Facebook CNT Pto.Real

martes, 26 de febrero de 2013

COMUNICADO DE LA CNT-AIT ZARAGOZA ANTE EL DESALOJO POLICIAL DE SU SEDE SINDICAL


Comunicado de CNT-AIT Zaragoza ante el desalojo policial de su sede revertida como Patrimonio Sindical Acumulado

El sindicato CNT-AIT denuncia la irregular actuación de la Delegación de Gobierno en Aragón, que ha procedido al desalojo policial de este sindicato del espacio que habíamos inaugurado en la en calle Padre Manjón nº 1. Este edificio pertenece al Patrimonio Sindical Acumulado, gestionado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 Durante la mañana del lunes, 25 de febrero de 2013, se atendieron a los distintos medios que pasaron por nuestra nueva sede en lo que fue el Hospital Geriátrico San Jorge. Además se atendió a grupos de vecinos y vecinas y representantes de distintas asociaciones que nos han mostrado su apoyo y su alegría de que por fin alguien pusiese fin al expolio y abandono que estaba sufriendo el edificio.

 También se personaron representantes de la Delegación de Gobierno en Aragón, que entraron y examinaron el edificio sin que este sindicato pusiera objeción alguna. Todas estas personas han podido ver con sus propios ojos el estado de dejadez y abandono en el que el edificio se había visto sumido por la inacción de los poderes públicos, así como los primeros resultados de las labores de rehabilitación emprendidas por este sindicato, en cumplimiento del art. 5.3 de la Ley 4/86 de cesión del Patrimonio Sindical acumulado.

 A las 21.20 horas de ayer se presentaron varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial (UIP), (6 furgonetas) ordenando a las personas que estaban reunidas ahí que abandonasen el edificio ya que tenían una orden “dictada por un juez” de “desalojo del edificio”.

 En la calle también se encontraban varios policías de paisano y los efectivos policiales cortaron la circulación de vehículos e incluso prohibieron el paso a cualquier persona que quisiera pasar por la zona e identificaron a quienes mostraron cualquier tipo de oposición a su actuación.

 Una vez examinada la “orden de desalojo”, pese a las graves irregularidades que presentaba el escrito del juzgado, las personas que se encontraban en el interior han procedido a salir del edificio sobre las 22.30 horas, ya que los Policías habían comenzado a causar daños en las puertas.

 Durante ese tiempo decenas de personas mostraron en la calle su apoyo a la gestión por parte de CNT del edificio concentrándose en la confluencia de Padre Manjón con Unceta.

 No hubo ni detenciones, ni hubo violencia alguna, ni más daños que los producidos en las puertas por la acción de la UIP.

 Desde CNT consideramos que la “orden de desalojo” es un ejercicio de prevaricación: se basa en la falsedad de que CNT perseguía la propiedad del inmueble a la vez que incongruentemente habla del Patrimonio Sindical Acumulado. Cualquier jurista sabe -y este sindicato también- que el PSA es patrimonio de todos los trabajadores y trabajadoras y que el ministerio debe, obligado por la ley, ceder la gestión a los sindicatos que soliciten su uso, que es precisamente lo que le habíamos notificado al Ministerio y la Delegación de Gobierno.

 Pasos previos que se han ignorado por completo desde la Delegación de Gobierno y el juzgado. Por si fuera poco, comprobamos con sorpresa que la petición de desalojo se emite desde la Delegación del Gobierno en Aragón, que ha actuado por su cuenta sin cotejar en ningún momento la información del proceso de cesión con el responsable real, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que venía dilatándose desde hace más de una década.

 Este Sindicato anuncia que se emprenderán más acciones para saldar, mediante la cesión de Patrimonio Sindical Acumulado, la deuda que el Estado tiene con CNT en la ciudad de Zaragoza. Quien quiera puede informarse de dicha deuda en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y que emprenderá las medidas que considere oportunas para denunciar lo sucedido, ya que consideramos que se ha producido un atropello flagrante a la legalidad vigente y a los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

No hay comentarios: