Facebook CNT Pto.Real

lunes, 11 de febrero de 2013

ENCIERRO DE LOS MINEROS ARAGONESES


Los mineros aragoneses encerrados recuerdan a los sindicatos que lo prioritario es el carbón y el empleo

 En un comunicado emitido ayer, los cinco mineros encerrados desde el jueves en la mina de Mequinenza, Zaragoza, advierten al gobierno y a los sindicatos que si no hay soluciones "emprenderemos las acciones necesarias para reivindicar lo nuestro. ¿O no tenemos derecho a vivir?"

 La última mina que permanecía abierta en la provincia de Zaragoza cerró el pasado 31 de diciembre tras el fin de la actividad de la central térmica de Escucha, que quemaba su carbón. La térmica de Andorra, propiedad de Endesa, se niega a utilizar el carbón de Mequinenza alegando que perjudica sus calderas.

 En el decreto del Ministerio de Industria, que fija los volúmenes máximos de producción de carbón para 2013, no se determina un cupo para la mina de Mequinenza, propiedad de Carbonífera del Ebro, lo que originaría el cierre definitivo de la mina, donde trabajan medio centenar de personas.

 Los sindicatos CC OO y UGT abortaron el jueves la acampada de cinco mineros en la Puerta del Sol, cuando los trabajadores ya estaban en camino a Madrid, alegando que su acción podría perjudicar las negociaciones y con amenazas de abandonar dichas negociaciones, lo que provocó fuertes tensiones entre los trabajadores, según afirma el Movimiento Ciudadano de Apoyo a los Mineros.

 El mismo jueves, tras regresar a Mequinenza, cinco mineros se encerraron de manera indefinida en la mina sin contar con los sindicatos, aunque las organizaciones respaldan esta acción. El decreto sobre los cupos para el carbón podría publicarse este lunes, momento en que los trabajadores debatirán si siguen con sus protestas.

  En su comunicado, los encerrados denuncian a la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, por no haber contestado a la solicitud de la alcaldesa de Mequinenza para mantener una entrevista, con la presencia también de los delegados de los trabajadores.

 También critican la indiferencia del Gobierno aragonés y, especialmente, la pasividad de la Consejería de Industria. "Si el ministerio lo decide políticamente, Endesa comprará las toneladas de Mequinenza, y si la voluntad política de la presidenta [de Aragón] fuese la que dice tener, el Ministerio de Industria ejercería la presión necesaria sobre Endesa", dice el escrito.

 Ante la reunión de este lunes entre el Gobierno autonómico y los sindicatos, los encerrados les recuerdan "a todos, Gobierno y sindicatos, que lo prioritario ahora es la supervivencia del carbón de Mequinenza y su empleo".

 Los mineros señalan que van a estar pendientes de las negociaciones y de la publicación del decreto, y advierten a gobierno y sindicatos que "si no hay solución emprenderemos las acciones necesarias para reivindicar lo nuestro. ¿O no tenemos derecho a vivir? recordarles a todos (Gobierno y Sindicatos) que lo prioritario ahora es la supervivencia del carbón de Mequinenza y su empleo.

No hay comentarios: