido de no más de 20 operarios recalaría en el astillero de Reparaciones de Cádiz; e incluso hay otro grupo de ingenieros actualmente con su puesto de trabajo en Puerto Real a los que se les plantea desarrollar su labor en la Base Naval de Rota donde, hay que recordar, se espera la llegada de los buques de EEUU para el escudo antimisiles de la OTAN.

 Pero lo que más repercusión tendría en el seno de la plantilla del dique puertorrealeño son los traslados planteados por la empresa con destino en Cartagena. El ofrecimiento inicial habla de más de 100 trabajadores que pasarían a participar de los trabajos de construcción, entre otros encargos, de los cuatro submarinos S-80 para la Armada Española, y que en principio se entregarán entre los años 2016 y 2019.

 El plan de movilidad anunciado a los trabajadores tiene fecha: no menos de dos años y un máximo de nueve. Es al grupo de Cartagena, el más numeroso, al que más afectaría la duración del traslado: cinco años e, incluso para algunos, nueve años. A ello hay que unir el hecho de que ya hay unos 20 trabajadores reubicados en otras factorías desde hace un año.

 Esto, como explicaron ayer fuentes sindicales, es uno de los asuntos que más preocupa a la plantilla ya que, como indicaron, en caso de que la plantilla fija se reduzca un tercio, no se tendría certeza de la búsqueda de nuevos contratos de construcción.

 Los sindicatos han expresado en muchas ocasiones la urgencia de la llegada de la segunda serie de los Buques de Acción Marítima (BAM) ya que generaría una actividad laboral en la factoría que daría empleo no sólo a los casi 600 trabajadores de la plantilla fija, sino también a muchos de la industria auxiliar. Hay que recordar que así ocurrió con los últimos barcos entregados a la Armada de Venezuela donde, incluso así lo reconoció la dirección de Navantia, se alcanzaron picos de empleo históricos en la Bahía de Cádiz: más de 6.000 operarios de industria auxiliar. Sin embargo, la realidad es distinta: hoy, como también reconoció la patronal de las contratas, Femca, muchas empresas auxiliares han podido y han querido dar el salto a otros países para seguir sobreviviendo. Y en la factoría, en los talleres de cabecera no hay actividad desde hace tres años.

 Por su parte, el comité de empresa declinó ayer hacer declaraciones al respecto hasta mantener la asamblea mañana a partir de las 10:30 horas.

No hay comentarios: